Ten Bel y el cicloturismo

Ten Bel y el cicloturismo

Ten Bel

Ten Bel

Ten Bel nació 1963 (de la mano del empresario belga Michel Huygens) como unión de las palabras Tenerife y Bélgica, creció al ritmo de los diferentes complejos que lo componen: Alborada, Bella Vista, Drago, Eureka, Frontera, Géminis, Maravilla y Primavera. Se trata de un complejo situado en Las Galletas, rodeado de jardines unidos por paseos y pequeños parques. Llegó a tener 5.200 camas turísticas en su momento de máximo esplendor en los 80.

Este complejo fue pionero del ocio en Tenerife, contaba con el primer centro comercial del sur, el más moderno y próspero de la Isla, con más de 70 locales. “La noche latina” de su sala La Ballena era todo un referente del ocio nocturno y las celebraciones. Pero el cambio de propietarios, el abandono de los jardines, las zonas comunes, y la venta de apartamentos terminó por convertirlo en una vaga sombra de lo que fue.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuente Ten Bel

El Ayuntamiento de Arona tiene intención de instalar un centro de salud, una sede de la Policía Local y otra de atención al ciudadano, pero como siempre sucede con las políticas de todo tipo: se quedan en promesas.

Lo que no ha cambiado tanto es la configuración de la población de residentes que continúa teniendo en la comunidad Belga a un nutrido grupo de residentes que conforman el mayor pelotón de cicloturistas de la isla, si bien también hay italianos, ingleses, etc.

Desde comienzos de año hasta la llegada del verano, y coincidiendo con lo más duro del invierno europeo, vienen a pasar unos meses y a disfrutar de nuestro agradable clima invernal.

Grupeta de belgas

Grupeta de belgas

Cualquier día de la semana, desde primera hora es fácil encontrarse con varios grupos bastante numerosos de cicloturistas que atendiendo a sus distintas capacidades (la gran mayoría son jubilados) forman grupetas para recorrer las diferentes localidades del sur de la isla. Les podemos ver tanto con las bicis de carretera como con otras de paseo e incluso eléctricas yendo a comprar. Tampoco resulta extraño ver mujeres dentro de estos pelotones, lo que habla mucho de la tradición de los Belgas por la movilidad en bici.

Por su aspecto de gente mayor podemos tener la tentación de pensar que no caminan mucho y van muy despacio, pero cuando compruebas que salen casi todos los días de la semana a realizar rutas de entre 50 y 70 kilómetros te das cuenta que fondo no les falta, y sin la juventud perdida serían rivales a tener en cuenta en cualquier grupeta de jóvenes ciclistas. Su ritmo es ideal para los que comienzan a rodar en grupo y quieren aprender de ciclistas experimentados. Tenemos entre ellos a un ex-profesional (Willy De Geest) y un campeón de bélgica en su categoría de edad (Werner Dullaert) y otros muchos con los que con el español que hablan, un poco de inglés, francés, italiano o el lenguaje de signos os llegaréis a entender y haréis buenos amigos y mejores compañeros de carretera.

[Slideshow "ten-bel-y-el-cicloturismo" no encontrado]

Fuente: pedaleandoporcanarias.com

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola