Cerca de 300 ciclistas peregrinan a Teror en la cicloturista solidaria El Pino 2018

Un pelotón de cerca de 300 ciclistas tomó parte en  la cicloturista solidaria “El Pino 2018” para pedalear en una jornada de ciclismo festiva desde las Palmas de Gran Canaria a la Villa Mariana de Teror, donde esperaba la Virgen del Pino para homenajear el esfuerzo de los ciclistas.

Marcha cicloturista solidaria El Pino 2018

Marcha cicloturista solidaria El Pino 2018

Eran poco más de las 10 de la mañana cuando la cicloturista “El Pino 2018” daba el pistoletazo de salida desde la Plaza de Santa Ana de Las Palmas de Gran Canaria, con la catedral de la capital como testigo, con un  pelotón formado con ciclistas de toda edad y condición y con representación de muchos de los equipos y clubes ciclistas más importantes de la isla. Prueba de ello fue la participación de Alejandro Macías, actual Campeón de España de Enduro o Marcos García ganador de la Vuelta Ciclista Isla de Tenerife, entre otras pruebas, y que nunca pierde la ocasión de participar en la marcha ciclista terolense. También se dejó ver en la prueba que organiza Ciclonorte Aterore Manolo Toledo, antiguo responsable de la FICGC, que tampoco pierde la ocasión de participar y apoyar nuestro ciclismo.


Por delante, un recorrido de 40 km con bastante subida que pasaba además de las antes citadas de Teror y Las Palmas, por Santa Brígida, donde la marcha se reagrupaba y se avituallaba antes de afrontar su entrada en la villa mariana. Cierto es que aunque el recorrido no es muy exigente para un ciclista habitual, sí que lo es para los deportistas más casuales o menos en forma. Las rampas de “La subida de la Tropical” o algún tramo en la población de “Tafira” sacaron el resuello a muchos y alguno llegó a Santa Brígida con todas las alarmas encendidas.


Por cierto, gran trabajo de todas las fuerzas de seguridad, sobre todo Policía Local y Guardia Civil, estos últimos espectaculares en el control de tráfico en carreteras, que no son del todo fáciles para esta tarea. Se reagrupó el grupo en varias ocasiones, decisión acertada para evitar problemas de seguridad en carreteras que en el horario en que pasaba la marcha ya tenían gran afluencia de tráfico. Por otro lado no hubo que lamentar ningún incidente en toda la jornada.

Una vez repuestas las fuerzas, y recuperado el resuello en Santa Brígida, la marcha puso dirección a Teror, población a la que llegaba sobre la una y media, con un pueblo abarrotado de gente en el que ya se huele el ambiente festivo que se espera el fin de semana que viene, donde la visita de miles de peregrinos formara parte del paisaje de la carretera.

En Teror, como en todas las ediciones anteriores gran acogida a todos los ciclistas del pelotón, con presencia del Alcalde de Teror José Luis Báez en el patio del Palacio Episcopal, donde la organización del Ciclonorte Aterore daba la comida de confraternización a todos los participantes en la marcha para reponer las fuerzas después del esfuerzo dominical. Gran final de fiesta y muchas promesas cumplidas para una marcha cicloturista que todos los años gana adeptos que no quieren perder la ocasión de visitar a la Virgen del Pino dando pedales.

Es verdad que poco a poco se están arreglando y reasfaltando muchos tramos de carretera en Gran Canaria, pero no es menos cierto que hay mucho trabajo por hacer. Fue curioso, y triste a la vez, ver la cantidad de ciclistas que tuvieron problemas mecánicos, sobre todo pinchazos, en la GC-308 a su paso por San Lorenzo, su asfalto es calamitoso, a veces me pregunto que habrán hecho los vecinos de esta localidad para tener su carretera en este estado, seguro que ni ellos lo saben, una pena…

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola