El día de la Bicicleta de Arguineguín enseña la cara más bonita de Gran Canaria

El día de la Bicicleta de Arguineguín enseña la cara más bonita de Gran Canaria

Segunda edición de cicloturista “El día de la bicicleta” organizada por Costabiker’s y que transitó por gran  parte del municipio de Mogán, Gran Canaria. Jornada dominical con varias actividades, todas relacionadas con el mundo del ciclismo,  que volvieron a colocar de nuevo a Arguineguín como centro neurálgico del ciclismo grancanario.

El día de la Bicicleta de Arguineguín enseña la cara más bonita de Gran Canaria

El día de la Bicicleta de Arguineguín enseña la cara más bonita de Gran Canaria

Una participación de 110 ciclistas, que superó las expectativas de la organización, y que también rebasó  a la de la primera edición. En el pelotón muchas caras conocidas de ciclismo de siempre de la isla, y otras no tanto, pero que andan enganchandose a esto del ciclismo ahora mismo y que quieren aprovechar la oportunidad, sobre todo en lo que a seguridad se refiere, que ofrece una prueba de este tipo. También el ciclismo competitivo se dejó ver y por allí estuvieron apoyando a la organización Yeray Ruano, Fernando Peña, Adrián Alonso o Pablo Rodríguez, entre otros.

A las 9:15  Onalía Bueno, Alcaldesa-Presidenta del Ilustre Ayuntamiento de Mogán cortaba la cinta a los pies de la Playa de Arguineguín que daba el pistoletazo de salida a esta edición. Por delante 60 y pocos kilómetros por algunas de las carreteras más concurridas por ciclistas de toda índole y nacionalidad de la isla.

El día de la Bicicleta de Arguineguín enseña la cara más bonita de Gran Canaria

El día de la Bicicleta de Arguineguín enseña la cara más bonita de Gran Canaria

En esta edición la prueba discurría por la carretera paralela a la costa, GC-500, con continuos toboganes pasando por las playas más famosas del municipio de Mogán como las de Puerto Rico, Amadores o la Playa de Mogán para, en ese cruce, girar hacia la derecha y enfilar los “pesaos” 8 km que llevan a la capital del municipio, donde estaba situado el primer avituallamiento. Una vez abandonada la población, la cicloturista viraba a la derecha y enfilaba las rampas de “Pie de Cuesta” poniendo dirección a la cumbre y realizar el único tramo cronometrado en cronoescalada, algo que viene siendo habitual en muchas de las marchas últimamente  y que añaden aliciente para los que andan con un poco más de gasolina. Al final los ganadores es lo de menos, porque allí se respiraba un ambiente festivo, como se espera de un día así. Una vez en la Cruz de San Antonio último avituallamiento y vuelta para casa por el Barranquillo Andrés, Cercado de Espino y vuelta al punto de salida.

Costabiker’s Fermanguin CD, como siempre, estuvo espectacular en la organización, con muchísimos voluntarios que curraron de lo lindo cortando el tráfico, ayudando al gran despliegue que el municipio hizo con Policía Local, Guardia Civil y demás. Nos comenta Christian Romero, cabeza visible de la organización,  que  no hubo que lamentar ningún incidente. Como detalle decir que aunque en la cicloturista había más de 100 ciclistas, nos cruzamos con muchos más fuera de la prueba,  que quieren y vienen a disfrutar del paraíso que tenemos en el sur de Gran Canaria. Y esto fue lo que dio de si la segunda edición del Día de la Bicicleta.

Necesito hacer un comentario, no lo puedo evitar, y que nada tiene que ver con la cicloturista. Es acerca del estado de la carretera de Barranquillo Andrés, que recientemente “sufrió” su enésimo parcheado. Aunque tenemos un paraíso, deberíamos preocuparnos más en cuidarlo mejor. Es lamentable y da un poco de vergüenza ajena ver qué nivel de abandono tiene. Lo digo no tanto por nosotros, que ya es grave, sino por lo que pensará la gente que viene de fuera y se encuentra con esto. Me imagino, y no hay que ser muy listo para decirlo, que cuando lleguen a sus lugares de residencia y le cuenten  a sus colegas como les ha ido en Gran Canaria, dirán que la gente de 10, las playas increíbles y el clima sin igual, pero que en carreteras como esa, u otras que tenemos por el estilo, casi se dejan los cuernos e igual deciden ir a probar a otros sitios en las siguientes vacaciones, y nosotros aquí que a nadie se le olvide, vivimos de ellos. Un abrazo.