Adiós a dar la vuelta a Gran Canaria, cortada la carretera de Agaete-La Aldea

Como era de esperar, con la llegada del otoño y del mal tiempo, el Cabildo de Gran Canaria volvió a cortar la carretera que une Agaete  con La Aldea de San Nicolás para el tráfico de guaguas, motos y bicicletas.

Han bastado las primeras lluvias para que comenzaran a aparecer los primeros desprendimientos en la vía, hasta el punto de que el pasado fin de semana se produjera un accidente, en el que una mujer resultó herida en Faneque, al ser alcanzada por una piedra mientras circulaba en su vehículo.

Corte de la GC-200 Agaete -La Aldea

Corte de la GC-200 Agaete -La Aldea

El consejero insular de obras públicas, Ángel Víctor Torres, anunciaba en nota de prensa que algunos informes técnicos “revelan la existencia de una situación de riesgo que afecta de manera especial a los usuarios que no disponen de ningún tipo de protección frente a posibles desprendimientos”, es decir: bicicletas, guaguas y motos. Como es lógico, los distintos colectivos del municipio de la Aldea están que trinan, debido al negativo impacto económico que dicho cierre acarreará a la comarca. Por ejemplo, el foro Roque Aldeano decía: “Los casi cinco meses que estuvo en vigor la precipitada limitación del tráfico, fue notable la reducción de visitantes, con importantes consecuencias económicas para el municipio”.

En cuanto a la apertura de la carretera nuevamente, todo hace indicar que  la GC-200 permanecerá cerrada de nuevo todo el invierno, como ya ocurriera el año pasado. El arreglo de los tramos peligrosos está presupuestado en unos 10 millones de euros y ahora ninguna institución  se quiere hacer cargo de ellos, vamos, un poco lo de siempre.

Bueno, pues ya sabéis, adiós a la vuelta a la isla en bicicleta, “quien no ha podido, tiempo ha tenido”  que diría el Cabildo. Ya fuera de bromas, es una lástima que una de las rutas más bonitas que tenemos no la podamos disfrutar, pero la seguridad es lo primero, a ver cuánto tiempo tardan en ponerse de acuerdo para arreglarla, como mínimo este invierno, eso fijo. Por otro lado, este año tuvimos la oportunidad de hacer esa etapa y tanto la entrada a la Aldea por el sur (Tocodomán) como la salida del pueblo por el Anden Verde tienen el asfalto destrozado, la verdad que pobre gente estos Aldeanos, y luego algunos se extrañan de que se quejen. Vergüenza de carreteras. Un abrazo.