La bici es peligrosa para ir a trabajar según el 41% de los españoles dispuestos a usarla

La bici es peligrosa para ir a trabajar según el 41% de los españoles dispuestos a usarla

Al menos esto se desprende del último análisis realizado por la aseguradora Acierto.com, que aborda cuestiones relacionadas con la percepción de los usuarios respecto a estos vehículos en el que el dato más llamativo es el alto porcentaje que considera que ir al trabajo en bicicleta es peligroso.

De los datos de este estudio también se obtiene que el 60% de los españoles nunca se ha planteado la bicicleta como una alternativa para desplazarse a su lugar de trabajo o centro de estudios, mientras que el 40% sí lo ha hecho.

4 de cada 5 usuarios cree que el casco debe ser obligatorio

4 de cada 5 usuarios cree que el casco debe ser obligatorio

El estudio pone de manifiesto que, de entre aquellos que inicialmente consideraron utilizar la bici para acudir al trabajo, el 41% de ellos la descartó porque piensa que hacerlo es peligroso, el 36% prescindió de ella por falta de tiempo, y solo el 23% acabó usándola. De hecho, hasta el 56% de los encuestados cree que las bicicletas han incrementado los riesgos y la peligrosidad del tráfico urbano. Otro dato interesante es que 4 de cada 5 usuarios cree que el uso del casco debería ser obligatorio para todos los ciclistas en vías urbanas. El 8% solo aplicaría esta obligación a los menores de 14 y el 7% a menores de 18 años. La legislación actual impone usarlo siempre en vías interurbanas, mientras que en las urbanas esta exigencia se reduce a los ciclistas que tienen menos de 16 años.

Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com comenta que; “Aquí entran en juego muchos factores. Desde si el ciclista circula siguiendo la normativa correspondiente, hasta las medidas de seguridad que toma, el tamaño de la urbe por la que circula y el comportamiento del resto de vehículos, un punto en el que el conocimiento resulta clave”.

Ciclismo urbano. Seguridad Vial. Ciclistas en Lourdes

También resulta sorprendente el porcentaje que desconoce las normas de tráfico. Por desgracia, el 40% de los ciclistas ignora la normativa que les afecta. El porcentaje asciende al 60% si contemplamos el total de la población. Esto incluye cuestiones relacionadas con el lugar por donde pueden circular, cómo deben hacerlo -en grupo, no en pelotón-, cómo se les ha de adelantar, cuándo tienen prioridad, a qué velocidad pueden circular y qué elementos de seguridad son obligatorios para ellos; entre otros.

El resultado de este estudio es esclarecedor de la situación que viven muchos potenciales usuarios de la bici. Aunque no lo parezca, es evidente que para circular en bici por ciudad, entre el tráfico, se requiere de práctica montando en bici, de control de la misma, hay que saber moverse con agilidad ante los imprevistos y estar muy atentos a todo lo que nos rodea (por esto el uso de auriculares está prohibido, porque nos aisla del entorno). Pero también es evidente que hay que conocer la normativa de tráfico tanto para los vehículos a motor como para las bicis, y sobre todo hay que respetarla, ya que si no se respetan las normas se incrementa el peligro al circular entre el tráfico. Vamos, que no solo hacen falta campañas de concienciación ente los usuarios sino también de educación sobre la normativa de tráfico. Solo así se reducirán esas cifras y se incrementará el numero de ciclistas en las ciudades.