Marcel González prueba la pista del Mundial de BMX de Rockhill, EEUU

Marcel González prueba la pista del Mundial de BMX de Rockhill, EEUU

Primer contacto de Marcel González con la pista de BMX de Rockhill, y por lo que nos cuenta, la competición va a ser muy, muy dura para todos los europeos. Primero por el tipo de circuito elegido y segundo por las condiciones climáticas.

El sábado tuvo ocasión, recién aterrizado en EEUU, de echar un primer vistazo a la pista a las 15:30, hora local, y nos contaba que: “la rampa de salida al final resultó más baja de lo que creía… y muy empinada. Así que a ver cómo sale. La pista es impresionante, la tierra está mezclada con un líquido que se llama Soltec y el acabado es como si fuera asfalto o una casa recién encalada. Además, por lo visto, este líquido no sólo compacta sino que no le afecta el agua en caso de que llueva y ruedas en mojado prácticamente como en seco”.

Si hace unos días, en la entrevista antes de acudir al mundial, contaba sobre los nervios en competición que: “nervioso siempre… me calmo con el primer contacto con la pista… además esta vez voy ilusionado y emocionado”. El primer entrenamiento en la pista estaba programado para el domingo de 8:35h a 10:05h, y contaba: “Será una hora y media en la que daremos 3 ó 4 vueltas a lo sumo”. Al final tuvo tiempo suficiente para dar 5 vueltas al circuito.


Ayer domingo estuvimos charlando de nuevo con Marcel y nos contaba cómo había sido el primer contacto en bici con la pista, y aún sin verlo, diría que estaba eufórico.

–Buenas, ya hoy hemos probado la pista. Es rapidísima, para motores 3.000. La he hecho bien, pero ahora falta un segundo día de entrenamiento mañana lunes para ajustar algunas cosas… Solo hay un salto para saltar, el resto se copia (se sigue el trazado con la bici, sin saltar), y espero que salga bien.

O sea que es una pista para gente con mucha fuerza.

–Sí, realmente lo hicieron para ellos mismos, pero es algo que ya sabíamos antes de venir.

También es lógico que los americanos hagan una pista a su gusto, al fin y al cabo corren en casa. El caso es adaptarse bien y salir a tope.

Sí, es lo lógico. Se quejaron cuando el mundial fue en Zolder. Era muy técnico para sus pilotos… de hecho sólo llegaron dos americanos a las finales, así que imagínate lo que es eso para ellos. ¡Esta es su venganza… jajaja! Hoy entrenamos casi todos los europeos juntos y coincidimos en eso todos.

¿A qué hora será la segunda sesión de entrenamientos el lunes?

–Entrenamos de 16:30h a 18:00h, ¡y será un infierno…!, porque el calor a esa hora es de 35 a 38 grados.


Bueno, ¿qué tal el tiempo y la temperatura?

–Ahora está cayendo un tormentón impresionante… de esos que ves en las pelis… mucho viento, rayos, sirenas… mucha lluvia… ¡Brutal! Hace bastante calor. ¡Si oyes los truenos ahora lo flipas!

Encima nosotros que no estamos acostumbrados a grandes tormentas…

–Sí, sí. Es amplificado… al oírlos todo el mundo salió corriendo, y no paran de oírse sirenas… En las fotos no se nota el viento, pero está soplando de lo lindo.

Mientras no te toque un huracán…

–Es que aunque la gente no lo crea… nosotros vivimos en un pequeño paraíso.

El calor sí que es una ventaja para ellos, que estarán más que adaptados a esas condiciones. ¿Afecta mucho el calor en la pista?

–¿Que si afecta?, imagínate la sensación térmica de 40 grados. Sin moverte, sentados en grada, y la camisa empapada como si hubieras estado corriendo una hora.

En esas condiciones se podrá hacer bien un par de mangas, pero luego el rendimiento tiene que bajar y costará recuperarse. ¿Cuánto tiempo hay entre mangas normalmente?

–Sí. Hay bastante tiempo, al principio sobre todo, unos 30-40 minutos. Luego se va acortando y tenemos entre 15 y 20 minutos, porque cada vez son menos mangas.

Pues nada, a ir a tope hasta donde se pueda. ¿Cuándo corres tú?

–¡Eso está hecho! En principio el martes, si el tiempo lo permite.

Selección Española RockHill EEUU 2017

Selección Española RockHill EEUU 2017

¿El ambiente qué tal? Imagino que debe ser brutal.

–El ambiente increíble. En 2001 organizaron el mundial de BMX en Kentucky. Fue un desastare organizativo y la pista malísima… hubo muchísimas quejas de las selecciones, incluso una huelga de corredores. Ahora es lo contrario. Cuentan con unas instalaciones envidiables por todos. No sólo por la calidad de la pista (que a nosotros no nos beneficie no significa que esté mal), tienen un gimnasio impresionante y no falta de nada: un velódromo, Pump Tracks. En fin, lo que sueña uno para tener en su ciudad… Teniendo estas instalaciones saldrían corredores en Tenerife de nivel mundial.

La amabilidad y el recibimiento de la ciudad como en ningún otro lado. Los policías, las autoridades, la gente de la calle, en las tiendas, centros comerciales, etc… te preguntan si vienes a la carrera y tienes un 12% de descuento y un trato exquisito. Sinceramente jamás había vivido algo así de bonito en lo deportivo y en lo personal.

La sesión del lunes resultó ser muy corta y solo pudo dar dos vueltas. Suficientes para tomar la decisión de cambiar el desarrollo de la bici, del 44×16 por un 43,5×16 (sí, no es un error, en BMX tenemos medios dientes en el plato). El objetivo como nos contaba es: “Llevar algo más ligero para la salida y salir de las curvas, pues con el otro desarrollo era muy complicado para mi potencia. Hoy, tras el cambio me sentí más cómodo. Lo hecho, hecho está… ahora a disfrutar de las carreras y dar el 100%”.

Para terminar Marcel nos daba una gran noticia para nuestro BMX. “Por cierto, el domingo gané la Copa de España de BMX 2017 en la categoría Cruiser. ¡Sin correr la final…! Pude administrar bien los puntos de ventaja que tenía de ganar todas las pruebas anteriores a la final.” ¡Enhorabuena Marcel! Así da gusto, ya que habría sido un poco injusto que hubieras perdido la Copa por perderte la última prueba por asistir al mundial de la especialidad.