Carlos Sánchez persiguiendo el sueño del ciclismo profesional

Carlos Sánchez persiguiendo el sueño del ciclismo profesional

La temporada 2017 está siendo muy propicia para los ciclistas canarios en lo referente a participación en competiciones a nivel nacional. Han sido varios los que han decidido probar suerte en distintos equipos peninsulares, en el difícil arte de competir lejos de casa,  con una  gran exigencia física y mental a la que no estamos acostumbrados en Canarias. Nombres como el de Katy Sierra, Adrián Trujillo, Daniel de la Fe, Antonio Padrón y demás, engordan una lista a la que recientemente se ha unido Carlos Sánchez.

El joven ciclista grancanario del Riu Team ha pasado casi tres meses en Cantabria compitiendo con el Club Ciclista Colindres, compartiendo casa, e intentando adaptarse a una nueva vida, donde todo giraba en torno a la bici. Duros entrenamientos, dietas rigurosas y largas competiciones persiguiendo el sueño de convertirse en un ciclista profesional.

–Bueno Carlos, menuda experiencia. ¿Cómo surgió la posibilidad de ir a competir a la península?

Esto surgió gracias a Yojanan Reyes Vega, mi entrenador, que confió en mí y me ofreció la posibilidad de fichar con un equipo de Cantabria, el Club Ciclista Colindres, para que me formara en ciclismo en ruta, ya que tenía menos experiencia en esa modalidad. Me fui desde del 9 de junio hasta el 27 de agosto, casi tres meses intensos, muy intensos.

Carlos Sánchez persiguiendo el sueño del ciclismo profesional

Carlos Sánchez persiguiendo el sueño del ciclismo profesional

–Pero y esto de irse a la península a un equipo… ¿cómo funciona?, me refiero a qué tipo de vida llevabas allí, qué hacías en un día normal,…

Allí compartí piso con 5 compañeros más de mi categoría y de distintas nacionalidades. En un barrio en Cantabria se llama El Sedillo, en Entrambasaguas. Mí día a día consistía en entrenar temprano y descansar porque, a veces, en días previos a las competiciones entrenábamos también mañana y tarde.

– O sea, que todo giraría en torno a la bici…

Semanalmente hacía unos 600 km. Desde que llegué, menos el primer fin de semana, los restantes hasta el mismo día que regresé a Las Palmas competí en carreras de un día o en vueltas de 3 ó 4 etapas. Corrí en toda la zona norte de España y en Portugal. En Asturias, Pamplona, País Vasco, Navarra, Burgos, Cantabria, Bilbao, Galicia  y Valladolid.

Carlos Sánchez persiguiendo el sueño del ciclismo profesional

Carlos Sánchez persiguiendo el sueño del ciclismo profesional

–¡Menuda palizas! Supongo que te habrás venido arriba y tu condición física haya mejorado bastante, ¿no?

Mi condición física ha mejorado, pero sobre todo la experiencia adquirida, aunque me queda mucho por aprender, mejorar y corregir.

–Si así entrenabas, imagino como serían las competiciones…

La verdad que el nivel de competición es las carreras de allí es muy exigente. Los tiempos de corte, las sanciones, todo se lleva a rajatabla. Había muchos chicos que tienen buenas cualidades para llegar alto, uno de ellos fue mi compañero de equipo y de habitación Devin Shortt (sudafricano) que lo fichó el DIMENSION DATA para amateur.

–Y la organización de las pruebas, ¿estaba a la altura?

Las carreras estaban muy bien organizadas a la hora de presentar a cada equipo, las señalizaciones, policías, ambulancias, voluntariado, etc.

–¿Recibíais algún tipo de  ayuda por parte del equipo?

En mi caso, el equipo lo ponía todo, coche y furgón propio y nos facilitaba todo el material necesario para cada carrera, bicis (carretera y cabra para las cronos), rodillos, todo el material deportivo y avituallamiento (geles, proteínas y suplementación). También se hicieron cargo de todos los gastos, alojamiento diario y fuera durante las carreras, comida, ropa, suplementación, desplazamientos, etc.

–Y en el equipo, ¿qué rol tenías, qué tal la relación con los otros chavales del equipo?

Mi rol en el equipo era de gregario y entre nosotros había los típicos “piques” en los entrenos, pero ya en carrera nos ayudábamos para poder terminar todos y sólo podíamos seguir las indicaciones del director.

–De todas las carreras que has disputado, ¿te vienes contento con algún resultado en particular?

Cada carrera que disputé tiene su historia particular e independientemente de los resultados me llevo un aprendizaje de cada una de ellas.

–Pero Carlos, todo  no habrá sido maravilloso. ¿Qué es lo que menos te ha gustado?

En estos meses que he estado compitiendo lo que más me ha costado ha sido adaptarme a las duras exigencias deportivas pero, sobre todo, a la restricción alimenticia.


–Conseguir ser profesional del ciclismo cómo lo ves, ¿cómo algo posible o como un sueño irrealizable?

No sé si llegaré a ser ciclista profesional y para mí sería un sueño lograrlo porque es un camino muy duro y sólo acabo de comenzar. En Canarias tenemos muy difícil ese camino (ciclismo), así que si algún canario tiene la posibilidad y oportunidad de ir a la Península, que la aproveche y  viva la experiencia, sea buena o mala, porque de todo se aprende.

–Si cerraras los ojos y  tuvieras que hacer un resumen de tu experiencia, ¿cuál sería?. ¿Te vienes contento, repetirías?

¿Un resumen de mi experiencia en estos meses? Ha habido de todo… momentos buenos en carreras y también con mis compañeros de piso, momentos no tan buenos en carreras también y el echar de menos a mi familia y amigos apoyándome en cada competición, animándome en cada tramo, mi madre con sus fotos, jejeje… todo ese apoyo que recibes cuando corres de muchas personas también del ciclismo de verlos en cada temporada y al final forman parte de tí, como una familia… la comida, la impotencia de no poder dar lo que yo quiero en las carreras, la lucha mental cuando te vienes abajo porque estás cansado y las piernas y cabeza no responden. Lo más duro fue llevarlo mentalmente, pero lo que sí tengo claro y estoy seguro es que repetiría todas las veces que me ofrecieran esa oportunidad para seguir aprendiendo y avanzando en todos los sentidos y llegar a conseguir… MI SUEÑO.

–Imagino que tendrás un montón de gente a la que agradecer y dedicar estos tres meses, ¿verdad?

Quisiera agradecer a mi club RIU TEAM PROCYCLINGCAMP y a mi entrenador YOJANAN REYES VEGA por confiar en mí y ofrecerme esta oportunidad. Por todo su apoyo, a mi club en Cantabria, CLUB CICLISTA COLINDRES por acogerme y hacerse cargo de todo. A la FEDERACIÓN CANARIA DE CICLISMO por confiar en mí para el Campeonato de España de ciclismo en ruta. A SUSANA FUENTES Y TODA SU FAMILIA del comercio CASA FUENTES en barrio el Sedillo,7 en Entrambasaguas por la ayuda incondicional ofrecida, impagable, a mis amig@s y familia que me apoyaron en todo momento y por supuesto a mis padres por todo el esfuerzo que han hecho y hacen y por su apoyo incondicional.

Y…gracias a PEDALEANDOPORCANARIAS.COM por ofrecerme la oportunidad de contar mi experiencia.

La verdad que aquello es otro mundo, se vive el ciclismo de otra manera.

Nadie le podrá quitar ya a Carlos, independientemente de que consiga o no su sueño, la experiencia vivida estos tres meses, el anhelo  de cualquier chaval que ame esto del ciclismo y, sin duda, el bonito recuerdo que dejarán en su memoria estos tres intensos meses. Ojalá que consiga su sueño, si no, que se divierta por el camino, como lo está haciendo hasta ahora.  Además se da la circunstancia de que por toda su familia  tenemos especial debilidad, al estar muy vinculada a nuestro ciclismo. Su padre Harold Sánchez es todo un clásico en las pruebas ciclistas de la isla, animando y apoyando a todo aquel que lo necesita,  incluso cuando no participa su hijo; y por otro lado, no conozco a ningún ciclista canario que no tenga un bonito recuerdo gracias a cámara réflex de Mónica Monzón, su madre, que nos ha fotografiado a todos del derecho y del revés, espectacularmente por cierto.  ¡Felicidades Carlos!, a seguir así, y el agradecimiento es nuestro por contarnos tu sueño. Un abrazo.