Leones contra plátanos. 3ª Etapa Cape Epic 2015.

Leones contra plátanos. 3ª Etapa Cape Epic 2015.

Leones contra plátanos. 3ª etapa Cape Epic 2015

. 3ª etapa Cape Epic 2015

Se les recalienta el motor a nuestros corredores en la Cape Epic 2015. Las largas distancias y la acumulación de días de esfuerzo van pasando factura, pero ambos equipos consiguieron llegar a meta, con susto mecánico incluido.

Los dos corredores del Maspalomas Costa Canaria invirtieron 7:19.390 y consiguieron adelantar hasta la posición 165 de la general, en el 43 de su categoría, Pedro Rivero y José Marrero llevan en total 21:11.447 horaas subidos en la bicicleta en sólo 3 días, prácticamente, por que la primera etapa fue un prólogo de apenas unos pocos kilómetros.

Leones contra plátanos. 3ª etapa Cape Epic 2015

Corredor exhausto por no quedar fuera de control en la Cape Epic 2015

El otro canario Alejandro Banchio, que corre en el equipo Team CANSA Tarraco 4  junto con Luis Alberto Cristóbal invirtieron 9:31.434, ocupan la posición 516 de la general con un tiempo total de 27:37.239.

Fueron testigos de la imagen destacada de un equipo de corredores que llegaron desfallecidos  a tan sólo 1 minuto del fuera de control que estaba en 10:30. Esta prueba es distinta y deja imágenes increíbles, que nuestros corredores comparten con nosotros.

José Marrero manda su crónica diaria:

“Se levanta el día con mucho frío y humedad. La caseta y la  hierba empapadas te hacen pensar que ha llovido pero nada de eso,  gracias a Dios.

Hoy hay que levantar el campamento porque nos trasladamos, con lo que al trajín de cada día se suma hacer la maleta intentando hacer milagros para que todo vuelva a su hueco. Misión casi imposible.

Puesto 168 de la general nos da la posibilidad de salir a las 7:10. Tengo buenas sensaciones y parece que las piernas quieren guerra.

Se da la salida y como siempre el diésel se mantiene tranquilo. De todas formas ya la gente ha perdido explosividad. Normal,  supongo. Van pasando los km y nos alcanza la cabeza del grupo que salió justamente detrás. Son nuestros paisanos de Baleares.

Lo de los españoles aquí es curioso. Hay 22 equipos formados por españoles o al menos uno es de nuestra nacionalidad. Más o menos 40 corredores. Y creo que, menos los tres canarios,  los dos de Baleares y uno de Zaragoza,  el resto son todos catalanes. Igual me equivoco.

Los de Baleares, Miquel y Xisco son dos veteranos de la bici. Miquel corrió las dos ediciones de aquella gran carrera por etapas que tuvimos en Canarias y no supimos o no pudimos mantener:  La Red Bull Time Out. Xisco en cambio viene de la carretera y esta es su primera competencia en mtb. Con dos. . . narices.

Después de una importante avería el día anterior tuvieron que salir en el último cajón pero enseguida nos cogen. Son un equipo para estar luchando para entrar en el top 100.

Hablamos de ir juntos pero pronto nos dejan. Tan pronto como llega el primer repecho y yo me quedo. Hoy ha sido el día de los repechos más duros. No había tanto desnivel como días anteriores pero sí que subidas más duras.

Para colmo mi horquilla no va. Se ha bloqueado y queda prácticamente así toda la etapa. En cada bajada los brazos se me iban a partir. Hay que aguantar. Temo que parta. Maldita mi suerte: donde recupero posiciones es en las bajadas. Ahora ya ni eso. Poco tiempo después volvemos a encontrar y pasar a los compis. Xisco tiene la cala suelta.

Van pasando los kms como podemos. La altimetría dice que los últimos 40 km son prácticamente llanos y ahí me defiendo mejor. Deja ver cómo llego ahí. Mis brazos van a reventar y peor si es la horquilla la que se retira del juego.

Los paisanos nos vuelven a pillar. A Xisco parece ser que le gustó una parcela y se fue a visitarla de cabeza. Chapa y pintura. Repecho y me quedo. Bajada y vuelvo a pillar.

Y por fin los últimos 40 kms. Banco de arena con lo que hay que caminar como media hora. Imposible pasar. Igual alguno pasó.

Último avituallamiento. Nos lo tomamos con calma,  quizás el más tranquilo hasta la fecha. Cargamos agua,  algo de sandía,  isotónico,  engrase de cadenas y al grito de «vaaamonos»  salimos los cuatro españoles. Justamente en la salida nos encontramos con los italianos,  les grito para juntarnos los seis, pero en ese momento pincha. Vaya suerte tiene esa gente con nosotros. Cada vez que nos los cruzamos pincha.

Comienza el tramo más fudenero hasta ahora. Quedan unos 20 km y según el perfil que nos ofrece la organización no hay apenas desnivel. Del viento no dicen nada. Acordamos ponernos a tirar a relevos y hasta donde podamos. Es nuestro terreno y estamos con piernas,  pienso.

Leones contra plátanos. 3ª etapa Cape Epic 2015

Leones contra plátanos. 3ª etapa Cape Epic 2015

Pedro se pone a tirar y enganchamos a un equipo sudafricano. No nos puede seguir. Pedro sigue tirando,  yo a rueda y Xisco detrás. Pero Miquel se descuelga y su compañero tiene que esperarle. Le grito a Pedro. Que hacemos,  nos preguntamos. Decidimos seguir tirando nosotros,  al fin y al cabo,  como dijo el temperamental escritor : «Yo he venido a hablar de mi libro».

Esperamos que no se enfaden. Tocará invitar a las cervezas. Seguimos con lo nuestro. Otro equipo en el punto de mira. Le digo a Pedro que a por ellos,  le relevo,  les alcanzamos y les pasamos. Se trata de un equipo mixto belga.

Un pequeño repecho y me descuelgo un poco. Los belgas me cogen y se ponen a rueda. Recuperar piernas y a tirar. Vuelvo a ponerme a rueda de Pedro y otro equipo,  esta vez brasileño,  que se nos pone a rueda. Se quedan los cuatro.

Cruzando una laguna y tres equipos más a la vista. Identificamos a lo lejos al equipo argentino y al británico. El tercero no le tenemos controlado. Les pillamos y le digo a mi compañero que en este pedregal mejor ponernos a rueda y recuperar, que el viento aquí pega de lo lindo.

Que va,  muy lentos. El argentino,  que ya nos conoce,  nos grita que  a dónde vamos con esas prisas. Le saludamos y seguimos.

Se termina la laguna,  un pequeño montículo y asfalto. No puede ser. Una recta interminable y muy a lo lejos se divisa lo que parece otro dúo.

Nos relevamos perfectamente. Unos 8-10 km de asfalto con todo metido y viento de frente. Que buenas piernas tengo. Qué pena que en las subidas no están. Llegamos al último kilómetro y vuelta a la tierra. Alcanzamos,  y pasamos,  a la pareja de Namibia que nos precedía. Se acabó la etapa. Avanzamos posiciones en la general.

7h:19. Puesto 168 de la etapa y 164 de la general.

Según llegamos, directamente a ocupar tienda,  coger el equipaje y la montura al taller. Hay que cambiar horquilla. Al final he tenido suerte ya que el riesgo que he corrido ha sido grande. La horquilla está para tirarla. En el segundo avituallamiento los de Sram me la desbloquearon y me advierten del peligro. Pero duró 10 km. Enseguida vuelve a lo mismo,  se bloquea otra vez. A pasar por caja toca.”

Leones contra plátanos. 3ª etapa Cape Epic 2015

Leones contra plátanos. 3ª etapa Cape Epic 2015

Mañana otro paseo sudafricano de 111 km con 2.000m de acumulado, el fuera de control se establece en 9h:30. Se anuncian fuertes lluvias y por lo visto la etapa pasa cerca de Fairy Glen Private Game Reserve una reserva de “los cinco grandes de Africa” (león, leopardo, rinoceronte, el elefante y búfalo). Ya lo que le faltaba a los nuestros, sufrir el ataque de un león hambriento, esperemos que les queden plátanos para hacerles frente, suerte chicos y un abrazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. En su navegador puede deshabitar las cookies y borrarlas.ACEPTAR

Aviso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad