El Tour 2018 podría perderse el duelo Froome Vs Dumoulin

Los aficionados a la bicicleta que desde hace tiempo esperan impacientes para presenciar el duelo entre Chris Froome y Tom Dumoulin en una gran vuelta, pueden quedarse de nuevo con las ganas. Todo apuntaba a que, o bien el Giro o el Tour de 2018, serían el escenario de este ansiado enfrentamiento, algo que cada vez se encuentra con más obstáculos.

Froome vs Dumoulin. Fuente: videogamesclub.net

Froome vs Dumoulin. Fuente: videogamesclub.net

Desde la presentación del Tour 2018, Tom Dumoulin dejó en el aire la posibilidad de no viajar a la carrera francesa, como en un principio tenía planeado, por las peculiaridades de un trazado que se ajustaba mucho peor a sus características que los del Giro de Italia. Pese a ello, en los últimos tiempos se ha venido argumentando que el ciclista neerlandés estaba ajustando su calendario de pruebas con el objetivo de participar en la ronda gala.

Por su parte, y nada más proclamarse vencedor en la Vuelta a España 2017, Chris Froome hacía públicas sus intenciones de afrontar por primera vez en su carrera Giro y Tour en una misma temporada con la intención de buscar su segundo doblete. Como es evidente, todos esos proyectos eran previos a la aparición del famoso positivo por salbutamol del ciclista británico en la pasada Vuelta a España.

Froome, Tour de Francia 2016 Etapa 21, Campos Elíseos, París. Fuente: Wikimedia

Froome, Tour de Francia 2016 Etapa 21, Campos Elíseos, París. Fuente: Wikimedia

Ahora, las recientes declaraciones del presidente de la Unión Ciclista Internacional, David Lappartient, en las que se muestra partidario de que Chris Froome no participe en ninguna competición hasta la resolución de su caso, dejan más que nunca en entredicho que el corredor nacido en Nairobi pueda llevar a cabo su ambicioso proyecto. Es más, Lappartient se ha mostrado crítico porque la dirección del Team Sky no haya decidido ya apartar provisionalmente del equipo a Froome hasta que se resuelva todo, un litigio que se puede alargar hasta un año. Si bien es cierto que el corredor puede competir libremente, el presidente de la UCI no ve con buenos ojos el que pueda ganar algo y que después sea sancionado y desposeído de sus logros. A su vez advierte también que la organización de las grandes vueltas podría impedir la inscripción del ciclista.

Por uno u otro motivo, parece que últimamente el Tour de Francia está condenado a perder algunas de las estrellas que más tirón mediático tienen. Para muestra el Tour 2017 en el que Richie Porte tuvo que abandonar por una caída en la 9ª etapa, cuando había llegado en un momento de forma extraordinario para asaltar el trono de Chris Froome. Por si esto fuera poco, el campeón del mundo y ganador de la clasificación por puntos en los 5 años anteriores, Peter Sagan, era expulsado por un feo gesto con Mark Cavendish durante el sprint de la 4ª etapa.

Peter Sagan. Fuente: Pixabay

Peter Sagan. Fuente: Pixabay

Al menos estos dos ciclistas sí estarán en la línea de salida del Tour 2018, y ya han inaugurado su casillero de victorias esta temporada. El australiano Richie Porte lograba la victoria en la 5ª etapa y el 2º puesto en la general final del Tour Down Under celebrado en su país. Por su parte Peter Sagan comienza el año como lo terminó, con sendas victorias en tierras australianas durante el People’s Choice Classic y el Tour Down Under. El eslovaco se convierte de nuevo en el rival a batir en las clásicas y la casa de apuestas BetStars ya lo sitúa como el gran favorito para llevarse el título en algunas de las más importantes como es la Milán – San Remo, una de las carreras en la que aún no conoce el triunfo.

Y es que la ausencia de Alberto Contador este verano en las carreteras francesas ya parecía suficiente castigo para unos aficionados hambrientos de espectáculo ciclista. Si se confirma la baja de Chris Froome, posiblemente disiparía las dudas de un Tom Dumoulin que vería crecer notablemente sus posibilidades de cara al triunfo final. En cualquier caso, el Tour se vería privado de los dos ciclistas más grandes de esta década.

Y es que a día de hoy el ciclista de los Países Bajos sigue sin confirmar ni desmentir su presencia el 7 de julio en la salida en la Vendée de un Tour de Francia que en esta edición comienza una semana más tarde de lo habitual.

Dumoulin Giro de Italia 2017. Fuente: Pixabay

Dumoulin Giro de Italia 2017. Fuente: Pixabay

Como decíamos, Tom Dumoulin ya se mostró un poco contrariado tras una presentación del Tour 2018 con un trazado que no le favorece mucho a merced de los pocos kilómetros contrarreloj que presenta; 66 kms de los que tan solo 31 kms serán en la modalidad individual. De este modo el recorrido pareciera favorecer a priori a su gran rival por el triunfo final, Chris Froome, aunque éste también podría alegar que se ha visto ligeramente perjudicado al haberse recortado el número de etapas con final en alto.

Por otro lado, es cierto que posteriormente y tras la presentación del Giro 2018, su alternativa a la ronda francesa, el ciclista de Maastricht se encontró con un trazado no tan diferente del francés y en el que también se han reducido los kilómetros contra el crono a tan solo 44 divididos en dos etapas (el prólogo y la 16ª etapa). Pese a ello Tom Dumoulin ya ha confirmado que estará en la rampa de salida el 4 de mayo en Jerusalén.

Se esperaba que durante la presentación del Sunweb en Berlín el pasado 4 de enero se confirmara la presencia de su jefe de filas en el Tour 2018, pero no ha sido así. Es cierto que algunas fuentes del equipo han filtrado que no se descarta la participación de Dumoulin en la ronda gala, pero que su objetivo número uno es defender su título de campeón del Giro y que una vez allí y en vista de su rendimiento decidirán si acude o no a la Grande Boucle.

A la vista de todo esto, se antoja difícil un duelo de los dos gallos del pelotón en las carreteras francesas este año, aunque quién sabe. Por lo pronto hay que conformarse con la presencia de los Porte, Nibali, Quintana, Bardet, Aru y compañía, que no es poco. Sin olvidarse de los que la pasada edición nos acostumbraron a asomarse en los puestos de cabeza, como Urán, Landa, Martin y algún otro. Si se confirma la ausencia de Froome, el abanico de posibilidades se abriría de manera notable para el resto de aspirantes a subir al podio de París.

Tampoco faltarán a la cita los que brindan emociones día a día en las etapas menos decisivas como los mejores sprinters del mundo con el mencionado Peter Sagan a la cabeza que, aunque no sea un aspirante a ganar una ‘grande’, siempre es el rey del espectáculo y deja momentos inolvidables para los aficionados.

Valverde, Quintana y Landa. Presentación Movistar Team 2018. Fuente: Flickr

Valverde, Quintana y Landa. Presentación Movistar Team 2018. Fuente: Flickr

Mientras tanto, los aficionados españoles en particular tendrán la oportunidad de disfrutar por primera vez de ver juntos en acción en el Movistar Team a Nairo Quintana, Mikel Landa y Alejandro Valverde, toda vez que su equipo ha confirmado la presencia en el Tour de sus tres estrellas. Ahí es nada, y más teniendo en cuenta que este año los equipos verán su número limitado a 8 corredores.

Cierto es que todo el mundo espera expectante el gran duelo entre Chris Froome y Tom Dumoulin, pero si ello no es posible, seguro que habrá otros muchos motivos para emocionarse. No en vano, el Tour de Francia no es una carrera cualquiera.