Desde que te fuiste… Un año sin Antonio Hernández

Desde que te fuiste… Un año sin Antonio Hernández

Antonio HernándezDesde que tú te fuiste poco ha cambiado,  todo sigue prácticamente igual, como si todos estuviéramos esperando que volvieras del viaje que emprendiste hace un año. Ya hace un año y parece que fue ayer, como si te hubieras ido para volver, por eso te escribo esta carta, como si fuera una ausencia transitoria  y todavía todos estuviéramos esperando verte de vuelta.

Aunque al entrar en San Felipe, donde diste tus últimas pedaladas, guiñemos la vista a lo lejos y creamos verte, con tu trote, “a tu ritmo”, como tú mismo decías siempre, subido en tu Canyon, peleándole  la evidencia a tu traicionero corazón, castigado y cansado.

Antonio Hernández

Antonio Hernández

Y aunque por las mañanas de los sábados en el Obelisco todavía haya gente, hay menos ruido. No sé, menos risas, menos alegría, quizás porque todos andamos todavía mirando para el rincón de la calle por donde llegabas a tu ineludible cita semanal, como si esperásemos que por arte de magia aparecieras, chillando y maldiciendo a unos y a otros, mientras que guiñabas el ojo al de al lado.

Antonio Hernández

Antonio Hernández

Es un sentimiento que comparte mucha gente. Lo he podido comprobar, porque eso sí Antonio, aunque ya no estés, sigues teniendo los mismos amigos o quizás más, porque todavía se habla de ti cómo si estuvieses entre nosotros, contando batallas que unos y otros tuvieron contigo. Tenías que ver qué cantidad de compañeros fueron a despedirte. Acostumbrados a vernos de corto, alguno casi no nos conocíamos vestidos como personas normales y con el gesto serio y triste con el que te despedimos, tan distinto del que siempre teníamos contigo.

Un Año sin Antonio Hernandez

Un Año sin Antonio Hernandez

Como te decía, pocas cosas han cambiado, todo sigue igual. Los viejillos siguen con sus salidas mañaneras, su cortadito y su eterna juventud, con el paso del tiempo aumento en el club, ya sabes, cosas de la edad. Los acabados seguimos siendo unos acabados, no tenemos solución, sólo que ahora no tenemos a nadie que nos lo diga o por lo menos, con tu sinceridad.

Un Año sin Antonio Hernandez

Un Año sin Antonio Hernandez

Te ibas a “descojonar” de lo lindo con algunas cosas… Como bien decías siempre…”el puto pp tiene al país hecho una mierda”, sí Rojo, tenías razón, esta gente está dejando esto como un solar y para colmo, todos los días meten a alguno al talego, pringado de mierda hasta las orejas y… ¿sabes qué? Les tienen acojonaos unos comunistas, más rojos que tú si cabe, para que alucines… porque eso sí, desde que te fuiste se acabaron las discusiones de fachas y sociatas, quizás porque ya sabemos que son lo mismo. Me hubiera encantado verte con espuma en la boca, maldiciendo de unos y otros.

Ahora que lo pienso, alguna cosa sí que ha cambiado… Ganamos la liga, con un par. El Aleti ganó tío, fuimos capaces. Tenías que verles la cara que se les quedó a algunos, te cuento esto porque seguro que te gustará saberlo, si desde donde estás, no llegaste a oír mis gritos.

Al chicha y a mi ahora nos dió por escribir, sí, no me digas muy bien cómo ni por qué. Ahora ya no son crónicas que leen cuatro amigos por email, para provocar una sonrisa, sino que escribimos para todo aquel que quiera leer lo que hacemos; y son ya muchos, hasta los hay que les gusta y todo. Tiene “cojones“ la cosa, después de toda la vida con el martillo en la mano, resulta que lo mío era la pluma y, lo que empezó siendo un sueño, con trabajo, lo vamos consolidando. Incluso para eso te echamos de menos, pues no tenemos ni puñetera idea de papeleos.

Un Año sin Antonio Hernandez

Un Año sin Antonio Hernandez

Así que en esas estamos, intentando acostumbrarnos a vivir sin tí, intentando seguir juntos, intentando seguir riendo e intentando recordarte cada vez que nos juntamos, seguramente porque es la manera que tenemos de tenerte cerca, aunque tú ya no estés. Por eso, ahora que se cumple un año de tu falta, nos ha costado tanto escribirte algo o ponernos de acuerdo acerca de lo que haríamos para recordarte en el aniversario de tu marcha, porque es como admitir,  que ya nunca te vamos a volver a ver y eso amigo, sí que es más difícil de aceptar. A sí que haremos algo sencillo, nos juntaremos este sábado donde siempre, en la plaza del Obelisco, a la hora de siempre, las 8:30 y pararemos en el mismo lugar donde te fuiste, guardando un minuto de silencio.

Sin más me despido, sólo quería que supieses que nadie te olvida, que todos te seguimos queriendo mucho y que aunque ya no vuelvas de tu viaje, ojalá te lleve esta carta y te rias al leerla, pensando en todos tus colegas. Un abrazo amigo y Forza Atleti.

 

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola