Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

El año pasado nos sorprendía la noticia de ver a una pareja de ciclistas canarios consiguiendo ser finisher en la Titan Desert; se trataba de los tinerfeños José Luis Rodríguez Ortoll y Raquel Rivero Delgado. Sorprendían sobre todo porque son deportistas dedicados al trail y al running, más que al ciclismo de montaña. Sin embargo este año José Luis “rizará el rizo” y participará en el Marathon des Sables y en la Titan Desert con tan sólo una semana de diferencia entre una y otra.

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

José Luis Ortoll y Raquel Rivero Delgado en la Titán Desert 2015.

Estamos hablando de una maratón de 250 kilómetros a través del desierto del Sáhara, dividido en 6 etapas (del 8 a 18 de abril), una vez terminado, 7 días de descanso con un viaje a Madrid incluido, para estar el 24 de abril en la línea de salida de la Titan Desert, que son otros 650 kilómetros, en este caso en bicicleta de montaña. Dicho así en un párrafo, parece una cosa menuda.

Será el mayor de los desafíos en su trayectoria como deportista, su experiencia en pruebas de larga distancia y su participación en la anterior edición de la Titan Desert le serán de gran ayuda, aunque su mejor aliado en las arenas del desierto será su concienzuda preparación, tanto física como mental.

Estuvimos charlando con él para que nos contara cómo va su preparación y los preparativos del viaje:

–Bueno José Luis, la pregunta es obvia: ¿por qué te embarcas en este reto tan difícil? Alguien podría decir eso de: “con lo bien que se está en casa…”

El haber participado en la Titan Desert 2015 ha marcado un antes y un después. Es una prueba que “desafía tus límites”, de ahí el nombre del reto. A pesar de lo que pueda parecer, no es para extraterrestres, es para aquellos dispuestos a hacer un sacrificio y encontrar una recompensa. Amantes del deporte en buen estado de forma, que buscan un reto en el que poner a prueba su entrenamiento físico y su fuerza mental. Es, por encima de todo, la carrera de la superación personal, del reto individual. El reto de conseguir lo que pocos han logrado en el mundo, enfrentarse al desierto, al calor, a la distancia, en las peores condiciones imaginables.

El espíritu de la carrera está impregnado del esfuerzo de todos, de solidaridad, humildad, compañerismo, humanidad, valores muy presentes. La gran mayoría de los que participan con la única finalidad de acabarla, tienen como objetivo demostrarse a sí mismos que pueden conseguir algo al alcance de pocos.

Todo esto me llevó a inscribirme en la Marathon Des Sables con la ilusión de poder repetir lo mismo en una disciplina a priori más afín a mi condición de corredor de ultrafondo, pero la Titan Desert engancha e invita a repetir. La idea de enfrentarme a las dos pruebas en un mismo año caló enseguida en mí, y me dije: has lo posible por cumplir tu sueño, y aquí estoy, embarcado en este gran proyecto deportivo.

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

José Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

–¿Has sometido alguna vez a tu cuerpo a un esfuerzo parecido?

En mi corta experiencia como corredor de ultradistancia he participado en pruebas muy duras, tanto en el ámbito nacional como internacional, sometiendo el cuerpo a una fatiga y estrés importante de forma continuada, pero nada comparable a lo que me voy a enfrentar. La dificultad en este reto será asimilar eso mismo durante 7 días recorriendo a pie 250 km, intentar recuperarme en una semana y volver a someter el cuerpo a otros 7 días de fatiga recorriendo 650 km en bicicleta de montaña. La dureza de ambas pruebas viene marcada por la larga distancia de las etapas y, sin duda, por el entorno. El desierto es el gran enemigo, por el intenso calor, las fuertes rachas de viento, las interminables llanuras, tramos de arena que frenan o incluso deben cruzarse a pie y pistas muy pedregosas que castigan tanto a los corredores como a las bicicletas. Los recorridos de ambas pruebas cambian anualmente, información que mantienen en el más estricto secreto hasta los días previos a la prueba. Generalmente consiste en llanuras rocosas, lechos de ríos secos y dunas de arena, con sólo ocasionalmente pequeños pueblos. La temperatura alcanza durante el día 40°C o más, mientras que en la noche puede caer mucho, por debajo de cero grados. Como respuesta a la pregunta he de decir que no, pero el haber participado en la Titan Desert 2015 y en pruebas duras de ultradistancia dan una idea a lo que me voy a enfrentar.

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

José Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

–Son unos 250 km a pie por el desierto… ¿es la mayor distancia que has hecho a pie alguna vez?

 No, participé junto a mi mujer Raquel Rivero en la Transalpine Run 2013, una prueba por los Alpes alemanes, austriacos, suizos e italianos recorriendo 280 km en 8 días pero en condiciones totalmente diferentes. La dureza de Marathon Des Sables es el entorno en que se desarrolla y la autosuficiencia.

