Así es la Biomecánica de Paco Cintas en Bicicleta Canarias

Hace unos días estuve en Bicicletas Canarias para conocer de cerca el trabajo que realiza Paco Cintas con la Biomecánica y conocer de cerca Bike Fit, el nuevo sistema con el que trabaja la tienda de ciclismo de Tamaraceite.

Así es la Biomecánica de Paco Cintas en Bicicleta Canarias.

Así es la Biomecánica de Paco Cintas en Bicicleta Canarias.

Sinceramente, si hace algunos años alguien te preguntaba qué era la biomecánica, te encogías de hombros y pensabas que aquello tenía que ver con la NASA, que se trataba de alguna carrera universitaria o vaya usted a saber. Pero, ¡ay amigo!, cómo cambian los tiempos,… A día de hoy el que más o el que menos ya sabe que la biomecánica tiene que ver con tu posición encima de la bicicleta. Lejos queda aquella Espada, primera referencia seria en nuestro país sobre la biomecánica, con la que Induráin rompía el crono, asociando directamente a la biomecánica solo con el ciclismo profesional.

Recuerdo cuando compre mi primera bici, te llevabas la que había en la tienda, solo te importaba que el color fardase  y que más o menos llegarás a los pedales. Toda esa ignorancia gracias a dios ha cambiado y hay mucha más información, a veces demasiada,  sobre todo en internet. Ahora a la hora de elegir bici ya sabemos que existen tallas y medidas en casi todos los componentes. Sin embargo, ¿sabemos colocarlos debidamente? Muchas veces no,  ahí entra el trabajo del biomecánico, en este caso Paco Cintas, para ayudarnos a colocarnos debidamente encima de nuestra bici.

Acudí a Paco Cintas con cierto escepticismo, lo confieso, no tanto porque no confiara en su trabajo, sino porque los ciclistas, sobre todo los que llevamos años con una posición en la bici, somos muy reacios a cambiar. Pensamos que ya lo sabemos todo acerca de nuestro cuerpo y nuestra máquina. Pero andaba acuciado con un dolor nuevo,  que ya llevaba tiempo machacándome el “culo”, por hablar en plata,  y que no conseguía hacer desaparecer.

Como iba diciendo, había visto lo ingenioso del nuevo programa Bike Fit que habían incorporado a la tienda y pensé que igual mi colocación en la bici me estuviera afectando y provocando los dolores que venía sufriendo. Raro -pensé-, porque era la misma que he llevado durante varios años y nunca había tenido estos problemas. Pero aún así, cerré los ojos y me puse en manos de Cintas para ver si sacábamos entre los dos algo en claro.


Bueno, lo primero que haces en la biomecánica de Bicicletas Canarias es una pequeña entrevista, entre otras cosas para conocer tú historia personal encima de la bici, ahí confiesas tus dolores y tus penas. Tu historial médico también es protagonista, por el tema de lesiones antiguas que vayas arrastrando. Mientras te van midiendo la bici, se me olvidaba contaros que lógicamente necesitáis llevar la bici y tu equipaje habitual de ciclismo, que me lio y se me olvida lo más importante. Pasados los saludos protocolarios y la entrevista, te miden y cuando digo te miden, es te miden, estatura, longitud de todas extremidades, entrepierna, en fin, 5 minutos tomándote medidas. Parecía  que había ido a un sastre más que a una tienda de bicis. Bromas aparte, todo este proceso cuento como un loro lo que me dijo Paco, es para conocer, aparte de las características de tu físico, descartar cualquier dismetría, que vine a ser que tengas una extremidad más larga que la otra.


De ahí a la camilla donde pasan a comprobar tu elasticidad, normalmente y hablo por lo que conozco, los ciclistas solemos ser un poco maderos, nos suele preocupar bastante poco el tema de los estiramientos y demás, ahora hay más conciencia de ello que antes y mucha gente conoce la vital importancia de hacerlos, sobretodo una vez que terminas una salida en bici. En mi caso, me sorprendió bastante comprobar que en las zonas más comprometidas a la hora de pedalear soy bastante más flexible de lo que pensaba, algo de vital importancia a la hora de colocarte encima de la bicicleta y subirte o bajarte grados de un sitio o de otro.


Siguiente paso llenarte el cuerpo de sensores de movimiento para que Bike Fit capture cada uno de ellos en la pantalla del ordenador. No te asustes, solo son unas pequeñas ventosas reflectantes en puntos estratégicos de tu cuerpo, principalmente en piernas y brazos que sirven de referencia para marcar los ángulos de todo tu cuerpo encima de la bici. La técnica es muy similar a la que usan las empresas de videojuegos a la hora de capturar lo movimientos de los futbolistas como por ejemplo el FIFA. Tienes otro aparato de medición, en este caso de la pedalada propiamente dicha, que captura el momento y la potencia  que imprimes la fuerza en los pedales, bastante curioso y decisivo para conocer probables malos hábitos a la hora de pedalear, toda la información la vas siguiendo al instante en un segundo monitor que tienes justo delante de ti.

Una vez acabados los preámbulos ya no queda otra que subirte en tu bici colocada en un rodillo especial y empezar a pedalear mientras que te espía  una cámara que tienes situada lateralmente y te observa el biomecanico. Hay que dejar claro que no importa tu estado de forma en el momento de realizar la biomecánica, pues aunque tienes que hacer varias grabaciones dependiendo de los cambios, estas no llegan más allá de varios minutos, a veces hasta menos. Incluso podría parecer engorroso el tener que andar bajando y subiendo de la bici, cada vez que se te realiza un cambio en tu posición, pero la verdad es que es alucinante verte en la pantalla del ordenador y observar cómo va cambiando tu manera de pedalear, como si fueras una estrella del deporte profesional, con todo tu cuerpo lleno de líneas imaginarias y grados. En cuanto al porqué de  los cambios que se realizan no puedo dar más detalles, me sobra ignorancia y me faltan conocimientos, para eso está el biomecánico, pero las variantes son bastante más amplias y complejas de lo que en un principio te puede llegar a parecer.


En mi caso particular y de manera anecdótica, contaros que de siempre me ha gustado llevar una posición estirada encima de la bici, el problema es mi carnet de identidad, hace 15 ó 20 años igual iba muy cómodo, pero ahora ya no soy el mismo y mi cuerpo se está empezando a quejar debido a lo lejos que tenía las empuñaduras de las manetas de cambio con respecto al sillín. Aparte de eso, siempre tuve la intuición que la altura del sillín la llevaba demasiado baja, aunque cumplía con todos los parámetros que habitualmente se utilizan al colocar el sillín. Pero la cámara de Bike Fit  desveló que pedaleo estirando un poco los pies y flexionando los tobillos, un poco de puntillas por aclararlo mejor, con lo cual mi pierna ganaba medida y flexionaba en demasía la rodilla, con lo que hacía falta una subida de unos 2 cm, nada más y nada menos, en el sillín. Este aumento, más un cambio de manillar por otro más corto o Compact que ni tan siquiera conocía, me cambiaron totalmente la posición en la bici.

Ahora debo decir que después de unos 700 kilómetros aproximadamente, mis dolores han ido paulatinamente despareciendo y soy más eficiente encima de la bici. Me costó acostumbrarme a subir en la bici con el sillín más alto, con las manetas más cercanas,  pero pasadas unas horas encima de ella mi cuerpo serrano lo ha agradecido y me encuentro mucho más cómodo en la actualidad que como iba en la bici anteriormente, ¿quién me lo iba a decir después de viejo?

Así es la Biomecánica de Paco Cintas en Bicicleta Canarias.

Así es la Biomecánica de Paco Cintas en Bicicleta Canarias.

En Bicicletas Canarias tienes varias opciones a la hora de posicionarte encima de la bici, que van desde la más sencilla y básica, hasta un estudio como este que me hice yo, en profundidad y con ayuda de programas informáticos. Se pueden realizar tanto para bicicletas de MTB como para bicicletas de carretera  y de contrarreloj y no tiene ninguna incompatibilidad por la edad o sexo. Eso sí, debes hacer un ejercicio de confianza y encomendarte plenamente a la causa. Digo esto porque de nada te va a servir ponerte en manos de un biomecánico y no querer cambiar una potencia, un manillar o cualquier otro componente que sea necesario cambiar en tu bicicleta, para aplacar una dolencia o mejorar tu rendimiento, que para eso somos muy susceptibles los ciclistas.

Comentar también que se tarda aproximadamente unas 2 horas en una biomecánica donde no haya mucha complicación. Aunque el proceso se suele alargar,  bien por dificultades a la hora de encontrar tu postura o porque siempre echas un rato más, charlando de ciclismo con un enamorado de este deporte como Paco Cintas. El estudio, a posteriori, también incluye un seguimiento para ir viendo tus evoluciones y  sensaciones.

Un estudio biomecánico de este tipo es muy aconsejable  por mucho motivos: si hablamos de eficiencia, una posición correcta mejora tu rendimiento encima de la bici y te hace ser mejor, si eres  un amante del triatlón, una buena posición encima de la bici es vital. Pero también lo considero importante si eres un cicloturista que esta empezando, porque te puedes llegar a hacer daño con una colocación errónea en algún componente, lo mismo que si acumulas muchos años encima de la bici y empiezan a chirriarte las bielas, como fue mi caso. Necesario también cuando cambias de bici y te tienes que adaptar a una geometría distinta o dado el caso, que también puede pasar, que hayas encontrado alguna ganga un poco por encima o por debajo de tu talla y necesites ajustarla a tus medidas.

En fin, poco más que añadir, aconsejaros pasar  por  la tienda de Bicicletas Canarias en  Tamaraceite, que aparte de salir bien cómodo en  tu bici,  te vas a pasar una  divertida tarde hablando de ciclismo con Paco Cintas, Marisa Lobato y Adán Rodríguez al que le hice currar de lo lindo, por cierto. Espero que os haya quedado claro. Un abrazo.

Para más información: Bicicletas Canarias