San Felipe, la casa del ciclista.

San Felipe, la casa del ciclista.

San Felipe

Conociendo San Felipe

Cierras los ojos un momento… Los vientos Alisios te acarician la piel, el Atlántico golpea con sus olas la orilla e inspiras la brisa del mar, te ríes de la última ocurrencia del  compañero mientras vais pedaleando juntos,,, no hay duda estás en  San Felipe.

Las leyes más importantes que rigen el mundo no están escritas en ningún papel, nadie se atrevió a redactarlas nunca, se forjaron a base de costumbres y hábitos, sin que nadie obligase a su cumplimiento. No hace falta todo el mundo las cumple y nadie las discute… En realidad a veces son difíciles de explicar, pero muy fáciles de acatar.

Y si hay una escrita en el ámbito de la bicicleta es la que dicta que, si eres ciclista, resides en la zona norte de Gran Canaria y presumes de ello, no puedes evitar rodar por el paseo de San Felipe.

San Felipe

Paseo de San Felipe

Sería absurdo empalagar con una hoja de ruta o con perfiles de desnivel, quizás hace unos años aquello podría tener algo de interés pero hoy en día, en la era de la comunicación, todos tenemos gps o móviles que nos dan ese tipo de información en tiempo real.

A veces pensamos cuál es el atractivo real que hace de este lugar un centro de reunión habitual del pelotón ciclista de  Gran Canaria… Y llegamos a la conclusión de que el éxito, aparte de otros factores, se debe al increíble ambiente ciclista que se vive todas los días. No sólo ya en fin de semana, donde son innumerables el número de ciclistas que disfrutan de las mañanas, sino que San Felipe tiene también su “clientela fija”, que disfrutan de la zona a diario; y que hace que se hayan creado muchos lazos de amistad entre todos los usuarios.

San Felipe

Playa de San Felipe

Por supuesto que tiene muchas más virtudes, una de ellas, quizás de las más importantes sea que da cobijo a todo el mundo, al tratarse de una de las pocas zonas llanas de la cara norte de la isla. Tan pronto te puedes encontrar a un aficionado casual, que salió la mañana del domingo, un grupo de jubilados abonados todos los días, como al triatleta entrenando, estirado encima de su cabra o un grupo variopinto que se encontró ese mismo día y ruedan juntos charlando… En bici de carretera, en MTB, o hasta en triciclo nos atreveríamos a decir. Todo el mundo se rinde a San Felipe.

Si te estás iniciando o nos visitas de fuera, a modo de explicación para que localices el lugar, decirte que vayas al auditorio Alfredo Kraus, salgas a la autovía del norte GC-2  y no la abandones hasta que veas  la salida con su nombre. O que preguntes a cualquier ciclista que veas por la carretera, solemos ser numerosos y te informaremos sin problema.

Uno de sus handicap radica en que se llega en autovía, es verdad; aun así, tenemos la ventaja que una vez llegados a la población de Bañaderos, la velocidad de los coches se reduce mucho, debido a que a menudo no es raro ver a nuestros ángeles custodios, disfrazados de guardias civiles, regulando el trafico.

San Felipe

Charca de San Felipe

Disfrutar de la mañana dando pedales, tomarte un cortado en el bar (fantásticos por cierto), darte  un paseo a pocos metros del mar, oyendo el golpeo de los cantos empujados por las olas, sentir el alisio acariciándote mientras respiras el aroma del atlántico o hasta darte un baño en la charca durante todo el año. Son muchos factores que  no podrás desdeñar fácilmente si recorres alguna vez la zona.

San Felipe no solamente es frecuentado por ciclistas. Otros tipos de deportistas también se rinden a su encantos. Resulta curioso ver a los chavales que se dedican coger olas, apoyados en sus coches aparcados a pie de mar, vigilando la marea, buscando la ola perfecta o los corredores trotando de arriba a bajo del paseo, vigilando sus cronómetros o a la ama de casa dándose su paseo matutino.

Si has decidido profundizar en tu deporte favorito, y quieres empezar un poco más en serio, pero te da miedo la carretera; o no estás acostumbrado a rodar con coches alrededor (cosa muy normal), no te preocupes, puedes meter la bicicleta en el coche, evitarás salir sin experiencia a la carretera y no tendrás problema para aparcar, pues la zona dispone de plazas de aparcamiento.

San Felipe

Charca de San Felipe

Desde Las Palmas salen unos 18 km, hasta el final, últimamente han arreglado el asfalto y está en buenas condiciones.Y prácticamente todo el trayecto es llano, salvo “la interminable” a la vuelta, así que deja algo de fuerzas para el regreso.

Sin embargo no está de más que solicitemos, una vez más, a las autoridades competentes, una señalización vial adecuada al frecuente tráfico de ciclistas de toda la zona. Queremos evitar accidentes por despistes de los conductores que siempre terminan por acogerse al “es que no te vi”, una vez que te han arrollado.

Y si eres un veterano, de los que van a menudo, sólo decirte que no faltes a tu cita y que sigas disfrutando de San Felipe durante muchos años.

Dedicado a nuestro amigo Antonio Hernandez, fallecido trágicamente en noviembre de 2013. Pedaleando te conocimos, pedaleando nos dejaste y pedaleando continuamos. Un abrazo.

[sgpx gpx=”/wp-content/uploads/gpx/San Felipe 2.gpx”]

San Felipe
San Felipe
Conociendo San Felipe.
San Felipe
Conociendo San Felipe.
San Felipe
Conociendo San Felipe.
San Felipe
Conociendo San Felipe.
San Felipe
Conociendo San Felipe.
San Felipe
Conociendo San Felipe.
San Felipe
Conociendo San Felipe.
San Felipe
Conociendo San Felipe.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola