Unai Yus: Epic Gran Canaria, ¡¡¡qué gran fin de semana!!!

Unai Yus: Epic Gran Canaria, ¡¡¡qué gran fin de semana!!!

Ha sido un fin de semana diferente, lúdico, deportivo y también competitivo. Ese ha sido el cocktail perfecto de la Epic Gran Canaria. El sábado tocó ir a Santa Cruz para coger el barco a Agaete y de allí a Pozo Izquierdo para alojarnos, comer algo y después de descansar un poco desplazarnos hasta Maspalomas, bueno, mejor dicho Meloneras, a correr un critérium nocturno. ¡Puf!, cuantos años hace que no corro un critérium, ni siquiera diurno… Sé lo que me voy a encontrar, diversión, tensión y agonía, mucha agonía. Es lo que tienen los circuitos.

Como la carrera es corta y tarde, me disfrazo de Loro (Loro Parque, mi equipo) y me voy a rodar un rato hacia Arguineguín porque no puedo entrar al circuito ya que están los niños de las escuelas y después empezarán las carreras del resto de categorías. Sigo rodando, mejor tener la musculatura bien caliente y estar activado que arrancar en frío. Las categorías van pasando y la noche va cayendo, con lo que me subo al rodillo para terminar de calentar bien. Y por fin, nos llaman a la salida.

Criterium Epic Gran Canaria 2018

Criterium Epic Gran Canaria 2018

Al correr sólo los élite no somos muchos, pero hay unos cuantos chavalillos jóvenes, extranjeros… a ver cómo van. De las 11 vueltas que íbamos a dar las han dejado en 6 porque se ha retrasado bastante la carrera, y puntuarán las vueltas 3 y 6. Con ello se hará una clasificación que otorga bonificaciones para restar a la suma de tiempos de los dos tramos cronometrados de mañana. Pitan y Pedro Rodríguez sale como alma que lleva el diablo. Un extranjero intenta salir a por él pero es incapaz, mi compañero Adonai se acerca pero no consigue tapar el hueco, pero al final, entre unos y otros cierran el hueco. Hinchazón de piernas, así que me coloco bien y a controlar. La carrera va estirada, como siempre en un circuito urbano y rápida. Siempre hay ataques y terminando la segunda vuelta ataca mi compañero Alejandro. Saca unos metros y al paso por meta, en el repecho, ataca Pedro. Espero que Ale lo vea y le pille la rueda, pero no es así, así que, toca apretar el culo. Arranco, Dani De La Fe se suelda a mi rueda y sacamos unos metros al grupo. Pedro resiste, nos hemos acercado pero sigue por delante. No me pongo nervioso, hacia meta, antes del giro que lleva a la pancarta pica para abajo, y entre dos lo pillamos fijo. Así es, lo tenemos ya, una rotonda y… la puta locura, una persona de protección civil salta al medio de la rotonda moviendo los brazos y gritando que nos paremos. Vemos un corredor en el suelo acompañado por  otro de Protección Civil que lo atiende, que no tendremos problemas en sortear porque no sé mueven. El problema está en el “loco” que se mueve y agita los brazos. Sé que lo está haciendo con buena intención, pero lo que está haciendo es peligrosísimo. Una persona inmóvil no es un peligro, algo que se mueve, sí. Pasamos despacio y digo a mis compañeros de escapada que paramos en meta. Y justo cuando estamos llegando, un extranjero, creo que haciéndose el loco porque nos ha visto hacer el gesto de parar con los brazos, nos adelanta y pasa el primero la meta. Nosotros paramos pie a tierra, los que vienen por detrás también y el “esprintador” se da la vuelta.

Criterium Epic Gran Canaria 2018

Criterium Epic Gran Canaria 2018

Los jueces y el organizador nos preguntan extrañados qué pasa, les explicamos lo que nos hemos encontrado y que se nos ha ordenado parar y empieza la tensión. Que si Protección Civil no es quien para parar la carrera, que si de acuerdo pero que nosotros no queremos atropellar a nadie, que si se sigue, que si no… El juez dice que se anulan las bonificaciones y que se dará el pódium de la manera que se ha entrado en meta (premio gordo para el “esprintador”). Estamos de acuerdo, pero el organizador, que es quien se ha partido el culo por sacar la carrera, dice que quiere que se den las 3 vueltas que quedan. Los corredores aceptamos, decimos de ir rápido pero sin locuras y que se esprinte al final. Pero claro… una cosa es la teoría y la otra la práctica. La gente va nerviosa y como no se va a tope se encuentran con fuerza para atacar, con lo que…vamos de carreritas otra vez. Y lo peor es que van nerviosos… así que me pongo a tirar a tope para que vaya enfilado y no haya ataques y a falta de 350m, llegando a la últimas curva me abro y me olvido del sprint.

Aún quedan los podios, volver a Pozo Izquierdo, cenar vestidos de ciclistas, ducharnos… cerrar los ojos y volverlos a abrir seis horas más tarde. Joder… ¡cómo nos gusta castigarnos!

Epic Gran Canaria 2018

Epic Gran Canaria 2018

La salida y la meta de la cicloturista del domingo son a pie del Mirador de las Dunas de Maspalomas, un sitio precioso, mágico. Personalmente no me van mucho las cicloturistas, se va, para mi gusto, excesivamente despacio, incrementando el peligro. Pero, para mi sorpresa, el coche que abre la prueba nos lleva a un ritmo alegre. Nos permite hablar, el grupo va estirado, no apelotonado y se circula de forma muy agradable y amena. Charlo con uno, con otro, risas, vacile y… llegamos a pie del primer tramo cronometrado. Corto, duro, explosivo y… exploto. Voy siempre en cabeza, se va seleccionando el grupo en las curvas de herradura, por carretera estrecha y preciosas vistas hasta que no puedo seguir el ritmo de Pedro. El tío va en plato gordo y yo en pequeño y tengo que subir piñones. Poco a poco se me va y se me acercan por detrás De La Fe y un guiri. Aguanto como puedo, pero terminan por pillarme y pasarme. Llevo las patas de palo, duras, hinchadas, acidosis y explosión. Menos mal que estamos en el último kilómetros y puedo minimizar daños.

Paramos, nos avituallamos y en cuanto llega el último corredor, arrancamos todos, de nuevo, en alegre procesión. El ritmo sigue siendo bueno, alegre pero contenido. Para mi, lo mejor o de lo mejor de la prueba. Poco a poco nos vamos acercando a la subida de la presa de Soria, una de las subidas más emblemáticas de Gran Canaria. Esta vez nos paran, para que se reagrupe un poco la gente, una meadita y… a sufrir. Por delante 24,5km de tramo cronometrado, Primero la subida de la Presa de Soria, casi 6 kilómetros al 8% de media, para seguir por el Tauro Pass desde El Barranquillo de San Andrés y de aquí, por la Presa de Las Niñas hasta Ayacata.

Epic Gran Canaria 2018

Unai Yus en la Epic Gran Canaria 2018

Nada más arrancar tensa Jorg Ludewing. Con este me las he visto yo hace ya unos años… allá por el 2004 y 2005. Mi intención no era empezar fuerte, pero no puedo dejar que se vaya el caballo, así que al lío. Pedro, el guiri que ha hecho antes 2º, mi compañero Alejandro y yo. De La Fe no entra al trapo, le entra el miedo escénico y decide esperar. Ritmo vivo, sin ataques, pero las rampas hacen que se queden primero Jorg y Alejandro y que Pedro haga la goma. Se queda y entra. Knut Steffensrud, el otro guiri, marca el ritmo y yo le voy acompañando. Hasta que, viendo que Pedro no va cómodo, en una zona algo más suave acabando Soria tenso un poco más. Alejamos a Pedro y decido no parar. Entramos en el Barranquillo de San Andrés, la carretera se estrecha y se llena de agujeros. Es una subida diferente, descarnada, la bici no corre y alterna rampones muy duros con otras zonas más fáciles. Knut cede, le saco unos metros, que se convertirán en segundos, pero siempre lo tengo relativamente cerca. Es cierto que vamos lentos y el agujero, en tiempo, es mayor de lo que parece, pero cuando llegamos a la parte alta, en una zona de subidas y bajadas cortas, de fuerza, acelero a tope. Miro hacia atrás y lo veo más lejos. Cambio de carretera a una de nuevo ancha y mejor asfaltada, un repecho duro y llega la zona que me han dicho que es casi llana. Toca exprimir mi potencia. Aquí, por fuerza y peso, debería de sacar diferencia a Knut. Y así es. Disfruto, veo la velocidad a la que ruedo y me crezco. Así da gusto sufrir. Aún quedan 15km, luego 10, y van bajando. Cada vez queda menos para llegar a Ayacata pero cada vez me cuesta más mantener el ritmo. La carretera vuelve a estar descarnada y las rampas son de nuevo más duras. Por fin, tras 1:02 llego al arco de meta. Un poco más adelante el avituallamiento. Un lujo, después de exprimirte poder tomar un refresco, agua, café recién hecho… lo que quieras. Me cambio, espero a que lleguen mis compañeros y cuando estamos los 6 del Loro Parque seguimos hacia Maspalomas.

Criterium Epic Gran Canaria 2018

Criterium Epic Gran Canaria 2018

Otro acierto de la organización, una vez terminado el segundo tramo cronometrado, la vuelta hasta Maspalomas es libre. Y es tan libre que nosotros, decidimos alargar por Santa Lucia hasta Vecindario, casi 20 kilómetros más. Ya que estamos, vamos a aprovechar el domingo. Comerte una paella en el Mirador de Las Dunas de Maspalomas no tiene precio. Gracias a la Epic Gran Canaria lo hemos podido hacer.

Hay algunas pequeñas cosas a mejorar, como es el timing del critérium, pero para ser una primera edición le doy un 10 a la organización, un 11 a la implicación y un 12 en mimo al ciclista. Habéis puesto una gran semilla que seguro florecerá en próximos años. Enhorabuena y gracias por este gran fin de semana.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola