Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Desgraciadamente, ha vuelto a suceder, son ya muchas las ocasiones en que los accidentes ciclistas son protagonistas en pedaleando. En esta ocasión ha sido, una vez más, la conducta temeraria e incomprensible de un conductor la que provocó un grave siniestro que estuvo a punto de convertirse en tragedia, si la casualidad no lo llega a evitar.

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Miguel Angel Urbano y su grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

El incidente ocurrió hace unos días en la carretera  GC-751, que para que sepáis cuál es, es la carretera que pasa frente al Cenobio de Valerón en Gran Canaria; carretera conocida por su numeroso tránsito ciclista y que incomprensiblemente no tiene ninguna señalización que avise del mismo, aunque por otra parte y desgraciadamente, en prácticamente ninguna vía de Canarias, se señala el mismo, algo con lo que se podría llenar libros.

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Pues como iba contando, Miguel Ángel Urbano Sánchez de 51 años de edad, ciclista de los que sale a disfrutar de la bici, como tantos otros para disfrutar de la mañana y de su deporte favorito en compañía de colegas, bajaba prudentemente cuando en una de las curvas cerradas a derecha se encontró de frente con un vehículo que invadía su carril y al que se empotró prácticamente sin poder hacer nada. “No recuerdo nada, sólo que cuando quise despertar estaba en el interior de la ambulancia, embestí al coche en un lateral. Lo que si te puedo decir es que me gusta ir tranquilo en las bajadas, estoy seguro de que si llega a ser otro compañero de los que les gusta bajar más rápido, seguramente hubiera acabado peor”. El vehículo que provocó el accidente a su vez iba adelantando ciclistas, en medio de una curva sin visibilidad e invadiendo el carril contrario. Precisamente en anteriores artículos esa curva fue protagonista en pedaleando por los guardarraíles. Lo que estuviera pasando por el cerebro de ese conductor para realizar esa maniobra habría que buscarlo en los libros de psicología humana, porque a nosotros se nos escapa de nuestra comprensión. “Él sobre la marcha admitió la culpa, imagínate la que se lió allí, los colegas casi se lo comen. Ten en cuenta que además de los que bajábamos estaban los que subían, éramos muchos, todo esto me lo contaron pues yo estuve inconsciente 5 minutos por lo menos.”

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

La historia tantas veces contada, la conducción temeraria e insolidaria de un conductor provocando un grave accidente, en este caso ciclista, pero por como fue el mismo, bien podría haber sido un coche el que bajara y hubiera sido un impacto frontal entre ambos, incomprensible. Afortunadamente y después de ver cómo se produjo el incidente, los daños no fueron tan graves como en un principio se podía pensar, debido al fuerte impacto. Miguel Ángel sufrió pérdida de conciencia, rotura de un mano, tiene traumatismos en el cuello y los hombros desconchabados, pero sin rotura, y no le queda una parte del cuerpo sin magulladuras y quemaduras “Volví a nacer, ves las fotos y te puedes hacer una idea de cómo fue todo y lo que me podía haber pasado, uno segundo más tarde y me atropella él a mi frontalmente. Encima el coche tenía escaleras en la baca lo que no me hubiera dejado ni salir por los aires. Rotura de mano, me duelen todos los huesos, el cuello fatal,  los hombros muy tocados y tengo heridas por todo el cuerpo, pero estoy contento de poder contarlo. Gracias también a Patricia, una ciclista que era socorrista y que me atendió en un primer momento”

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Grave accidente ciclista en el Cenobio de Valerón (Gran Canaria)

Contar estas cosas, para nosotros que somos un medio de comunicación en el que intentamos siempre ofrecer una visión positiva de las cosas, olvidándonos de lo malo y quedándonos con lo bueno, nos deja un poco descolocados la verdad. La poca repercusión de este tipo de incidentes, también. Así que nos sentimos en la obligación de contarlo, aunque sea para que se entere todo el mundo y alimentar la tan temida por los políticos alarma social, único y rápido resorte para que poco a poco, se empiecen a cambiar las cosas, tanto cultural como socialmente. Mientras, pedaleandoporcanarias seguirá haciendo lo mismo, nos quedamos con lo mejor, que es que el amigo Miguel Ángel ya se encuentra recuperándose, que no pasó nada para lo que pudo haber pasado y que seguiremos escribiendo estas cosas, aunque seamos los únicos en hacerlo. A seguir con la recuperación y un abrazo amigo.