–Se podría decir aquello de que: “Te atrapó África” ¿o no tiene sentido esta frase en tu aventura?

Podríamos decir aquello de: “Te atrapó Marruecos” o más bien me cautivó. País de contrastes, alejado de estereotipos y la típica vida occidental. Como dice la célebre frase del poeta francés Paul Éluard: “Hay otros mundos pero están en éste”. País donde conviven otras realidades.

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

José Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

–¿Cómo se prepara uno para estas pruebas? Suponemos que será algo muy específico, ¿no?

Cuando uno ha de preparar un reto donde de alguna forma pones al límite tu organismo, has de ir en condiciones óptimas para afrontarlo, lo que requiere un gran sacrificio. Para ello no estoy sólo, junto mi amigo y entrenador Cristo Martín venimos trabajando en el proyecto desde octubre del año pasado, tras un pedido de descanso activo. Con el fin de alcanzar los objetivos hemos analizado todos aquellos factores fundamentales a tener en cuenta. Probablemente la fatiga será el más importante debido a la acumulación de esfuerzos en cada una de las etapas, de dos pruebas diferentes, y separadas tan sólo por una semana con el fin de recorrer 1.000 km.

Las condiciones meteorológicas también jugarán un papel importante. Tras un periodo inicial y general de puesta a punto, hemos ido adaptando los volúmenes e intensidades mezclando tres rutinas, trabajo de fuerza que vienen realizando los compañeros de Globalfit Tenerife al menos dos veces por semana y, trabajo de las dos disciplinas en las cuales nos hemos embarcado. Debido a mi condición de Marino Mercante, ajustamos los entrenamientos y descansos con mis periodos de embarque. Nos desplazaremos a la isla de Fuerteventura tratando de buscar terreno y condiciones similares a las que nos vamos a enfrentar. Probaremos el material, la comida liofilizada, los suplementos, la mochila con el peso aproximado de 8 kg, etc. Combinaremos carrera, bicicleta de montaña y trabajos específicos de fuerza. Serán días importantes con el fin de alcanzar los objetivos marcados, un gran test. Si importante son los entrenamientos, no lo deja de ser la nutrición y la fisioterapia preventiva, de ello se encargan Helio Méndez y Adrián Gutiérrez, expertos en nutricionismo y fisioterapia deportiva respectivamente.

–El maratón de Des Sables y la Titán Desert están separados apenas por una semana… ¿Cómo tienes organizado el viaje, te quedas en el Sáhara o vuelves para casa esa semana?

Desde el 4 de abril hasta el 3 de mayo estaré fuera de Canarias. Para el Marathon Des Sables contaré con la compañía y gran apoyo de mi amigo madrileño Ángel Pavón, principal culpable de que esté embarcado en este proyecto. Madrid, su casa, será el lugar de partida, de regreso y de descanso/recuperación entre ambas pruebas. Tras unos días en Madrid previos a la cita, volaremos a Marruecos el 7 de febrero con la expedición de Martahon Des Sables, del 10 al 16 tendrán lugar las 6 etapas, el día 17 será de descanso y regresamos el 18 a Madrid para intentar recuperarme lo mejor posible para afrontar la segunda parte del reto, Titán Desert y esta vez sin compañía. El 22 de abril volaré de nuevo rumbo a Marruecos pero esta vez con la expedición de la Titán Desert, del 24 al 30 tendrán lugar las 6 etapas, el 31 será de descanso, partiendo rumbo Madrid el día 1 de mayo, regresando a casa el día 3. Toda una aventura que intentaré disfrutar.

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

José Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

–¿No te da miedo? Me refiero a que estaréis sólo, desperdigados por el desierto y quien sabe lo que puede pasar…

Debido al número elevado de participantes, 1.300 en MDS y 700 Titan Desert, el estar localizados por GPS, y la buena organización de ambas pruebas, reducen al mínimo esa posibilidad, pero no al 100%, pues hay precedentes. Personalmente no me preocupa, ni me causa inquietud, a los organizadores no les conviene. 

–Porque tú qué eres, ¿mejor maratoniano que ciclista? O al revés.

A priori, por mi perfil y trayectoria deportiva he de decir más corredor que ciclista. El ciclismo de ruta y montaña es un complemento muy bueno, el mejor, en mis entrenamientos para afrontar con garantías las carreras de montaña intentado ser competitivo, especialmente las de ultra fondo. Como amante del deporte en general me gusta hacer de todo y poco a poco voy compitiendo más en otras disciplinas como el ciclismo. Me encanta entrenar con la bicicleta de ruta y la MTB, y a veces me pregunto qué me gusta más.

