Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega: sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega: sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

La Quebrantahuesos es la cicloturista más conocida del panorama nacional, muchos años de experiencia, un recorrido de etapa de Tour entre España y Francia, puertos míticos, todo en un ambiente con más de 8.000 participantes, muchos ingredientes para hacer de la prueba de Sabiñánigo una de las mas atractivas del calendario, hasta el punto que hay que entrar en un sorteo para participar.

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Todos los años contamos la experiencia de algunos de los ciclistas canarios que participan, algunos nos consta que acumulan muchas participaciones y son auténticos especialistas en la QH, otros como es el caso de  Néstor Rodríguez -Free Motion Team- o Armando Rivero -CC Arista- era la primera vez, e iban a ver qué se encontraban; y lo que se encontraron fue un día de perros, lluvia y frío durante toda la jornada, Néstor Rodríguez nos ofrecía su visión particular “la prueba me la tomé con filosofía porque visto el panorama, aquello parecía Mordor, cada vez que coronaba pedía ayuda para sacar las barritas del maillot porque del frío ni podía, me ponía el chubasquero y a bajar tranquilo. En las zonas de transición, en grupetas, subiendo el Portalet iba alucinando y el poder llegar sin incidencias, genial. Mi experiencia muy grata. A pesar de la climatología pude disfrutar de un recorrido de Tour o Vuelta, con un gran ambiente ciclista y buena compañía, y el frío y lluvia le añadió algo de épica al asunto.”

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Armando Rivero lo pasó peor y estuvo a punto de retirarse ”Me habían dicho que todo el mundo que ama el ciclismo debería ir una vez en la vida a la Quebrantahuesos. Así que este año nos apuntamos en el sorteo Néstor, Tana y Yo, y conseguimos dorsal. Mi experiencia en la cicloturista fue muy buena, a pesar de que estuve a punto de retirarme. No llevo bien el frío y en la bajada de Somport, 40km de bajada con sensación térmica según la organización de -2 grados, tuve que bajarme de la bici porque no la controlaba. Al cabo de un rato y gracias a la ayuda de Alexis Santana ( gran deportista, mejor persona) conseguí llegar abajo y volver a calentar y así poder disfrutar de la prueba.

Tanausu Vega también participó en la ciclo,  tenía ya la experiencia en la prueba “Mi segunda QH. Este año la lluvia y el frío han hecho la marcha mucho más dura, sobre todo durante la primera mitad. Bajar el Somport a 2° C y totalmente empapado se hizo muy, muy duro, y más cuando en algunos tramos te pones a 70-80 por hora. No es algo a lo que un canario esté acostumbrado, ni que se pueda entrenar. Te deja muy tocado muscularmente para luego subir el Marie Blanque y el Portalet.

A título personal, fui chequeando las previsiones meteorológicas cada día y me preparé para lo peor. Guantes de neopreno, camisa térmica, chaqueta impermeable, cubrebotas, etc… la máxima: mejor que te sobre a que te falte.”

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

En esas condiciones a toda organización se le plantea un problema de seguridad, pero según nos cuentan los protagonistas, la organización estuvo a la altura. ”La organización estuvo de 10, teniendo en cuenta las condiciones climatológicas. Geniales en los avituallamientos, llenándote los bidones, ayudándote a abrigarte para las bajadas, ¡hasta te abrían las barritas y los geles! Con la que estaba cayendo había gente avisándonos en cada curva peligrosa. El recorrido estaba perfectamente señalizado y protegido del tráfico, había motos y coches de asistencia mecánica… ¿qué más se puede pedir por 60€ de inscripción? Te sientes como un profesional en medio de una gran vuelta.” Continuaba relatando Tanausú.

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Armando también compartía la opinión de sus compañeros y se deshacía en elogios con la organización:” La organización supo actuar. Yo hacía el seguimiento de la organización por vía Twitter y durante la semana iba poniendo la actualización del tiempo que iba a hacer. La noche anterior publicaron las condiciones que íbamos a tener, diciendo que doblaban el número de ambulancias y guaguas para la gente que se retirara. En cada curva peligrosa había voluntarios con banderas avisando.

Bajando Somport, delante de mí hubo una caída bastante fuerte y cuando me fui a parar para ver cómo estaba el ciclista y si necesitaba ayuda, ya había dos motos de Cruz Roja, una señalizando y el otro asistiendo… Cerraron una hora y media antes el último puerto por riesgos, por eso creo que la organización fue perfecta, sacando con creces la prueba adelante. Aparte de disfrutar de un gran fin de semana rodeado de grandes personas.”

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Una de las grandes críticas que siempre se le hace a la Quebrantahuesos es el exceso de participantes y es que más de 8.000 ciclistas son una pasada y a menudo hay gente que se queja de la masificación. Según Tanausú,“a pesar de salir casi 8.000 personas no noté demasiado agobio ni peligro al rodar en el pelotón. El ambiente entre los participantes era genial. Supongo que el tiempo amansa a las fieras, porque el año que la hice en seco había mucho más nerviosismo. Mucha gente se olvidó de buscar marcas por la meteorología y se lo tomó con más calma. Modo supervivencia “on”.”  Néstor decía: “En cuanto a la cantidad de participantes vi que la organización lo manejaba muy bien.” Por su parte Armando tenía su propia visión: “La verdad que  impresiona, salí de los últimos y ver tantos ciclistas, tanta gente intentándolo, el público animando a pesar del tiempo, es muy bonito. El trazado es precioso, con cuatro puertos propios  de las grandes vueltas. Los pueblos se vuelcan con la prueba y eso se nota en el ambiente.

No me pareció demasiada gente para la prueba, la organización sabe gestionar todo. En los avituallamientos hay muchos voluntarios, que incluso te llenan los botes sin bajarte de la bici, cuando me congelé, me intentaban dar soluciones y ánimos para que siguiera, la recogida de dorsales muy ágil y al llegar, si querías, en menos de 10 minutos ya estabas comiendo, entrada en los cajones de salida por sitios diferentes, eso sí, tienes que ir muy temprano si no quieres salir de los últimos. Curioso cómo ves que hace 25 minutos que se dio la salida y tú todavía no te has movido del sitio y estás tres calles más atrás, pero luego está todo tan organizado que no hay colapso.”

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Néstor Rodríguez, Armando Rivero y Tanausú Vega sobreviviendo a la Quebrantahuesos 2016

Para poder disfrutar la QH intensamente, es importante tener una buena preparación, si no te va tocar sufrir, Nestor Rodriguez por ejemplo contaba al respecto que “En cuanto a preparación con la que llevaba para las últimas pruebas fuí a la QH, al ver el recorrido en coche el día anterior me asusté un poco y pensé en regular más por si acaso.” Tanausu lo tiene claro “Con respecto a la preparación, si eres capaz de hacer una vuelta a la isla de Gran Canaria, puedes afrontar la QH con garantías.”  Armando recalcaba que el entrenarse y “, Prepararse para esas condiciones meteorológicas en Canarias es muy difícil… De material iba con todo lo que podía llevar, además de ir bien aconsejado por la tienda Arista que conocen bien esas condiciones. Yo soy una persona que no tolero mucho el frío, por lo que ese era mi mayor duda el día anterior, estar una hora bajando en esas condiciones.”

Por si estás pensando en ir aquí a participar ahí van las recomendaciones que nos hacen tanto Nestor, como Tanausú y Armando “En cuanto a la preparación pues sabíamos que se podía liar y llevamos ropa de abrigo, le añadimos algunas cosas el mismo día de recogida de dorsales y pudimos hacerla y terminar. Respecto al fallecimiento una mala noticia siempre nos deja a la familia ciclista mal cuerpo. Consejos pues que hay que ir al menos una vez en la vida, que cuanto mejor preparados menos sufriremos, y sobretodo disfrutar del recorrido, del ambiente, del buen rollo de los participantes en el recorrido, de la gente animando…  presupuesto entre 450-500 euros entre inscripción, avión, coche, alojamiento y comidas.”

Nestor quería agradecer ”A todos los que nos han apoyado y seguido en esta aventura, y a Armando, Tana y Sarah por compartir esta experiencia y disfrutarla juntos” y Armando tenía un recuerdo para los otros canarios que anduvieron por Huesca “Una cosa que gustaría recalcar es la cantidad de canarios que vi durante la prueba, muchos del bicistar, así como compañeros de todas las islas. También dar ánimos a los canarios que no pudieron terminarla, en especial a Alejandro González, todo un veterano que este año era su décima participación.”

La verdad que la climatología en la Quebrantahuesos es una quimera, hace ya muchos años, y aunque suene a historias del abuelo cebolletas, el que suscribe se atrevió a participar, fueron 40 grados en la sombra durante 10 horas que duró  la etapa y hubo más desmayos que en una corrida de José Tomás, con un índice altísimo de abandonos, se consiguió terminar pero desde luego se nos quedó una muesca en la culata  para toda la vida, como la que llevarán para siempre Néstor, Armando y Tanausú, pero… ¿acaso no es eso lo que buscamos? Un abrazo.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola