¿Comprarías tu próxima bici en Ikea?

¿Comprarías tu próxima bici en Ikea?

Cuando vemos empresas de coches y motos fabricando bicicletas (BMW, Ferrari, Piaggio,…) o tecnológicas (Xiaomi, Samsung) que se adentran en el mundo del ciclismo dotando a las bicis de tecnología y conectividad con teléfonos inteligentes, no debería extrañarnos que un gigante como el grupo sueco Ikea se decida a diseñar y comercializar una bicicleta urbana que al igual que sus muebles montarás tú en casa.

Pero el caso es que Ikea se ha asociado con el estudio de diseño Veryday para crear Sladda, una bicicleta unisex que estará disponible en un único color, dos tamaños, y que tendrá una gran cantidad de complementos y extras para personalizarla. Vamos, una salida de su terreno natural -los muebles- en toda regla.

Sladda, la bicicleta de Ikea

Sladda, la bicicleta de Ikea

‘Sladda’ significa en sueco “a patinar de lado”  y acaba  recibir el premio al mejor diseño innovador de producto en una de las competiciones de diseño más grandes del mundo, el Red Dot Design Award.  Se trata de una bicicleta unisex con accesorios personalizados diseñados para adaptarse a un estilo de vida urbano. El objetivo ha sido desarrollar una bici que necesita poco mantenimiento (utiliza correa dentada en vez de cadena), y es una opción viable para el transporte en el medio ambiente urbano.

– En IKEA, no nos limitamos a las cosas, utilizamos el diseño para mejorar las cosas. Trabajamos con lo que llamamos diseño democrático, donde nos aseguramos de que nuestros productos tienen una buena función, está muy bien diseñado y se pueden usar todos los días, mientras que ser ambientalmente sostenible – y disponible gracias a los bajos precios. Premios como éste muestran que vamos por el camino correcto. Estamos encantados de que nuestros colegas de la comunidad de diseño aprecian nuestro trabajo duro para crear productos con gran valor, dice Marcus Engman, director de diseño en IKEA.

Cada detalle de la bici está diseñado para hacer la vida lo más fácil posible para el usuario. La bici está fabricada en aluminio para garantizar su ligereza y el cuadro tiene un doble lacado para resistir mejor los arañazos y el uso diario. El manillar es regulable en altura y está disponible en dos tamaños de rueda: 26 ó 28 pulgadas, por lo que es apta a partir de 12 años de edad en adelante. La transmisión es por correa dentada (libre de mantenimiento), con una duración de al menos 15.000km y dispone de freno de disco delantero y contrapedal en la rueda trasera. Y como sucede con los muebles de Ikea, todo el montaje lo harás con una llave Allen y un destornillador.

Sladda, la bicicleta de Ikea

Sladda, la bicicleta de Ikea

Dispone además de un “sistema de clic” que permite añadir diferentes accesorios, como cestas delanteras, maletas y bolsas, o un carro de remolque. La bici está diseñada con Oskar Juhlin, Jan Puranen y Kristian Eke del estudio de diseño Veryday. Dice Oskar Juhlin, director de diseño industrial en Veryday que “Sladda es como las aplicaciones de una tablet: podrás añadir innumerables accesorios según tus necesidades”.

Se prevé que este modelo llegue a las tiendas europeas de Ikea el próximo mes de agosto con un precio de 699€ y con un objetivo claro, según ha declarado Juhlin: “Remplazar al coche para vivir de una manera más activa y sostenible”.

La idea parece buena, pero desde nuestro punto de vista se trata de un modelo que tiene algunas carencias de gran importancia para un ciclista:

  1. Sólo estará disponible en dos tamaños, por lo que nos encontramos ante una bicicleta de talla única en la que el ciclista se tendrá que adaptar a la bici y no al revés, como sucede con cualquier bici, en la que uno de los aspectos más importantes es escoger bien tu talla para ir cómodo.
  2. Tampoco podremos escoger el color. A todos nos gusta escoger una bici que nos llame la atención al verla, que nos enamore.
  3. La altura del manillar es regulable, pero no su longitud, por lo que nos costará adaptar la bici a nuestras medidas. Suponemos que el sillín si se puede regular en longitud, aparte de en altura.
  4. No dispone de cambios y en muchas ciudades y pueblos, al menos de Canarias, tenemos cuestas que resultarían imposibles de superar para muchos ciclistas casuales.
  5. Nos parece un modelo caro, pues por ese precio ya tenemos bicicletas de MTB con frenos de disco, suspensión delantera y cambios para afrontar las dificultades del terreno.
  6. El asesoramiento para la compra de la bici es mucho más especializado en cualquiera de las tiendas de ciclismo que tenemos en las islas, puesto que son profesionales que se dedican exclusivamente a la venta de bicicletas.

Este tipo de bici se parece más a cualquiera de las que tenemos en las ciudades para uso público, que a las que cualquier ciclista se compraría para utilizarla a diario en sus desplazamientos por ciudad.