–Económicamente, aparte de físicamente, también será un gran esfuerzo el que tengas que realizar ¿no? ¿Cuentas con la ayuda de alguna empresa?

El proyecto es importante desde el punto de vista deportivo, pero también lo es desde el económico. Esto no sería posible sin el apoyo que estoy recibiendo por parte de mis patrocinadores. Es muy difícil encontrar empresas que apoyen a deportistas anónimos o que practiquen deportes considerados minoritarios. Yo he vivido las dos caras de la moneda, la decepción por la indiferencia de aquellas empresas cercanas y afines, que mostraron mucho interés cuando el proyecto cogía forma pero en el momento importante dieron la espalda, y la gran satisfacción de que todavía hay empresas que apuestan por el deporte y los deportistas canarios. Todo suma, como digo yo, muchas colaboran con sus servicios y otras con aporte económico.

–Y tu familia, ¿qué te dice?

Ellos me apoyan al 100% y es uno de los pilares más importante de este proyecto. El sacrificio no es sólo mío, sino también de todo los que me rodean, patrocinadores, familiares, amigos, etc. Tengo la suerte de tener a mi lado a mi mujer, Raquel Rivero, compartiendo la misma pasión: el deporte. Participamos juntos, en categoría dúo mixta en la Titan Desert 2015 siendo muy gratificante. Es un lujo poder contar con esta gran persona y deportista. Me acompaña y anima en cada uno de mis entrenamientos, soy muy afortunado.

–Cuéntanos un poco el reglamento de la Maratón… Tenemos entendido que cada uno tiene que buscarse la vida…

Marathón Des Sables es una exigente carrera por etapas que desde el año 1986 se viene organizando en Marruecos, principalmente en el Desierto del Sáhara. Se recorren unos 250 km en seis etapas y durante 7 días. Las distancias varían entre los 20 y 40 km en 5 de las etapas, y una etapa de aproximadamente entre 80 y 90 km. Al ser una carrera en autosuficiencia, cada corredor debe portar consigo lo necesario para afrontar la carrera con garantías. La organización exige un material mínimo obligatorio y unas 2.000 Kcal de energía por día, proporcionando sólo el agua (cerca de 9 litros, dependiendo de la duración de las etapas) y una tienda abierta (jaima) con capacidad para 8 participantes.

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

José Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

–Estarías contento simplemente con terminar…

El objetivo principal es finalizar ambas pruebas de forma razonable y siendo lo más competitivo posible. Un sueño, hacer una buena Maratón Des Sables, entre los 50 primeros, y mejorar mi posición en la Titán Desert respecto al resultado del año pasado. Mi máximo patrocinador, Gofis Bici, ha puesto a mis disposición una MTB de la gama alta de Mérida, una Ninety-six 9000 – 29” carbono, doble suspensión montada toda en XTR que me permitirá ser más competitivo que el año pasado con la de 26”. Moralmente, no defraudar a nadie y lograr que toda esa gente que me apoye se haya sentido identificada con el desafío, se hayan emocionado, hayan vivido la experiencia junto a mí.

Jose Luis Ortoll y su doble desafío africano, Marathon Des Sables y Titán Desert

José Luis Ortoll y Raquel Rivero Delgado en la Titán Desert 2015.

–¿Algún agradecimiento?

A todos mis patrocinadores: Gofis Bici, Ireauto Sport, Gesport Canarias, Subservice trabajos submarinos, Globalfit Tenerife, Adrián Gutiérrez fisioterapeuta, Helio Méndez experto nutricionista deportivo, Tenerife Outdoor, Vidacolor y Entreno a tope, sin su apoyo no sería posible este proyecto. La organización de la Titan Desert por su colaboración e interés en mi participación, sin olvidar a mi entrenador Cristo Martín, mi maestro Ángel Yuste, Luis Bollo por su ayuda desinteresada y al compañero, amigo y diseñador de la equipación del desafío Manolo González.

A veces uno ve en los periódicos a deportistas profesionales, que hacen tal récord o consiguen tal triunfo y salen, o son noticia, en todos los medios del mundo mundial. Y los comparas con deportistas anónimos, como puede ser el caso de José Luis, que tienen que compaginar el trabajo, con la familia, con el entrenamiento y haciendo un enorme esfuerzo económico para poder participar. Entonces los récords de los PRO quedan empequeñecidos ante la cantidad de sacrificio que hace este tipo de deportistas amateur, por el simple amor al deporte que practican. Por eso, en pedaleandoporcanarias no somos muy amigos de publicar noticias de deportistas profesionales y sí más de personas corrientes, que hacen de su afición algo extraordinario, como el propio José Luis Rodríguez Ortoll que, sin duda, conseguirá  cumplir su desafío africano. Suerte Ortoll, ya nos contarás a tu vuelta. Un abrazo.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola