Pedaleando por Hoya del Abade 2016, el Campeonato de Canarias MTB Maratón desde dentro

Pedaleando por Hoya del Abade 2016, el Campeonato de Canarias MTB Maratón desde dentro

Esta crónica del IV Hoya del Abade MTB Maratón es diferente al resto de las que hasta ahora he escrito sobre pruebas de ciclismo. En esta ocasión no me lo han contado, ni lo he visto desde un coche, o al borde de una carretera. Ésta vez cuento cómo ha sido mi experiencia del Campeonato de Canarias de XCM 2016.

Los antecedentes: un corrillo una vez terminado el XC Brutalbike 2016, estamos hablando de carreras, inscripciones,… en esto que se une Jonathan Gutiérrez, nos oye hablar de invitación para una carrera y se me ocurre decirle que quiero una inscripción. Entonces me dice: “a ver cuando participas en una carrera y luego escribes la crónica desde dentro”, y claro, luego viene el zarpazo, “te reto a que participes en Hoya del Abade y luego escribas la crónica”… Se nos une Unai Yus… “¿tú me dejas una bici para participar en La Hoya?” La respuesta: “sí, claro, cuenta con ella”, pues te ha tocado chaval.

Pedaleandoporcanarias en IV Hoya del Abade Maratón. Campeonato de Canarias XCM 2016

Pedaleandoporcanarias en IV Hoya del Abade Maratón. Campeonato de Canarias XCM 2016

Así es como termino en medio de medio centenar de corredores (yo soy el 521). Soy ciclista desde que me regalaron mi primera bicicleta con 6 años, no llego aquí después de practicar otros deportes, ni de rebote, siempre he estado aquí, éste es mi deporte. Pero mi experiencia más reciente en el BTT se resume en un par de entrenamientos de 20km en La Gomera, así que desconozco cuál puede ser mi rendimiento en una prueba de 68km.

La máquina: una Niner Air 9 RDO que hasta la tarde previa de la carrera no la pruebo… Bueno, es la bici de Unai, tenemos casi la misma estatura… ¡si a él le va bien, a mí seguro que me va genial!. Le añado mis pertrechos (herramientas, cámara de video,…), vamos, para mear y no echar ni gota.

Los amigos: hablas con ellos, les preguntas por el recorrido… “¡vas a hacer Hoya del Abade!, ¿pero vas a hacer la ruta larga? ¡Ufff, esa es dura!,… Lo siento, pero no hay marcha atrás. Allí nos vemos.

La carrera, domingo 5 de junio: toca madrugar. Los gallos aún duermen, son las 6:00h y yo cociendo unos espaguetis; 6:45h en camino a La Victoria, recogemos los dorsales y vemos a Jonathan. En su cara se nota el cansancio acumulado en los últimos días. Pocos conocen los desvelos y preocupaciones que genera organizar una carrera y pocos les agradecemos lo suficiente su enorme esfuerzo; Gracias de corazón a todos y cada uno de los que hacen posible las carreras. Las 8:00h, tomamos café y subimos hasta una zona cercana a la salida. ¡Toma calentamiento de 4,5km!

Llegamos a la salida, aparco la bici, saco la cámara de la mochila y empiezo a sacar fotos a los participantes . Apuro el tiempo para sacar todas las fotos que puedo. Las 10:00h, el pelotón arranca en marcha neutralizada por la pista de cemento de Las Rosas. Mi reto de hacer Hoya del Abade y contar la experiencia, ha comenzado de verdad, arrancamos, evito tropiezos con los demás corredores,… menudo primer kilómetro. Llegamos a la tierra, por fin termina ese repecho y… ¡Salida! Bueno, para mí y los que me rodean, que los galgos llevan ya como 5 minutos dándose leña. Parece que somos la cabeza de carrera, aquí tampoco hay comentarios, ni risas.

¡Pero dónde me he metido! Casi 6 minutos para  hacer el primer kilómetro, esto va a ser eteerrrrrrno. Comienza la pista de El Rincón. Paciencia, vamos a tirar de humor, hay que ser optimista, pero todos van serios, no se oye a nadie, el grupo en el que voy parece una comitiva fúnebre. ¡Espero que no sea por mi! Es curioso, un año atrás iba en la caja de un todoterreno, viendo la cabeza de carrera y la pista no parecía tan larga, ni tan dura, ni con tanta piedra, ni… Curvas, más curvas, piedras,… otra curva más a la derecha, curva a la izquierda, termina la pendiente y primer avituallamiento, estoy en el kilómetro 4, todos están pendientes de si necesitamos agua, isotónico, fruta… Me detengo, relleno el bidón… sin prisas… Algunos ni paran y siguen como alma que lleva el diablo hacia la Pista de La Orotava. ¡Tranquilos que esto es muy largo!

Primera bajada. Si las piedras sueltas en la subida no me hacían demasiada  gracia, en la bajada menos aún, encima los contraluces hace que no se distinga bien el terreno. Intuyo las trazadas, esquivo las piedras, trazo suave para no pinchar. En una curva con gravilla y tras un par del adelantamientos donde nos pasan sin avisar, Cataysa Sánchez (Picachos), resbala y cae delante mío. Pongo pie a tierra, ¡susto! Nada de arriesgar en las bajadas, ante todo evitar las caídas para poder disfrutar. ¿Qué les costará avisar?, que no van jugándose la carrera, ¡coño!

La siguiente subida llega muy rápido, sin dar tiempo a que las piernas se enfríen. Cojo ritmo rápido. Poco a poco vamos avanzando y el segundo avituallamiento llega rápido. Otra vez todos pendientes de los corredores. Ya sería la leche que hubiera servicio de mecánica rápida. Parada, saludos, voy al “baño”, como un trozo de sandia para refrescarme y reinicio la marcha. Otra vez nos pasan en la bajada, pero tranquilos que arrieros somos y en las subidas nos encontraremos.

Primer sendero, ¡ufff! La Vica, creo, nada más entrar en el túnel de árboles la sensación es de falta de espacio y de temor por ¿qué demonios me voy a encontrar? Voy rápido pero seguro, el terreno está perfecto y la bici va por donde quiero que vaya. Llegamos al segundo tramo, somos 3 ó 4 y voy segundo. Me pego a la rueda del de delante y sigo su ritmo, cada vez más rápido, pero voy demasiado cerca y en un par de puntos: ¡susto!, menos mal que no ha sido muerte, dejo unos metros de seguridad. Si esto lo veo como espectador estoy seguro de que luego no lo bajo en bici. No hay miedo, más bien un poco de imprudencia y mucha confianza. ¡Esta bici es la leche! A la salida decido que voy a apretar, voy bien, voy cómodo, y con fuerzas.

IV Hoya del Abade Maratón. Campeonato de Canarias XCM 2016

IV Hoya del Abade Maratón. Campeonato de Canarias XCM 2016

Llevo 2:15h, llego al bucle y me cruzo con Lolo de León que lo ha terminado. Paro y pregunto cómo va la cabeza de carrera: “Sergio Flores primero, a unos pocos segundos Unai, por detrás un grupo del Loro Parque y a casi 5 minutos Lolo… Te llevan 1:15h” me dice Blandón. ¡Jajaja, pues no me sacan tanto! -¿Y yo cómo voy Blandón, cogeré podio?… “¡Tú vas mal!” El jodido siempre dando ánimos. Arranco y me meto en el bucle,… Tiro hacia adelante y poco a poco comienzo a alcanzar corredores, les paso sin contemplaciones, ahora soy yo quien no quiere conversación. Voy mucho mejor que ellos subiendo al estilo “my way” como decía Sinatra, cadencia, cadencia, y más cadencia,… No me importa ir solo, el circuito está tan bien marcado que el track no es necesario (aún así lo llevo en el garmin), no hay forma de perderse, ni tampoco tiempo para mirarlo.

Ya voy a mi ritmo, bajo rápido, subo rápido y en las pistas donde se pueden bajar piñones voy más rápido aún. Llegando al control del km46 sufro mi único percance mecánico, bajando piñones debí coger un bache y la cadena del plato se salió -sí las cadenas también se salen de las bielas monoplato. Paso por el punto de control de tiempo holgado y Blandón me dice sorprendido: “¡ahora sí vas bien!”

Pedaleandoporcanarias en IV Hoya del Abade Maratón. Campeonato de Canarias XCM 2016

Pedaleandoporcanarias en IV Hoya del Abade Maratón. Campeonato de Canarias XCM 2016. Foto: SergioArafo

De aquí a meta las bajadas cada vez más rápido y arriesgando, las subidas a ritmo y apretando, los falsos llanos tirando a tope. El Rincón, La Orotava, Torrillas, La Vica, Covachos, El Rincón otra vez,… No me preguntéis dónde están estas pistas forestales, ni siquiera cuándo pasé por ellas, para mí eran sólo subidas, bajadas, falsos llanos, senderos, barrancos,… por donde tenía que pasar para llegar a meta. Lo mejor ha sido no conocerlas de antemano.

Estoy en la parte final, pisteo, bajadas, giro a derecha, pendiente de infarto al “treintaitantos porciento”, giro a la derecha, último sendero. ¡La madre que los parió! qué acojone, y éstos de cabeza seguro que bajaron montados. ¡La leche!, pie a tierra en el escalón y los de Protección Civil nos dicen “por aquí ya han bajado unos cuantos y alguno más veremos aún”. Pues no seré yo uno de ellos, eso te lo aseguro.

Un precioso callejeo entre casas,… el barranco final con el túnel… El dichoso túnel que menos mal que estaba iluminado porque casi me como el escalón de dentro por ir pegado al culo del de delante. Otra vez susto en vez de muerte. Llegamos La Victoria, parte alta del parque, se oye la música, ya huelo la meta. El chaval que me acompañaba me quiere dejar pasar, pero le digo que no, que siga, y a 100m le digo ¿echamos un sprint para cruzar la meta? y me responde ¿para qué? Bajo un par de piñones, me pongo de pie y arranco. Para cruzar la meta amigo, para cruzar la meta.

Y así entro en meta, después de 4h:25min, satisfecho, muy contento por las sensaciones, mi rendimiento y encima con un buen crono para ser mi primera carrera de MTB, sin conocer el terreno, sin probar la bici,… ¡Reto superado Jonhy! Me saludan, saludo,… y allí están los vencedores, los campeones y los que quedaron detrás, disfrutando de la tarde, duchados muchos de ellos, yo buscando donde dejar la bici, sin tiempo para ducha, comida, ni nada. Después de hablar con amigos y deambular un poco busco mi cámara de fotos pero no veo a Anastasio González entre tanta gente -gracias por cuidar del equipo-. Al rato comienza la ceremonia de podio, saco el móvil y Anastasio aparece con la mochila. Toca sacar guapos a los vencedores.

Antes de terminar, un par de tirones de orejas: primero a aquellos corredores que se toman los geles y tiran los envoltorios a las pistas, que tiran los bidones de agua o que si se les cae no se paran a recogerlos, porque seguro que éstos no peleaban por ganar nada. El monte es de todos y debemos dejarlo en el mismo estado en el que lo encontramos o más limpio si podemos; Y segundo a los que bajan a toda leche sin avisar por dónde van a pasar, poniendo en peligro la integridad física de los demás corredores y la suya misma.

Espectacular carrera, dura si no estás en una buena condición y no te conoces bien, peligrosa si no estás atento en todo momento al terreno, larga si no comes y te hidratas correctamente,… ¡Esto es puro MTB, sí señor!, una lucha contra ti mismo y tus limitaciones. Y todo esto ha sido posible gracias a un grupo de gente donde destaca el alcalde, Haroldo Martín, tan volcado con esta prueba como con otras que se organizan en su municipio, ¡Chapeau! Gracias también a Jonathan Gutiérrez, la cabeza visible de la organización y a todos los miembros del Club Ciclista Descendin que se implican en la prueba desde el principio hasta el final y a todos los colaboradores que han estado por el recorrido cubriendo los cruces, atendiendo a los corredores,…

Así viví la Hoya del Abade Maratón 2016. Sufrí porque en el ciclismo se sufre y disfruté porque para mí montar en bici es un placer. Volveré. Un abrazo y disculpad por el ladrillo.

CLASIFICACIONES: IV Hoya del Abade MTB Maratón Campeonato de Canarias XCM 2016

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola