Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016. El azul oceánico del Mar de Nubes

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016. El azul oceánico del Mar de Nubes

El día grande del cicloturismo en Gran Canaria se ponía en marcha este pasado sábado a las 10 de la mañana con la 52º edición de la Marcha Cicloturista La Cuevita que partía desde los aparcamientos del Estadio de Gran Canaria.

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

En la línea de salida  250 ciclistas, entre los que podíamos ver a lo más variopinto del pelotón canario, con incluso participación de ciclistas  venidos de  otras islas. Gente de edades dispares, había mucho chaval, mezclado con ciclistas veteranos, de los de siempre y que nunca fallan a su cita con la Virgen, tampoco se lo quisieron perder aficionados a la competición. En definitiva, muchas caras conocidas, mucho saludo y mucho compadreo, porque al final el cicloturismo no es más que una reunión de amigos con el ciclismo como pretexto.

Destacar la presencia del alcalde de Artenara, Roberto García, muy aficionado al deporte y que fue el primer alcalde que completó la cicloturista de su municipio. Ángel Bara también se dejó ver por la línea de salida, el “capo” de La Cicloturista Costa Canaria anda en pleno proceso de preparación de su prueba y siempre se deja ver donde hay algo relacionado con el cicloturismo.

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Precedido de la Guardia Civil, el pelotón salió rumbo a Teror, para hacer la primera parada en los aparcamientos del Mirador de Zamora, donde se encontraba el avituallamiento. Mucho calor, lógico si pensamos que estamos a mediados de agosto, que aunque no llegó a ser asfixiante, sí que vació muchos bidones. Siguiente parada en el Mirador de Pinos de Gáldar, una vez superadas las rampas más duras en la población de Lanzarote, para luego realizar un reagrupamiento de cara a la llegada a la Plaza de Artenara sobre las 2 de la tarde con todo el pelotón unido, donde nos esperaba la Virgen de La Cuevita.

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Una vez en la plaza y tras la ofrenda floral, el párroco procedió con la bendición con agua bendita a todos los allí presentes, alguno se escondió… que lo vi yo. Y finalmente en nombre de los ciclistas, uno de los chavales leyó un alegato de agradecimiento a la Virgen. Como todos los años hubo intercambio de obsequios entre el Ayuntamiento de Artenara y la FICGC.

Definir cómo es el recorrido de una marcha como ésta, es como definir una parte del paisaje de Gran Canaria. A menudo se nos olvida el paraíso en el que vivimos y hablo por todas las islas. Gran Canaria es un lugar donde en una mañana dando pedales puedes  respirar el salitre del Océano Atlántico y disfrutar de la incomparable visión de su mar de nubes, por encima de 1.500m de altitud, algo impensable en cualquier otro sitio que no sea Canarias. Todo ello condimentado con una paleta de colores distinta dependiendo de la vertiente de la isla y la época del año en la que te encuentres. Todo esto, unido a la tradición que acompaña a esta marcha, pues son ya 52 años, y las primeras imágenes que tenemos de ella son en blanco y negro, hacen que año tras año la onomástica de la Virgen de La Cuevita sea un éxito y se agoten todas las plazas en apenas unos días. Añadir que aparte de los integrantes de la Cicloturista “oficial”, son muchos los aficionados a la bicicleta que lo hacen a nivel particular y Artenara se llena de ciclistas desde primera hora de la mañana.

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Nos gustaría agradecer y destacar la labor de la Guardia Civil, a veces un poco menospreciada. Sólo dos agentes se hicieron cargo de todo el tráfico, pues no estaba cortada la carretera de bajada, para que todos los integrantes de la ciclo pudiéramos disfrutar tranquilamente de una mañana de ciclismo. Tampoco nos podemos olvidar de los voluntarios que con sus motos iban ayudando a controlar el tráfico, ni del C.C. “Con buen rollito” que gracias a su vinculación con Global, consiguió la aportación de una guagua  para todo aquel que necesitara ayuda para llegar arriba.

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Cicloturista Virgen de la Cuevita 2016

Otro detalle, que aunque ya lo dijimos en alguna ocasión, queremos volver a reiterar: no es muy buena idea salir antes que el vehículo que abre la marcha, sobre todo después de los avituallamientos, si te sales de la protección que ofrecen los vehículos que abren y cierran la prueba, quedas fuera de ella y de los seguros que nos protegen, si algo ocurriese en esa circunstancia el primero que se lava las manos es el seguro y te quedarías como aquel que dice: “con el culo al aire”, allá cada uno.

Como único punto negativo del día, que nada tiene que ver con la cicloturista,  el estado de nuestras carreteras. Sonroja ver el abandono en el que se encuentran, todas en general y las de la parte alta de la isla en particular. Descender de la cumbre es poco más que jugártela en una ruleta rusa si sueltas un poco la bici, ni pensar quiero que sería una bajada en grupo, por una carretera como la que se subió, por ejemplo. Agujeros, baches y asfalto descarnado hacen que el traqueteo de la bici sea indómito y peligroso. Cuesta creer que en un lugar eminentemente turístico, que acoge a tanto aficionado al ciclismo en todas las épocas del año, la desidia y el olvido político se haya apoderado de esta manera de ellas, así nos va el cuento… pero no quiero calentarme más, que La Cuevita no tiene la culpa.

Al final nos quedamos con el gran ambiente, la buena organización, que ni hubo ningún incidente destacable y con la paella para todos como final de fiesta. Todo fue sobre ruedas en la 52ª edición de la Virgen de La Cuevita, ¡que siga la fiesta! Un abrazo.

En breve todas nuestras foto en Facebook

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola