Prueba de la Wilier Zero 9 Ultegra 11v

Prueba de la Wilier Zero 9 Ultegra 11v

Cuando pensamos en una bicicleta siempre estamos pensando en las tope de gama, da igual el fabricante, sólo pensamos en poseer la más excelsa máquina de dar pedales que se fabrique. La realidad, tan dura y cabezona ella, se empeña en ponernos en nuestro sitio y nos dice qué es lo que nos podemos permitir y qué no. La bici que traemos hoy, Wilier Zero 9, es una de las que entra en la categoría de bici que te puedes permitir y por ello hemos querido probarla.

La Wilier Zero.9 tiene un estilo clásico, con un cuadro más cercano al tradicional, de tubos redondeados, cableado externo, tija de sillín no integrada, y unos colores simples. En cierto modo podemos decir que se trata de una bici con cierta elegancia.

Pero también está fabricada utilizando las técnicas más modernas y los mejores materiales disponibles: se trata de un cuadro monocasco de fibra de carbono con un peso inferior a 990 gramos en el que no falta el pedalier BB386 de anchura aumentada y una pipa de dirección de grosores diferenciados (1”1/8 parte superior, 1”1/4 parte inferior), o el carbono de alta resistencia de 60 Ton, THT (Tappered Head Tube), tratamiento con nanopartículas de ZnO (Óxido de Zinc). Tecnologías que hereda de los cuadros tope de gama de la marca italiana: Cento1SR y Zero7.

En cuanto a los componentes que vienen montados en el modelo de serie son:

  • Manillar: FSA Omega
  • Potencia: FSA Energy Custom Wilier
  • Frenos: Shimano Ultegra
  • Cambio: Shimano Ultegra 11v
  • Desviador: Shimano Ultegra 6800 11v con platos compact 50/34
  • Ruedas: Mavic Ksyrium Equipe S (para la prueba montamos unas SSCar Carbon AF38 para cubiertas)
  • Manillar: FSA Omega
  • Potencia: FSA Energy Custom Wilier
  • Sillín: San Marco Concor Custom Wilier (para la prueba montamos un Astute Skyline SR con railes de titanio)

Recogemos la bici y comenzamos el periodo de pruebas con la intención de comprobar qué tal se comporta por nuestras carreteras, por las que tienen buen asfalto y, sobre todo, por las que lo tienen en mal estado. En subida, en bajada, con viento,…

Esta Wilier Zero 9 posee un cuadro bastante rígido, tanto que no notamos la más mínima flexión, ya sea sentados o cuando nos ponemos de pie. Si apretamos el ritmo la bici acelera con cada pedalada, no hemos tenido la sensación de perder parte de la potencia que aplicamos a los pedales. Responde bastante bien a los cambios de ritmo.

Si nos ponemos a bajar nos encontramos con una grata sorpresa, pues en descensos es muy estable y fácil de controlar. No hemos detectado reacciones extrañas ni cuando el viento lateral es fuerte, lo que da confianza en la bici.

Al subir o bajar por carreteras con asfalto en mal estado, el típico roto, con grietas y descarnado tampoco se oyen ruidos de ningún tipo. La bici está muy bien ajustada y la rigidez del cuadro ayuda a que todos los elementos que la componen trabajen bien. En esas condiciones, al ponerte de pie la bici, se mueve con la agilidad que se espera de una buena bici.

La bici resulta bastante cómoda en conjunto, y parte de la comodidad viene del sillín, en este caso el Astute Skyline SR, pero cada ciclista es único y este es uno de los elementos más delicados y personales de la bici, y lo que para nosotros es cómodo puede no serlo para otros ciclistas. Leer más sobre este sillín: Astute, un trono para tu bicicleta.

Las ruedas montadas eran el modelo SSCar AF38 para cubiertas, que sin ser un tope de gama sí que son unas buenas ruedas con una excelente relación calidad/precio. Nos gustó el hecho de que el perfil de 38mm es suficiente para obtener una mejora aerodinámica pero sin penalizar cuando te encuentras con vientos cruzados o laterales, aparte de mejorar estéticamente la bici. Lee más en: Prueba ruedas de carbono SSCar-Carbon AF38.

Sobre el grupo Shimano Ultegra 11v que monta la bici tenemos que decir que sorprende bastante con respecto al comportamiento del modelo al que sustituye de 10 velocidades. Los cambios son bastante suaves, algo lógico en un grupo nuevo, pero intuimos que con el uso el funcionamiento seguirá siendo bastante bueno. Los movimientos que hay que hacer para cambiar cortos, no tienes que forzar la muñeca para lograr que cambie; los clics de las manetas son eso, un clic, no hay que vencer una resistencia elevada en el mecanismo para que se realice el movimiento deseado. La mejora de este grupo es bastante importante y después de probar también el Shimano 105 11v podemos decir que ambos tiene un funcionamiento bastante superior a los modelos que sustituyen: Ultegra y 105 de 10v.

Como conclusión podemos decir que esta Wilier Zero 9 es una bici bastante rígida y a la vez cómoda para hacer largas rutas. No decepciona. Al contrario, sorprende dado que emplea materiales de alta calidad, de los que utilizan los modelos superiores, pero con un precio más ajustado, inferior a los 2.800€ y un peso de 7,5kg.

Por poner una objeción, el color naranja va perdiendo la vistosidad con el paso del tiempo, aunque sólo lo notarás si pones otra Wilier Zero 9 más nueva al lado de la tuya.

Empresa relacionada: Bicisport Wilier Canarias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. En su navegador puede deshabitar las cookies y borrarlas.ACEPTAR

Aviso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad