Unai Yus, he hecho lo que tenía que hacer. Ultrabike Lanzarote 2018

Unai Yus, he hecho lo que tenía que hacer. Ultrabike Lanzarote 2018

Hasta la línea de meta no se acaban las carreras y ahora que me he reconvertido en esprinter lo llevo hasta el extremo, jejeje. Sabía que era prácticamente imposible recuperar 8″ a todo un Campeón de España como Ismael Ventura. Y eso con un viento normal; con el huracán de hoy era totalmente imposible. Pero lo he intentado, es lo que tenía que hacer, lo que hace todo al que le gusta competir. Ultrabike Lanzarote, 90km de sufrimiento para acabar al sprint, pero al menos he podido ganar.

Con la salida a las 09:00 y el cambio de hora he dormido poco, pero supongo que todo el mundo estará igual. Me encuentro bien, motivado y con ganas. Hace fresco, el tiempo está revuelto y, sobre todo, ventoso. Vale que estamos en Lanzarote, pero… creo que incluso para ser Lanzarote es ventoso así que imaginad.

Tras una tranquila marcha neutralizada desde el Club Santa Rosa, llegamos a la salida en los Ancares y… se acabó la tranquilidad. Durante unos metros aquello parece un XC en lugar de un maratón de 90km. Menos mal, que sólo son unos cientos de metros hasta que llega el primer repecho… Ahí ya me coloco en cabeza sin agobios y espero a que llegue el primer estrechamiento. Se pasa de una pista bien pisada y por la que cabe un avión a una pista en la que cabe justo un coche y totalmente rota. Es mi cuarta Ultrabike y es el año que más rota está la zona. Menos mal que este año con mi Superior doble no me importa. Vamos a un ritmo interesante, ni a tope ni parados, y poco a poco se va seleccionando el grupo. No hay un corredor que tire más, más o menos pasamos todos y el ritmo y el viento van haciendo un filtro. A mi tampoco me interesa que el grupo sea muy grande porque al estar tan roto es más fácil que haya enganchones y caídas, así que colaboro con mis compañeros Juani y Adriano a la vez que lío a Colomé, Ventura, Toni Zamora y Yeray Delgado. Entramos todos, a ritmo, pero sin parar. Y así y todo, en un momento dado entran por detrás Jacob González, Rubén Amador y Richard Rodríguez.

Unai Yus. Ultrabike Santa Rosa 2018

Unai Yus. Ultrabike Santa Rosa 2018

Es la señal, el detonante para que Colomé se caliente y empiece a tirar con ganas en el siguiente repecho. Ventura y yo salimos fácil, así como Juani. El resto se corta, pero mi otro compañero, Adriano, arranca de atrás y nos pilla. Coronamos y bajamos hacia Guatiza, al primer avituallamiento. Aún no llevamos 20 kilómetros, se han hecho eternos con el viento de cara. Giramos en Guatiza y empezamos a volar hacia Teguise. Ahora el viento ayuda, pero no será por mucho tiempo. Ventura y yo colaboramos con Colomé, este grupo es perfecto, 5 corredores. A mi me interesa porque somos 3 Loro Parque.  Pero no dura mucho la alegría. En cuanto en viento deja de empujar y llega la subida hacia Teguise, primero Adriano y Juani, un poco más adelante, ceden.

Carrera a tres. Ahora es Colomé el que más insiste, quiere dejar atrás a Juani, para sacarlo del pódium. Yo, lógicamente no colaboro, y Ventura tampoco tiene mucho interés, excepto en los senderos dónde el pone su marca a la carrera. No va a tope pero disfruta, se gusta, y nos hace disfrutar y sufrir a nosotros. Pero la cosa no va más allá, la sangre no llega al río. Vamos en silencio, no hablamos, cada uno lleva su carrera en la cabeza, cada uno tiene un objetivo. Colomé es el más generoso, es lo que le toca, Ventura nos tensa en las pocas zonas técnicas y yo pruebo a mantener un ritmo alto en las zonas de arena. Pero nadie se decide a romper el grupo. Las fuerzas están bastante igualadas, y las diferencias que podría haber en un día sin viento, desaparecen con este vendaval. Es totalmente imposible soltar a alguien con un nivel similar.

Unai Yus ganador 2ª etapa Ultrabike Santa Rosa 2018

Unai Yus ganador 2ª etapa Ultrabike Santa Rosa 2018

Así que seguimos, tarea de desgaste, trabajo a largo plazo. Llegamos a la zona de Montaña Blanca y Ventura, sin volverse loco, pone un punto más. Yo sufro pero le sigo a rueda y Colomé sufre, pierde unos metros pero consigue volver a entrar. Primera señal de flaqueza. Paso a mantener el ritmo en una zona que me encanta, entre viñedos, por una pista con curvas de 90º que nos meten en un senderos súper estrecho entre viñedos. Modo caza ON, se ha despertado mi instinto. Me la juego, arriesgo lo justo y sobre todo arranco a tope de las curvas para intentar descolgar a Colomé. Ventura viene fumando detrás de mí, no le hago ni cosquillas. Oriol pierde unos metros, salimos del sendero, aprieto y llegamos al avituallamiento. Pillo un botellín a Humberto pero me encuentro con la sorpresa que me da un gel y una barrita pegados al bote. Pierdo un tiempo precioso en soltar el alimento, guardarlo y meter el bidón. Lo justo para que Colomé, sin pillar botellín, nos coja. Ha arriesgado, va sin agua pero a rueda.

Equipo Ciclista Loro Parque Ultrabike Santa Rosa 2018

Equipo Ciclista Loro Parque Ultrabike Santa Rosa 2018

Para su desgracia llega otra subida, por un sendero, hasta una loma. Ventura delante, yo detrás y él sufriendo a unos metros. En una curva más empinada, me patina la rueda trasera, me tengo que bajar, corro unos pocos metros, salto a la bici y esprinto para llegar a la rueda de Ismael. Oriol ha pasado montado gracias a los pocos metros perdidos que tenía, pero cuando yo he acelerado para entrar a la rueda de Ventura se ha vuelto a quedar. Coronamos, está un poco más lejos, el viento que pega en la zona alta de la montañita lo frena. Nos tiramos para abajo y sin hablar sabemos que toca apretar. No vamos a muerte, sería matarnos contra el viento, pero sí alegres y a relevos. Colomé se hunde, en poco tiempo dejamos de verlo. Faltan 25km a meta y ya no paramos. Vamos en ese punto de carrera en el que colaboras porque te interesa y de vez en cuando pruebas a tu rival. No a tope, pero no dejas de “tocarle los cojones”. Cada uno busca sus zonas, pero ambos sabemos que será complicado. Van pasando los kilómetros, el viento sigue soplando y se acaban los repechos y se acaba la arena.

Ismael Ventura, Una Yus y Oriol Colomé. Ultrabike Santa Rosa 2018

Clasificación Final: Ismael Ventura, Una Yus y Oriol Colomé. Ultrabike Santa Rosa 2018

Y a 15 de meta decido que me la voy a jugar. No tengo nada que perder. El viento es favorable y lateral, de rodar rápido, pero sigue molestando. Así que “modo carretero”, a la esquina, a meter cuneta. Hay momentos en los que Ismael puede protegerse, pero la mayoría del tiempo va cara al aire como yo. Me pego lo más posible a las piedras, que él haga lo mismo. O pincha él o pincho yo. O revienta él o reviento yo. Pero nada de eso ocurre; nos plantamos en el asfalto de Costa Teguise, con viento en contra a 1,5km de meta.  Ganar la clasificación general será imposible, pero me queda la posibilidad de ganarle al campeón de España de bikemaratón al sprint. Perreo y al salir al asfalto me coloco a su rueda. Y sigue pedaleando, intranquilo, sabiendo que estoy  detrás. Vamos despacio pero sin parar, nos acercamos a la meta y nadie arranca. Yo aguanto todo lo que puedo, quiero ponerlo nervioso. Además, el viento en contra es mi aliado. Y cuando veo las vallas, le asomo la rueda y arranca. Es el momento, es la señal, aprieto los dientes, bajo 2 piñones de golpe, me pongo de pie y esprinto, lo más rápido que puedo. Al principio resiste, pero el viento juega a mi favor y cuando le saco una rueda se sienta y me escapo lo suficiente para levantar los brazos y saborear una victoria ante todo un Campeón de España.

Lo he intentado. No ha podido ser la general pero me voy satisfecho con la victoria. Termina un gran fin de semana en una carrera que no deberías de esperar a que te la cuenten. Apunta para 2019: Ultrabike Lanzarote.