Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

El pasado mes de octubre, Samuel Ávalos, un niño tinerfeño de apenas 8 años, sufrió una grave caída en el campeonato de España de BMX en Alicante con resultado de rotura de fémur, con intervención quirúrgica incluida. Aparte del disgusto derivado del accidente, sus padres y él tuvieron que padecer una vuelta a casa tortuosa. El motivo no fue otro que la desinformación que sufrieron y el trato recibido por parte de la compañía de seguro en la tramitación de su regreso a casa. Afortunadamente, ya pasado un tiempo, la recuperación de Samuel va por buen camino y nos ha parecido interesante contaros el testimonio de Nuria Pérez, su madre, para que  en la medida de lo posible, esta situación no se vuelva a repetir con ningún otro deportista…

Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

-Lo primero que se me ocurre Nuria no puede ser otra cosa que preguntarte por cómo se encuentra ahora mismo Samuel…

 Está inmovilizado desde el pasado cuatro de octubre, fecha del accidente. Se encuentra tranquilo, a pesar de sus miedos por todo lo que ha pasado y, asimilando el día a día, porque este tipo de fractura requiere una recuperación muy lenta. Eso sí, con ganas de coger una bicicleta y volver a un circuito de BMX.

-En el momento que sufrió el accidente, ¿la atención fue rápida?, me refiero al trato en el hospital de Alicante y los cuidados que recibisteis…

 La intervención dentro del circuito, analizándola ahora mismo, fue algo descontrolada, quizás porque no se tiene conocimiento realmente de la gravedad que puede conllevar una caída así. Sí, es verdad que se le trasladó en ambulancia, pero los propios sanitarios no sabían muy bien cómo hacerlo. Lo sacaron y lo metieron de una ambulancia a otra en dos ocasiones… En una situación que ya se podrán imaginar.

 El traslado fue directo a un hospital privado concertado por la póliza de seguros de la Federación de Ciclismo en Alicante  y estando allí tuve que gestionar, bajo la presión de los hechos, todos los trámites para que se pudiera atender a mi hijo.

Lo primero que necesitaban era el número de póliza, cosa que no tenía ni idea porque era la primera vez que teníamos un accidente así. Lo gestioné y la misma clínica me explicó que era necesario que estuviera adjunto a la licencia federativa, lo cual lo veo muy lógico.

Lo siguiente que necesitaban era el parte de accidentes, cuando nuevamente realizo la llamada al presidente de la Federación Insular de Ciclismo, que estaba inscrita en el Campeonato, para la gestión, me comunica que la oficina en Tenerife sólo abre martes y jueves. El accidente fue un domingo y sin este papel no se podía atender a Samuel, así que imaginen como aconteció toda la tramitación, tras varias gestiones al final se me pudo enviar dicho parte de accidentes.

Hasta que no se realizaron todas estas gestiones, mi hijo no pudo recibir asistencia, siendo grave la situación con la que se encontraba; a pesar de sus ocho años, aguantó como todo un campeón.

Al día siguiente, lunes 05 de octubre, fue intervenido quirúrgicamente de dicha fractura de forma satisfactoria por dos traumatólogos, a los que agradezco enormemente su labor y apoyo, así como a la misma clínica.

-La cosa se complicó más en el traslado, ¿qué pasó, cuéntanos?

 Sinceramente me parecieron descarados todos los hechos.  La aseguradora,  Allianz, que es el seguro de la póliza que todo ciclista federado tiene en Canarias, no interviene en comunidades como la valenciana, con lo cual interviene en todo el proceso una mediadora, La Mondial Asistance,  la cual me insiste en tramitar la gestión del alta de Samuel para proceder al traslado al día siguiente de ser intervenido. Mi respuesta es que tal proceso debe ser valorado por los traumatólogos. Sí es verdad que despertaron en mí una luz para volver a casa, así pues, hablo con el traumatólogo y le traslado lo que la Srta. Marga, asistenta de esta mediadora, me comunica. El traumatólogo valora la situación, entiende que lo mejor es seguir el proceso en Tenerife y deja dos días por medio para valorar la buena evolución de Samuel. Me explican cómo debe ser el traslado por la reciente intervención y así se lo hago saber a esta señorita. Samuel necesita ambulancia para el traslado y dos asientos en el avión, puesto que tiene que llevar inmovilizada su pierna.

El jueves 8 de octubre por la mañana, la mediadora llama a primera hora para proceder al gestionar el traslado. Mi respuesta era que tenía que esperar al traumatólogo, que ya estaba avisado desde la noche anterior de los hechos. Cuando éste valora a Samuel no ve inconveniente en que se siga su proceso de curación en el centro concertado en Tenerife. Rápidamente el personal envía todas gestiones pertinentes a la mediadora del seguro para tramitar el traslado ese mismo jueves, día en que opera una de las compañías aéreas, ya que Alicante no tiene vuelos a diarios con Tenerife.

Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

-Porque, perdona mi intromisión, creo que el problema radicó en que al chaval le dieron el alta en el hospital y entonces el seguro se lavaba las manos, ¿es esto cierto?

 Exacto. Automáticamente, en cuanto se enviaron los papeles para las gestiones, me llama la señorita Marga y me comunica que la póliza de seguros no contempla dicho traslado. Ya se pueden imaginar cómo nos quedamos. La misma clínica me ofertó la habitación, así como la atención para Samuel durante el tiempo necesario de ese jueves para gestionar la vuelta a Tenerife por mis propios medios.

Me parece un engaño y desfachatez que jueguen con las personas y, aún más, en situaciones extremas como era la que nos acontecía en ese momento.

Yo hasta llegar a Tenerife no pude pedir una copia de la póliza, nadie fue capaz de avisarme para saber a qué atenerme, con lo cual lo veo todo que…, de cara a una foto, a un triunfo o una celebración hay mucha gente dispuesta; sin embargo, para alertar y ayudar, pocos son los que quedan.

No obstante, sigo sin estar de acuerdo con las tramitaciones y las pocas atenciones y seguiré indagando para que dejen de “tomar el pelo a gente”, ya que cualquier otro tipo de expresión, muchos serán incapaces de entender.

-¿Las federaciones os ayudaron con los trámites? , porque ¿dependían de la Tinerfeña o de la Canaria…?

Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

Los problemas de Samuel Avalos después de su accidente en el Campeonato de España de BMX

 Las Federaciones me llamaron para consolarme en los primeros días, así como la consejera de Deportes del Cabildo Insular. A la hora de enterarme de que la póliza no cubría y demás, intenté buscar soluciones con todos ellos y sus respuestas  fue… NO DARSE POR ALUDIDOS.

La Federación Española, pensando yo que debía de intervenir por tratarse de un Campeonato de España, me dirigió a la Federación Canaria. De ésta aún estoy esperando que me devuelva la llamada y, de la Insular sólo pude esperar que me pusieran una ambulancia a la llegada a Tenerife, también de manera nefasta, y dos días posteriores. Con lo cual, ahora entiendo para qué sirven las instituciones públicas, cosa que yo me negaba a creer, pero que ha sido evidente en esta MI SITUACIÓN. Y podría darte nombres y apellidos, pero ahora  considero que no es necesario, todos ellos están saliendo a diario en los periódicos actualmente.

-Todo esto os ocasionaría unos gastos ¿verdad?

 Todo esto me ha supuesto unos gastos muy superiores a los esperado teniendo que gestionar y pagar yo una ambulancia para salir de la clínica hacia el aeropuerto de Alicante, unos pasajes dobles en primera fila por la disposición de la pierna de Samuel y perder mis pasajes de vuelta de dicho campeonato, que habían sido aplazados.

Lo que ocurrió fue que agraciadamente puede solventar todos los trámites, pero hay que pensar si cada vez que un corredor salga a competir le sucede algo así, ¿qué pasaría si no es solvente?, ¿se queda en la calle con su hijo de 8 años en Alicante?

Créeme que si Samuel vuelve a competir fuera de su ámbito local voy  estar muy atenta a todas estas impertinencias, porque no es justo que algo que era una eventualidad gratificante se convierta en una mera pesadilla por no estar informada más allá de la  preparación de  unas mudas de ropas, un equipaje y una puesta a punto de la bicicleta.

-Cuando hablamos noté cierto enfado hacia la Federación Tinerfeña. Realmente, ¿qué os ha dolido más?

 Por supuesto que estoy enojada, pero no sólo con la Tinerfeña. Una vez contada la historia, ¿cómo crees que debemos estar?, ¿agradecidos?

¿Con  qué facilidad se contrata una póliza de seguros? Que también reconozco que hasta ahora hemos tenido una atención profesional por parte de los sanitarios, aunque debo de añadir que la última vez que solicité una autorización para una nueva cita con el especialista que revisa  a Samuel, la operadora me recordó que disponemos sólo de 18 meses para la total atención por parte de la aseguradora, si no se recupera en esa fecha ya no disponemos de seguro que lo cubra. ¿Qué debo de pensar? ¡Es muy alentador en estos momentos recibir atenciones así!

Cito una frase textualmente: ”el enfado es algo pasajero, pero la decepción es mucho más grande, peligrosa e incluso imperdonable”.

El tiempo demuestra lo que es la realidad, asimismo reflejo que desconocí a gente que creía conocer y, por otro lado, agradezco a todos aquellos que me dieron ánimos para seguir teniendo fuerzas.

-¿Darías algún consejo a otros padres o inclusive a ciclistas, que se desplacen a competir a otras islas?

 Desde mi humilde opinión, creo que todo miembro federado debe saber las condiciones de su póliza porque si no les interesa pueden optar por realizar una privada anexa con mejores condiciones.

Insisto que es muy importante tener presente en una competición gente competente, que sepa tramitar todas las gestiones en un accidente si lo hubiere, así como tener a mano todos los papeles burocráticos, ya sea como club o individual. Asimismo, quisiera saber por qué siendo deportistas canarios no tenemos oficinas de dicho seguro,  a quien poder dirigirnos de manera presencial y, por el contrario, tenemos que gestionar todo de manera telefónica a través un 902 sito en Madrid, así como un corredor de seguros de dicha póliza, también en Madrid. No quisiera pensar pero es inevitable, ¿ si esto nos hubiera ocurrido compitiendo en Francia? 

En fin, espero que todo ciclista federado, o no, clubes y demás grupos de este mundo, que a mi hijo Samuel tanto le apasiona, tome conciencia de las circunstancias y valoren que es mucho más importante una buena atención que una foto con una medalla. Desde aquí, a pesar de tener este año unas Navidades especiales, queremos desear a todos los que han formado parte de nuestras vidas en este año 2015, Felices Fiestas.

Leyendo lo que cuenta Nuria conviene pensar y recapacitar alguna cosa acerca de los desplazamientos en caso de que te vayas de viaje a cualquier competición. Es muy conveniente, además de entrenar y prepararse el viaje con ilusión, leerse la póliza de seguro (póliza médica) que tenemos y de la que dependemos en caso de accidente, así como  llevar toda la documentación necesaria, mucho más  en el caso de ir lejos de tu lugar de residencia habitual. Eso por un lado, por otro, Nuria se queja del trato recibido por las Federaciones, muchas veces no es tanto el cuánto, sino el cómo. Decirle a una madre “que la oficina en Tenerife sólo abre martes y jueves” en un caso de esta gravedad no es muy  de recibo, aunque luego se ponga una ambulancia para su traslado en Tenerife, tampoco somos tantos y hay alguna situación en la que se podría hacer alguna excepción, aunque eso depende más de las personas que de los horarios. Un abrazo.