Cierro los ojos y vuelvo a ser aquel niño… Comienza la competición

Cierro los ojos y vuelvo a ser aquel niño… Comienza la competición

Empieza la temporada ciclista con el 4 Stage MTB Lanzarote 2016. Comienza el ajetreo de las carreras, las entrevistas, las crónicas, las fotos,… Nada cambia y, sin embargo, todo será nuevo. Empezamos buscando nuevos retos y qué mejor que dándole lápiz y papel a Unai Yus, para que nos cuente lo que le pase por la cabeza, sus particulares crónicas de las carreras. Esperamos que os gusten como a nosotros.

Tic-tac, tic-tac,tic-tac… y sin apenas darnos cuenta, el reloj no ha parado y estamos en enero, a una semana de la primera prueba de BTT en las Islas Canarias. Se acabó el tiempo de jugar al póker, llega la hora de enseñar las cartas, nada ha cambiado, todo sigue igual, aunque sea diferente.

Cierro los ojos y vuelvo a ser aquel niño que con 9 años se ponía su primer dorsal en un maillot de lana. Han pasado 33 temporadas, 33 años ininterrumpidos compitiendo a diferentes niveles, pero cada nueva temporada, cada año, cierro los ojos y vuelvo a sentir la misma emoción y ese hormigueo nervioso que me embargó en 1983.

Y decía que todo sigue igual, aunque todo haya cambiado. Antaño (joder, eso suena a que soy ya un viejuno) no había redes sociales, pero también jugábamos al póker. Eso sí, al contrario que ahora, antes lo normal en un ciclista era decir que no había entrenado, que había estado enfermo, que había tenido que estudiar mucho, etc… Luego daban la salida y ¡¡¡TODOS VOLABAN!!!

Ahora es justo lo contrario, lo importante no es la calidad del entreno, sino colgarlo en las redes sociales y, sobre todo, que tu Strava tenga muchos KOM… ¡Eso es lo que mola!

Pero, en menos de una semana se nos caerán las caretas y dejaremos la partida de cartas. Se habrá acabado el tiempo de las excusas y de las medias verdades. Pasaremos de espiar los segmentos del Strava a estudiarnos la clasificación de cada carrera, el verdadero Strava.

Todos tenemos nuestras limitaciones, nuestras complicaciones de horarios, familias, trabajos, enfermedades, sin olvidarnos de los turrones navideños y los otros excesos. Si algo he aprendido en todos estos años y, si de algo estoy seguro, es que el próximo sábado, todos pondremos el marcador a cero y estaremos en igualdad de condiciones. Todos, absolutamente todos, hemos hecho todo lo posible por llegar en las mejores condiciones posibles a la salida de La Santa 4 Stage. Algunos llegarán mejor, otros peor, pero todos, en la medida de sus posibilidades, lo mejor que han podido.

Esa es la grandeza del ciclismo y eso es algo que nos une, en la salida de una prueba, todos somos iguales y todos sentimos ese nervioso hormigueo en la boca del estómago.

Nada más cierto que lo que nos cuenta Unai, en unas horas habrá que dejar los nervios atrás para darlo todo y saber si todo el trabajo realizado estos meses atrás ha dado el resultado deseado. Suerte a todos, nos vemos en las carreras. Un abrazo.