Aprieta el culo que llegamos a Teror. 3ª Marcha Cicloturista Pal Pino 2017

Aprieta el culo que llegamos a Teror. 3ª Marcha Cicloturista Pal Pino 2017

La 3ª edición de la Cicloturista Solidaria P´al Pino consiguió congregar a cerca de 250 ciclistas que disfrutaron de una marcha que recorría varios municipios de la geografía grancanaria y que tenía su meta en la villa mariana de Teror, localidad que alberga a la Virgen del Pino, patrona de la diócesis de Canarias,  que además da nombre a la marcha.

Una marcha organizada por el C.C. Ciclonorte que comenzaban en la Plaza de Santa Ana, la primera gran noticia del día. La verdad que fue un placer ver los pies de la catedral de Las Palmas de Gran Canaria llena de bicicletas y ciclistas en una ciudad que, por otro lado, lleva trabajando tiempo para conseguir implantar la bicicleta como medio de transporte, pero que no se suele prodigar muy a menudo en este tipo de eventos.


Buena noticia como decía, al igual que el ambiente festivo al que ya estamos acostumbrados y que  se volvió a vivir en la salida. Ciclistas de todo tipo y condición que no se  quisieron perder la oportunidad de visitar a la Virgen del Pino en  la afable mañana dominical, climatológicamente hablando, que se presentó en estos comienzos de septiembre. Rostros como el de Marcos García, último ganador grancanario de la Vuelta Ciclista a Tenerife, que por cierto se disputaba este fin de semana o el de Manolo Toledo, antiguo responsable de la FICGC, se mezclaban en un pelotón tan variopinto como heterogéneo formado a partes iguales por ciclistas federados como por otros sin licencia, a los que desde aquí animamos a federarse.

Otra de las buenas noticias del día fue el gran número de participantes femeninas con el que contó la prueba, una circunstancia que hace unos años era más complicada de ver y que ahora no lo es tanto.  Es muy común ver rodar por carretera a mujeres y por ende, participar en este tipo de eventos, muestra clara del acercamiento que está teniendo el género femenino al ciclismo de  un tiempo a esta parte.


A las 10:00 se daba el pistoletazo de salida a la caravana rodeada de Policía Local y Guardia Civil que hicieron muy sencillo la incorporación del pelotón a la carreta. Por delante 40 km, que fueron haciendo mella casi desde el comienzo porque se comenzaba prácticamente subiendo desde el primer metro y que a la altura de Tafira hicieron que alguno ya fuera más colorao que un pimiento. Avituallamiento en Santa Brígida para recuperar fuerzas, al que le quedasen y subida a Teror, previo paso por la carretera del Jardín Canario, vergüenza patria y autentico paradigma del estado en que se encuentran muchas de nuestras carreteras.

La anécdota del día se produjo en el despiste que tuvo Guardia Civil de tráfico, al cambiar un tramo del recorrido. En realidad sin ninguna importancia, más allá de los metros al 12% de desnivel que metió entre pecho y espalda al, por esas alturas, maltrecho pelotón. En él, muchos de sus efectivos ya tenían  todas las alarmas encendidas, apretando las nalgas con tanta fuerza que alguno al llegar a casa le habrá costado separar la badana del culo, aunque ya fue el  último esfuerzo antes de entrar sobre las 13:30 en un abarrotado Teror que por estas fechas anda en fiestas y abarrotado de coches, todo hay que decirlo. Posteriormente, visita a la Virgen,  comida de confraternización y cada mochuelo a su olivo.


Quizás lo más importante de la  marcha que organizaba el C.C. Ciclonorte  era que tenía  fines solidarios destinados a la Cruz Roja, estos fondos serán entregados en breve a la institución por parte del club organizador. Tampoco quisiera pasar por alto los mensajes de ánimo que los compañeros del Ciclonorte mandaron a Ángel, el Cabrilla, su compadre que no está atravesando sus mejores momentos de salud, y al que desde aquí mandamos un abrazo y una pronta y segura recuperación. Como siempre destacar el trabajo tanto de la Guardia Civil, como de la Policía Local y de los voluntarios motorizados o sin motorizar, que con su trabajo hicieron disfrutar a los demás y por supuesto a la familia Yánez, alma mater de la ciclo, que tiene que ver con  todo lo que se mueve a pedales en Teror. Nosotros en breve publicaremos nuestras fotos para que tengáis un recuerdo, alguna hasta salió guapa, otros no tanto, pero esto es lo que hay y con esto hay que ganar la guerra. Un abrazo.

Esta reflexión es cosecha propia, nada tiene que ver con la organización de esta carrera o con los responsables de tráfico que acudieron a la misma y que lo hicieron de lujo. La organización este año tuvo que cambiar el recorrido porque  recientemente salió una normativa de la DGT que impide el paso de pruebas ciclistas no competitivas por las autovías. Entiendo que se hace en pos de la seguridad y para reducir el posible perjuicio que se causa a los conductores de otros vehículos en vías con mucho tráfico. Pero me pregunto… ¿Qué es más peligroso y que causa más perjuicio? Hacer pasar a un pelotón un domingo a primera hora de la mañana y sin apenas tráfico por una carretera de dos o tres carriles controlado por las fuerzas del orden o transitar con un pelotón de ciclistas por una carretera sinuosa, como la del centro de la isla, con el tráfico que soporta un domingo por la mañana. Las leyes están para cumplirse y se deben cumplir, pero también deben de ser un poco flexibles y adaptarse las circunstancias  y, sobre todo, al sentido común, vamos digo yo. Un abrazo.