Domingo García, mi primer IronMan Lanzarote. Si te lo propones tú también puedes

Domingo García, mi primer IronMan Lanzarote. Si te lo propones tú también puedes

Todos los héroes son anónimos hasta que alguien dice su nombre. Hoy traemos a uno de estos héroes, un hombre de acero: Domingo García Orribo, para que nos cuente la experiencia al realizar su primer triatlón de larga distancia y uno el más duros del mundo, el Ironman de Lanzarote.

Domingo es nuestro héroe no porque haya hecho algo único, que también, sino porque ejemplifica a la perfección los malabarismos que realizan a diario miles de deportistas amateurs anónimos para poder disfrutar de su pasión deportiva.

–Mingo, como otros muchos triatletas vienes de practicar otros deportes, en tu caso el fútbol. ¿Cómo cambias el balón por el agua, la bici y las zapatillas de correr?

Después del nacimiento de mi segunda hija ya era muy complicado entrenar con unos horarios marcados (era la hora del baño, la cena, etc.). Estuve unos meses parado y estaba que me subía por las paredes. Hasta que un día, mi cuñado Luis le pidió prestada a un amigo una bicicleta para que yo probara, y desde entonces han pasado cinco años.


–¿Cuánto tiempo llevas practicando triatlón?

Mi primer triatlón fue El Médano 2015. Empecé sólo entrenando con la bicicleta, pero la mayoría de los compañeros con los que entrenaba eran triatletas. En ese momento veía el triatlón como un deporte imposible para mí, ya que llevaba muy mal lo de nadar. Hasta que un día decidí probar a entrenar la natación en la piscina (una de 25 metros era como cruzar un océano) y poco a poco fui ganando confianza hasta que me atreví con mi primer triatlón.

–Como otros tantos compañeros has comenzado con la distancia corta, los triatlones de distancia olímpica, pero ¿cuándo y por qué decides que tienes que dar un paso más y dar el salto a la larga distancia?

Después de entrar en el mundo del triatlón, me di cuenta de que al no ser buen nadador las distancias cortas no se me daban como yo esperaba, por lo que decidí dar el salto al Medio Ironman de Santa Cruz, encontrado la distancia con la que realmente me sentía cómodo. A partir de ahí, comencé a plantearme la posibilidad del Ironman, pero nuevamente el agua hacía que me echara para detrás. Después de ir tres años seguidos a Lanzarote a ver a Ironman como Luis, Andrés y compañeros de equipo mi mujer me dijo: “ya no vengo más al Ironman de Lanzarote hasta que no vengas a hacerlo tú”. Y como no quería perdérselo, no se le ocurrió otra cosa que regalarme la inscripción por mi cumpleaños.

–Hablemos de la preparación. Desde octubre de 2016 hasta mayo de 2017 ¿cuántas horas has dedicado a entrenar?

La preparación no ha sido fácil, tienes que dedicarle como mínimo 15 horas a la semana. En natación procuraba tener tres o cuatro sesiones semanales de una hora para poder nadar seis o siete mil metros. La bicicleta la entrenaba con una sesión indoor entre semana y dos salidas largas de ochenta o cien kilómetros los fines de semana. En cuanto a la carrera intentaba hacer unos 25-35 kilómetros semanales en sesiones de entre cincuenta minutos y una hora. Claro está que los dos últimos meses estos tiempos y distancias aumentaron un poco.

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017

–A la vista de estos datos y sabiendo que trabajas de 7:00 a 15:00h, que tienes niños a los que recoger del colegio y llevar a actividades extra escolares,… ¿de dónde sacas el tiempo para entrenar?

Es evidente que cuando tienes que preparar una prueba de larga distancia todo tiene que estar bien organizado para que no se vean afectados ni el trabajo, ni la familia. Entrenar en los momentos en los que los niños están en alguna actividad,… y sobre todo, madrugar mucho.

–La familia es parte fundamental del entrenamiento de los atletas amateurs, ¿cómo lo han llevado en casa?

En casa lo hemos llevado bien, porque lo hemos organizado de tal manera que afectara lo menos posible a la familia. He tenido en todo momento la ayuda y el apoyo de mi mujer, que creo ha sido un parte fundamental de este Ironman.

–¿Has tenido momentos de bajón moral, de decir no puedo más?

La verdad es que en estos seis meses no he tenido ningún bajón más allá de alguna pequeña lesión. He disfrutado de todos estos meses de entrenamiento gracias a que éramos un grupo de cuatro compañeros los que compartíamos toda la aventura IronMan.

–Tras muchas horas de entrenar, sufrir y también disfrutar, llegó el momento. ¿Cuántos días antes del Ironman te presentaste en Lanzarote?

Nos presentamos en Lanzarote todo el grupo desde el jueves y pudimos disfrutar de todos los actos que lleva este gran evento: fiesta de las naciones, cena de la pasta, feria IronMan, recogida de dorsales, etc. Esto hizo que los días previos al IM fueran muy amenos.

–Y llegó el Día D, sábado 20 de mayo. ¿pudiste dormir la noche anterior?

¿Dormir? Esas noches no se duerme, la cabeza da muchas vueltas.

–¿Qué hiciste en los minutos previos a que se diera la salida y corrieras al agua?

Bajamos a la playa los cuatro juntos, animándonos y tranquilizándonos unos a otros. Al ser novato no tenía muy claro dónde colocarme en la línea de salida, así que me puse con mis compañeros Juan Carlos e Iván en la zona de 1:20h.

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017

–Cuéntanos cómo se desarrolló cada segmento de la prueba?

Sabía que la natación iba a ser complicada para mí. Si superaba el agobio de los primeros metros empezaría mi verdadero IM. En la segunda boya comencé a sentirme cómodo y a disfrutar de la natación. Al salir del agua en la primera vuelta y ver 37 minutos me sentí eufórico porque erróneamente pensé que la segunda vuelta sería más rápida, pero nunca es así. Finalmente 1:16h y ¡natación superada!

Al subirme en la bicicleta me sentí liberado. Iba bien de piernas pero con el pulso un poco alto. A los pocos kilómetros me estabilicé y comencé a adelantar a mucha gente hasta Teguise, que fue donde cogí mi sitio en este segmento. Al no tener experiencia en esta prueba reconozco que pequé de conservador pensando más en la maratón que en la propia bicicleta. Finalmente 6:27h y contento porque llegaba con piernas para correr.

En la carrera de nuevo comencé con el pulso un poco alto y las piernas pesadas hasta el km 4 ó 5 que se me estabilizó el pulso y comenzaron a soltarse las piernas. Cuando me di cuenta ya estaba en el km 30 y con buenas sensaciones. El peor momento lo tuve faltando unos 6 km, pero no me falló la cabeza y conseguí no llegar a caminar. Finalmente 3:53h y cumplido mi principal objetivo que era hacer la maratón corriendo en todo momento.

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017. Foto Bob Foy

–Y el momento de llegar a la meta, ¿qué recuerdas de ese momento?, cuando ves a tu mujer en la meta.

Sentí una inmensa felicidad de poder disfrutar este IM desde el principio, allá por el mes de octubre, hasta la línea de meta con mi mujer. Y demostrar que es posible compaginar familia y IM.

–¿Ahora qué?, ¿el gusanillo se ha quedado dentro y estás pensando ya en tu segundo Ironman?

Ahora toca descansar y disfrutar de unos días de vacaciones con la familia. Pero efectivamente, el gusanillo está ahí, y ya estamos pensando en el 26/05/2018.

–Para terminar, ¿te consideras un hombre de acero?

Para nada, cualquier persona que se lo proponga, con esfuerzo y sacrificio puede llegar a terminar un IM.

–Seguramente quieras hacer algún agradecimiento, así que aprovecha.

Gracias a mi compañero y amigo Daniel Gutiérrez, que me ayudó día a día con los entrenamientos tanto físicos como morales. A Nayra por aguantarme y ser un apoyo incondicional. A Luis por meterme en este mundillo. A Juan Carlos y a Iván por acompañarme en esta aventura. Y a todos los que han estado ahí animando y apoyándome todos estos meses.

Para mí ha sido un placer conocerte y conocer un poco más el ambiente que rodea a los triatletas, el día a día de la preparación, la competición,… En Pedaleandoporcanarias deseamos que éste haya sido el primero de muchos más y, sobre todo, que sigas disfrutando del triatlón. Un abrazo amigo.

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017

Domingo García Orribo. Ironman Lanzarote 2017