César Acosta responde a la Federación Canaria de Ciclismo sobre sus años de gestión de la Federación

Después de la agitada asamblea de la Federación Canaria de Ciclismo (celebrada el 19 de diciembre), en la que se ponía en entredicho la gestión económica del anterior equipo directivo de la misma, presidido por César Acosta, éste responde a las acusaciones. Explica la delicada situación económica de la Federación cuando llegó, la forma de proceder en el caso de las licencias de un día y el por qué no se obtuvieron subvenciones que la actual junta estimaba en unos 60.000€. Nosotros, del mismo modo que contamos lo que se dijo en la asamblea, os dejamos con sus palabras de réplica.

Ante los acontecimientos ocurridos con motivo de la asamblea celebrada por parte de la actual directiva de la Federación Canaria de Ciclismo en la sede de la misma y tras leer en algún medio de comunicación las justificaciones, acusaciones y opiniones sobre aspectos que atañen a mi persona, a mi gestión y a los miembros de la junta directiva que hubo hasta el pasado octubre 2014, no puedo permitir que mi honorabilidad, mi trabajo y la de los miembros de la directiva quede en entredicho.

Tras meditarlo y asesorarme legalmente hemos considerado que no pueden quedar impunes las declaraciones acusatorias infundadas de miembros de la actual junta directiva de la FCC sobre mi gestión.

Quiero hacer palpable la tristeza que me embarga por la poca seriedad, delicadeza y respeto que se ha tenido con la labor realizada durante 12 años de gestión llevada por mí y por los responsables al frente de la FCC. Sin entrar en todos los detalles, la gestión que iniciamos en el 2002 recuperó la situación económica de la FCC sobre la que recaía un embargo de 13.000€ . Conseguimos saldar esa deuda previa e iniciar una época de actividad federativa correcta.

Partimos de la base que, ante la situación de duda, desconfianza y desconocimiento en los aspectos de las licencias de un día, así como cualquier otro aspecto económico, me ofrecí, incondicionalmente, a asistir a la Asamblea celebrada el pasado sábado para ayudar, responder o lo que considerase oportuno cualquier miembro de la Asamblea o directiva y aclarar cualquier duda al respecto.

Cesar Acosta presidente de la Federación Canaria de ciclismo.

Cesar Acosta expresidente de la Federación Canaria de ciclismo.

Algún miembro de la directiva me indicó que sería muy importante que yo asistiese a la asamblea dada la situación y los temas a tratar, pero la respuesta del presidente a ese requerimiento y/o necesidad de mi presencia por un miembro de su propia junta fue : “No, no es necesario, sólo miembros de la directiva”. En ningún momento la actual junta directiva consultó conmigo, me cuestionó o me preguntó aspecto alguno sobre lo vertido en la posible delación de la obligación de presentar documentos contables ante la DGD. Aspecto que no es menos que asombroso, cuando yo personalmente les indiqué, cuando decidí no continuar como presidente de la FCC, que podían contar conmigo para cualquier tema, duda o consulta. Máxime cuando sigo ocupándome de la creación, gestión, mantenimiento y actualización de la web de la FCC y sus redes sociales además de múltiples aspectos de seguridad vial en los que asesoro cuando me solicitan.

Tras doce años de trabajo al frente de la FCC y dado que la Federación Española me reclamaba una mayor dedicación comuniqué mi deseo de no seguir en mi puesto. Dado que no había ningún candidato propuesto para el cargo, el presidente de la Federación Insular de Tenerife, Juan Marrero, me presentó, a principios del 2014, al que sería después elegido como presidente en las siguientes elecciones, Ramón Sierra.

Su predisposición siempre fue positiva, pero nos pidió que continuáramos, de algún modo, vinculados a la FCC, como así hicimos, debido a su poco tiempo libre para dedicar a la FCC. He hablado con él en cuatro ocasiones. Una de ellas cuando asistió por primera vez a a un Campeonato de Canarias, Enduro 2014 (Gran Canaria) ya como presidente de la FCC. Otra ocasión en una reunión de la directiva cuando me ofrecí a realizar labores de consultoría dada mi experiencia y a gestionar los servicios informáticos de la FCC.

Me he ofrecido en varias ocasiones a asistir con él a las asambleas nacionales o reuniones y así presentarle a todos los miembros de la directiva de la RFEC. Nunca mostró interés en ese ofrecimiento, que aunque no es obligatorio en sus funciones, sí facilitaría muchos aspectos del trabajo que se desarrolla en la FCC por la mejora del trato del deporte de la bicicleta y nuestros ciclistas.

Pasando ahora al tema de la acusación expresada públicamente por la actual directiva sobre mi gestión, se ha afirmado que la FCC ha perdido subvenciones por importe de 60.000€ al no presentar los documentos contables para poder optar a dichas ayudas. Sobre esta acusación, sobre la que no me preguntaron en ningún momento antes de la asamblea, manifiesto:

-Que aún tengo en mi poder copia de los datos contables oficiales de la documentación presentada ante la DGD (Dirección General de Deportes) en diciembre 2013 correspondiente al periodo de los cinco años anteriores, de julio 2008 a octubre 2013. La propia DGD exigía esos datos para las posibles subvenciones y fueron entregados como ha de estar registrado en el libro de “Entradas/Salidas” de la FCC o en su caso en la propia DGD. Esto debería haber sido lo primero a comprobar antes de verter una acusación infundada.

Por otro lado, decir que se han perdido 60.000€ es un dato que no sé de dónde obtienen. En varios años sucesivos, y debido a la crisis económica que argumentaba la DGD, no hubo subvención alguna, no solo para la FCC, sino para el resto de federaciones. Así como tampoco hubo ayudas de la Federación Española a los Campeonatos de España. Esto es tan sencillo de averiguar como ver la memoria de la DGD de esos años o de la propia RFEC.

El recorte llegó hasta el hecho de no entregar los uniformes a los deportistas de las selecciones canarias como venían haciendo cada dos años a instancias mías, y no cada cuatro como hacían anteriormente. Se llegó incluso a eliminar la presencia del propio juez de disciplina deportiva por parte de la DGD. Estas y otras medidas eran prueba de la política de recortes que hizo que cesaran las ayudas y subvenciones a las federaciones deportivas.

Con respecto a las licencias de un día y a su polémica, les indico cómo se realizaba el trámite, pero antes han de conocer un mínimo de historia. Hasta el año 2002 la FCC gestionaba contablemente todo el ciclismo y era dueña y señora de todas las licencias de Canarias, de todas, clubes, deportistas, técnicos, etc. Las insulares no tenían poder económico alguno, se limitaban casi, a establecer el calendario y a aportar los jueces. Era la Canaria (FCC) la que entregaba ayudas económicas a las insulares.

A partir de mi llegada a la FCC en el 2004, viniendo de la Insular de Gran Canaria y gestionando durante dos años ambas federaciones decido de mutuo acuerdo con las insulares y creyendo que era lo más positivo, ceder la gestión económica de las licencias de su isla a cada una de las dos insulares (Tenerife y Gran Canaria) así como la gestión deportiva, quedando en manos de la Canaria, el resto de islas. Se hizo de esta manera por estar claro que se le daba un mayor protagonismo a la federación insular y redundaría en una preocupación mayor de su propia gestión y por tanto el deseo de mejorar. El éxito de esta medida quedó demostrado posteriormente ante el auge deportivo que conseguimos.

Desde entonces, todas las pruebas deportivas de carácter insular, las gestionan las federaciones insulares, a excepción de las pruebas de carácter nacional o autonómico o aquellas de las islas sin federación, que las gestionaba la FCC.

¿Cómo funcionaba las licencias e inscripciones?

Prueba de isla sin federación.

El organizador enviaba a la Federación Canaria, una vez finalizadas las inscripciones, el listado de licencias de un día. La FCC comunicaba a la aseguradora (hasta el año 2010 era con nombre, apellido y DNI ,posteriormente sólo cantidad) las licencias de “no federados” y la aseguradora realizaba el cargo en la cuenta corriente de la FCC.

Mientras, el club u organizador abonaba EN CUENTA CORRIENTE de la FCC el importe de las licencias de un día.

Lógicamente, el importe que se abonaba a la aseguradora era menor del que el organizador pagaba a la Federación, pues el importe por licencia que pagaba el club era mayor que el que pagaba la FCC a la aseguradora (media de 5€). Existía un beneficio federativo que se utilizaba para la gestión de la FCC. Todo se realizaba por cuenta corriente, por lo que es sencillo verificarlo viendo los apuntes bancarios.

Aún así pueden consultar las copias de los correos electrónicos remitidos a la aseguradora de las licencias de un día hasta la fecha de julio de 2014 (campeonato de Canarias DH) que deben estar en los registros de los correos de la FCC.

Prueba en isla con federación.

Para las pruebas insulares o de carácter autonómico que se celebraban en Tenerife o Gran Canaria, era la federación insular la que gestionaba las licencias de un día y remitía a la Federación Canaria el número de “no federados” cuando las pruebas se celebraran en su isla.

Posteriormente ingresaba en cuenta corriente el importe correspondiente, obteniendo la insular ese beneficio de la diferencia entre lo que cobraba la aseguradora y lo que abonaba el organizador. Pero era la insular la que comunicaba a la Canaria el número de licencias de un día, existiendo, como no podía ser de otra manera, una confianza en la insular de los datos facilitados y abonando por ese número. Posteriormente la aseguradora realizaba el cargo en la cuenta corriente de la Federación Canaria por el número de asegurados que les comunicábamos, tal como nos indicaba a nosotros, la propia federación insular.

Cesar Acosta presidente de la Federacion Canaria de ciclismo.

Cesar Acosta expresidente de la Federacion Canaria de ciclismo.

Todos estos datos, contables y administrativos, pueden ser consultados en los registros de las asambleas celebradas durante mi gestión. Nunca la FCC sabía directamente, a no ser que fueran pruebas celebradas en las islas de Hierro, Gomera, Lanzarote, La Palma o Fuerteventura, el número de licencias de un día de una prueba, porque como ya he explicado, esa gestión había sido cedida a las federaciones insulares. De esta manera era la insular la que controlaba, por simple logística, sus propias pruebas.

Por último, no puedo dejar de mostrar mi tristeza y desasosiego al ver cómo aquello que tan duro fue poner en marcha se encuentra en esta situación de irregularidad, dudas infundadas y falta de comunicación.

No olvido que en el 2002 no llegábamos a 500 licencias en toda Canarias y el embargo de 13.000€ hacía muy difícil levantar la situación del ciclismo deportivo en Canarias. Aún así fuimos la primera federación que puso el sistema de solicitud de licencia por internet en el 2004.

Obtuvimos posicionamiento a nivel nacional por parte de jueces, técnicos o en mi propia persona con responsabilidad en la Federación Española. Es triste haber conseguido poner el ciclismo canario en el mapa y ver lo que está sucediendo actualmente. No sé quién miente o dice la verdad, no sé si la propia DGD tiene culpa al dar datos inexactos a la actual directiva de la FCC (algo inexplicable, por otra parte, cuando existen registros y hay datos de todo lo indicado).

No entiendo cómo la propia directiva actual de la FCC no ha hablado directamente conmigo antes de verter esas acusaciones cuando, insisto, AÚN realizo trabajos para la propia FCC y cuando mi contacto sigue siendo requerido cuando necesitan algún tipo de asesoramiento. Siempre he mostrado mi incondicional ayuda y aún así, han decidido verter acusaciones muy graves sobre mi persona y mi trabajo al frente de la FCC. Sobra decir que imputar a alguien un delito sin pruebas es constitutivo de delito, con lo que no entiendo cómo se ha obrado de esta forma tan irresponsable e imprudente. SI realmente creían que se había cometido esas irregularidades lo primero es hablar con las personas implicadas, pedir explicaciones y/o recabar pruebas para tomar las medidas oportunas.

Agradezco a pedaleandoporcanarias el derecho de réplica, ya que se publicaron las acusaciones vertidas contra mí por la actual junta de la FCC sin aportar prueba alguna y sin contrastar la información conmigo. Es labor de todo medio de información imparcial asegurarse de exponer todos los hechos y dar voz a todas las partes implicadas. Y no olvidemos que una cosa es opinar, a lo que todos tenemos derecho por la libertad de expresión y otra acusar sin pruebas, atentar contra el honor o difamar a alguien, lo que es constitutivo de delito y como tal, punible.

Muchas Gracias, César Acosta Lantigua

Enlace al texto pdf de esta réplica: Réplica César Acosta a la FCC

Así contamos lo que se dijo en la Asamblea General Ordinaria de la FCC: La Federación Canaria de Ciclismo ha perdido al menos 60.000€ en subvenciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. En su navegador puede deshabitar las cookies y borrarlas.ACEPTAR

Aviso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad