Los frenos con ABS también llegarán a las bicicletas

Si eres de los que piensa que una bicicleta no es mas que un cuadro, unas ruedas, un sillín y un manillar te equivocas. Las bicicletas se han convertido de unos años a esta parte en máquinas cada vez más tecnológicas y complejas -dentro de la sencillez de su concepto-. Los recientes cambios introducidos en las bicicletas llevan camino de convertirlas en máquinas cada vez más complejas.

Primero llegaron los materiales de construcción de alta tecnología. De la madera se pasó al acero, luego al titanio, el aluminio y ahora a las fibras de carbono. Las primeras bicis eran de piñón fijo y con los años pasamos a incorporar cambios mecánicos, para luego ir añadiendo más piñones -ya vamos por 12- para incrementar los desarrollos hasta llegar a los cambios electrónicos tan habituales en las bicis de carretera. Los frenos pasaron de los de herradura simples a los de doble pivote hasta llegar a los de montaje directo que mejoraron la frenada y la modulación de la misma. En el MTB se pasó de los V-Brake a los frenos de disco que monta casi cualquier bici de MTB. El siguiente paso ha sido llevarlos a las bicicletas de carretera, aunque éstos están tardando más en extenderse por el incremento de peso que supone su instalación -algo casi superado con los últimos modelos-. El último paso ha sido añadirles motores eléctricos y convertirlas en E-Bikes, con lo que se llega a un público aún mayor que quiere moverse en bici pero no a costa de realizar grandes esfuerzos.

ABS Bosch mecánico para bicicletas

ABS Bosch mecánico para E-Bikes

Una vez aprobados de forma definitiva los frenos de disco en la competición de carretera y BMX, el próximo cambio quizás vaya encaminado a mejorar la seguridad, con la inclusión de un sistema antibloqueo ABS de frenada para las bicicletas eléctricas E-Bikes que, con los años, seguro que terminará por llegar incluso a las de carretera y MTB.

En esencia se trata del mismo sistema que presentó Bosch en 1978 y que hoy lo incorporan el 75% de los coches que se fabrican en el mundo, y también muchas motocicletas. Se trata de sistemas ABS mecánicos, no electrónicos, y su funcionamiento es relativamente sencillo. Cuando apretamos el freno, la frenada se produce hasta un punto en el que el sistema detecta demasiada presión y en ese momento ésta se libera por una válvula para reducir el rozamiento de las zapatas con el disco, evitando que la rueda bloquee.

ABS Outbraker Lobito. Lobito Bikes

ABS Outbraker Lobito. Lobito Bikes

La empresa española Lobito Bikes también ha desarrollado su propio sistema ABS mecánico, el Outbraker Lobito. Este sistema es totalmente regulable y cuenta con 42 clicks mediante una cómoda rosca giratoria. Si lo llevas todo cerrado simplemente no actúa (es como si no llevaras nada). A medida que vas abriendo clicks gradúas el inicio donde empieza a actuar. Como norma general se lleva a 15 clicks desde todo abierto, aunque en competición lo gradúan hasta a 31 clicks desde todo abierto. La graduación específica por tanto va en función del peso de la persona y del límite máximo de frenada que desea otorgar a la bicicleta. El Sistema completo pesa solo 39g. y es compatible con los frenos de Shimano, Sram, Avid, Magura.


Los fabricantes de bicicletas también están realizando incursiones en estos sistemas de frenado. Pinarello junto con la empresa BluBrake y la Universidad Politécnica de Milán han desarrollado un sistema de antibloqueo ABS diferente a los mecánicos, que entre otras cosas tendrá en cuenta las condiciones del asfalto. Este sistema incorpora sensores de velocidad de alta sensibilidad, acelerómetros y giroscopios incorporados a las ruedas y otros detectores que, combinados y gestionados por una plataforma electrónica, dotan al sistema de una inteligencia artificial para aumentar la seguridad del ciclista. Este  sistema no llega a actuar directamente sobre el freno regulando la presión de frenada, sino que hace que la maneta vibre avisando al ciclista de que debe soltarla antes de que se bloqueé. El sistema BluBrake, según comunica la compañía en nota de prensa, “te permite frenar más cerca del límite físico de fricción entre la rueda y la carretera”.

En el futuro continuaremos viendo como llegan más mejoras al mundo del ciclismo, muchas de ellas asociadas a la conectividad, los motores eléctricos y baterías cada vez más pequeños, sistemas que mejoren la seguridad y otros que ni siquiera nos imaginamos. Por suerte para los amantes del ciclismo, una bici siempre será una bici mientas haya que dar pedales.

El funcionamento de estos sistemas los podemos comprobar en los siguientes videos:

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola