Los mejores cuentakilómetros con GPS para ciclismo

Los mejores cuentakilómetros con GPS para ciclismo

Los cuentakilómetros con GPS o ciclocomputadores se han convertido en una herramienta muy popular y cada vez más frecuente. Pueden ser muy útiles tanto para aquellos que buscan hacer un seguimiento metódico de sus sesiones como para los que se motivan compartiendo sus resultados o buscando metas en aplicaciones sociales como Strava. Para facilitar la tarea de encontrar el que más se ajusta a nuestras necesidades, hemos seleccionado tres modelos de diferentes gamas de precios.

Foto: Andreas Kambanis

Foto: Andreas Kambanis. CC BY 2.0

iGPSPORT iGS 10 – Gama de entrada

El iGPSPORT iGS 10 es un dispositivo básico pero que ofrece tanto localización GPS como conexión ANT+ para incorporar monitores y sensores externos, dos de las características fundamentales para comenzar a monitorizar de forma más seria nuestras sesiones. Por defecto, podremos conocer nuestra velocidad puntual, media y máxima, el tiempo de la sesión, la distancia recorrida y la total o el tanto por ciento de pendiente, por ejemplo. La pantalla, de 3cm x 3,8cm, muestra toda esta información en blanco y negro de forma clara y cuenta con una retroiluminación que se activa de manera automática. Para controlar sus opciones disponemos de una sencilla configuración de dos botones, suficiente para el propósito del dispositivo. Además de la ya mencionada compatibilidad con ANT+, también cuenta con la posibilidad de conectarse al móvil para sincronizarse con la aplicación propia iGPSPORT (disponible en versión Android e iOS).

Pero, ¿resulta útil para un ciclista aficionado disponer de toda esta información y conectividad? La respuesta puede estar en las palabras de Mike Vacanti, coach físico muy popular por su papel como divulgador y asesor en desafíos extremos: “Si alguien que se parece a ti lo ha logrado, te demuestra que se puede hacer”; resulta innegable la motivación que aporta el componente social que ofrecen los cuentakilómetros con GPS (nos ayudan a monitorizar nuestras marcas y compararlas con las de otros ciclistas). En el caso de iGPSport iGS 10, la sincronización de recorridos con Strava hará que resulte más sencillo cumplir con este propósito. Hay que recordar que la transferencia de datos con Strava se realiza siempre a través de otro dispositivo, ya sea un ordenador o un móvil, y que solo permite compartir los datos de nuestros recorridos (hasta 90 h).

Si a estas funciones añadimos la impermeabilidad y una batería que promete 25 horas de uso, resulta sorprendente que un producto tan completo esté disponible por un precio que no llega a los 70 euros (e incluso menos, ya que es frecuente encontrar promociones y descuentos que lo hacen todavía más asequible). Sin duda, un firme candidato para sumarse a nuestro material.

GARMIN EDGE 520 – Gama media

Uno de los superventas indiscutible en el segmento de los ciclocomputadores. Si el Edge 500 ya fue todo un éxito, Garmin se ha superado en el diseño del Edge 520, el que muchos consideran que es el mejor GPS para ciclistas en relación calidad-precio.

Fuente: YouTube

Su principal atractivo es la versatilidad: ciclistas aficionados y profesionales (muchos equipos lo tienen como equipación oficial) encontrarán toda la información que precisen, presentada de una forma clara y acorde con sus necesidades. En un tamaño muy contenido nos encontramos con una pantalla en color de 2cm x 2,65cm con certificación IPX7, compatibilidad con ANT+ y la para muchos imprescindible opción de los Live Segments de Strava, todo ello en menos de 60 gramos de peso. También incluye funciones de entrenamiento en rodillo (como la de establecer objetivos de potencia media mediante ANT+). Gracias a ANT+ también podremos conectarlo a un sinfín de dispositivos, entre los que no pueden faltar el radar y las luces Varia, medidores de velocidad, cadencia, potencia (incluidos los Vector) y frecuencia cardíaca, o el cambio electrónico Shimano Di25, que muestra la marcha actual en pantalla.

El precio del Edge 520 es de aproximadamente 200 euros, o cerca de 240 si adquirimos el pack que incluye la banda-monitor de frecuencia cardíaca. También puedes encontrar la versión Plus, con navegación avanzada y mapas Cycle Map preinstalados, por unos 290 euros.

GARMIN EDGE 1030 – Gama alta

Cerramos esta selección en la cumbre, con uno de los ciclocomputadores más deseados: el Edge 1030, del que a simple vista destaca su pantalla en color de 3,5”. De nuevo, Garmin ha conseguido encontrar un buen sucesor a un ya de por sí excelente producto de su catálogo, el popular Garmin Edge 1000.

Fuente: Youtube

Para ello cuenta con Garmin Cycle Map preinstalado, con alertas giro a giro, la última actualización de la función Live Segments de Strava, conectividad WiFi, mensajería entre ciclistas de un mismo grupo o la opción Trendline para acceder a rutas punto a punto, dentro y fuera de la carretera, obtenidas gracias a la experiencia de la comunidad virtual de Garmin Connect. Todo ello en la generosa pantalla en color ya mencionada, donde resultan cómodas tanto la visualización de los datos y mapas como la configuración de las rutas, pero que no mina la autonomía del dispositivo; Garmin presume de ofrecer hasta 20 horas de uso, ampliables hasta 40 horas con el Garmin Charge (opcional).

Una configuración como la del dispositivo que nos ocupa, cuyo display en color se va a las 3,5”, también tiene su coste en el peso y el tamaño: 122 gramos en 11,4cm x 5,8cm. En cuanto al precio, se puede encontrar por menos de 550 euros en un pack con monitor de frecuencia cardíaca, sensor de cadencia y sensor de velocidad.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola