Marcel González, una historia de amor y pasión por el BMX

Marcel González, una historia de amor y pasión por el BMX

“Sinceramente el BMX para mí es mucho más que un deporte, es casi una relación de amor; es mi pasión y para muestra es que a día de hoy tengo 42 años y aquí estoy negándome a crecer para poder seguir disfrutando de él.”

Entrenando en la pista de la laguna para el campeonato de España año 2000

Entrenando en la pista de la laguna para el campeonato de España año 2000

Quien así se expresa es historia viva del BMX en Canarias, uno de los pioneros de este deporte, su nombre: Marcel. Desde los años 80, cuando aún era un chiquillo, ha estado luchando con sus amigos por convertir esta disciplina deportiva en lo que es hoy día en las islas, una de las que mejor nivel tiene para el numero de practicantes e instalaciones existentes. Todo un logro que le debemos a unos pocos locos por la bicicleta.

Acompañando esta pequeña entrevista, Marcel González González, 42 años (10-06-1973), natural de Tegueste (Tenerife), nos regala la vista con imágenes que en palabras suyas son: “fotos en las que he escrito algunos momentos de la historia del BMX en canarias y de momentos importantes para mi.”

El Principio, con 9 años, estrenando la bici de los reyes magos en la pista de BMX de la Placeta Tegueste

El Principio, con 9 años, estrenando la bici de los reyes magos en la pista de BMX de la Placeta Tegueste

-Tu primera bici fue,… ¿te acuerdas?

Por supuesto que me acuerdo, una Coloma amarilla, como no sabía montar dando pedales me tiraba por las bajadas, ya ves, arriesgando desde pequeño. Pero la primera bici de BMX fue cuando tenía 9 años, una Italvelo de color rojo, con el manillar en V, como las que salieron en la película de ET el xtraterrestre, era enorme para mí. Estuve 3 meses yendo cada día a verla a la tienda a través del escaparate y suspirando por ella. Fue una alegría enorme cuando los Reyes me la trajeron, venía acompañada por un casco y una equipación de BMX y recuerdo que la equipación la usaba de pijama por las noches, hasta que comenzó el calorcito y era imposible dormir con ella, ¡jajaja!

-¿En qué disciplinas comenzaste a competir y a qué edad?

Antes no había muchas carreras de BMX por aquí, mas que las que hacíamos nosotros, que además no eran federadas en ciclismo, como los son hoy en día, ya que antes el BMX tenía su propia federación, que era la IBMXF y también aquellas gymkhama que se hacían en las fiestas de los pueblos. Comencé con 9 años y, además, gané la carrera de “bicicross” que se organizó en la Padilla Tegueste, aún conservo la medalla que me dieron.

Entreno de la escuela municipal de la Laguna año 99

Entreno de la escuela municipal de la Laguna año 99

-Comenzaste en el bmx en el 88, ¿por qué el bmx y no otra modalidad?

Comencé mucho antes en esto del BMX y los motivos fueron dos: el primero es que me gustaba cuando salía por la tele el motocross y nosotros los intentábamos imitar con la bici y el segundo, y principal motivo, fue la llegada de la película ET el Extraterrestre, cuando ví la escena de la persecución final, donde los chicos iban saltando con sus bicis de BMX para escapar y llevar a ET hasta su nave, sólo deseaba llegar a casa y coger la bici para ponerme a saltar como ellos. Luego en el 88 fué cuando construimos la primera pista de BMX en Tegueste, en la Placeta, con unos planos que me había enviado Eva Pi, de la fábrica Monty en Barcelona y comenzamos a organizar carreras, de aquella manera ,y disfrutábamos desde por la mañana hasta por la noche de los amigos, del BMX y de las bicis. Luego en el 95 creamos el primer club de Canarias de BMX, el Club BMX T-Riders, que este año cumple 20 años, y la primera pista homologada de BMX en Tegueste. Más tarde, en el año 99, en La Laguna construimos la pista de BMX homologada que a día de hoy sigue estando en el mismo lugar y es una de las mejores pistas de España.

Primer viaje acompañado por otros corredores Canarios Malaga 99

Primer viaje acompañado por otros corredores Canarios Malaga 99

-¿Cuántos érais en esos primeros años y dónde competíais?

Nuestro grupo de amigos éramos como 25 y competíamos en Tegueste. También en las carreras que otros amigos de La Laguna, como Josué Barreto, organizaba en una pequeña pista que hicieron por La Manzanilla, pero más que competir, era pasar muy buenos momentos con todos los amigos. Subir a La Laguna en aquella época era toda una aventura. Subíamos por la Mesa Mota y saltábamos en la Ola y en la V, bajábamos por el montito quemado hasta la pista de la manzanilla y después de pasar un buen rato allí, nos íbamos al salto del Piti donde hacíamos competiciones de saltos.

-¿Cuál es el primer campeonato regional que recuerdas?

El primer campeonato Regional fue en el 88 en Tegueste, no estábamos muy al tanto de las normas del BMX, así que las mangas eran de 20 ó más corredores, así que te puedes imaginar las escabechinas que se daban en cada manga… ¡si sobrevivías ganabas, jajaja! Más tarde ya se fue mejorando en cuanto a las normas y organizábamos mejor las carreras.

Pista de BMX Los Laureles Tegueste año 91

Pista de BMX Los Laureles Tegueste año 91

-¿Y el primer campeonato de España?, ahí sí que debías sentirte un bicho raro…

Fue, si no me equivoco, ese mismo año de 1.988, en Miranda del Ebro, en Burgos. Era un mundo diferente, los circuitos, el nivel de los corredores y todo lo que conllevaba el BMX, es decir, las bicicletas cromadas, los pedales, los tenis Vans, las manetas de freno pequeñas, las marcas americanas, las equipaciones de BMX; todo era especial, todo tenía sus olores. Fue ahí donde iba viendo cómo se corría, cómo se organizaban las carreras, las distintas técnicas a aplicar, como los manuales, los saltos y también descubrí la rampa de salida, que aquí no teníamos y salíamos en llano…

-¿Cuál fue el resultado en ese primer campeonato de España?

Quedé el 18º, por no decir el último.

-Que te hayas dedicado sólo al bmx se debe a que ganabas, a que te enganchó la modalidad,…

No, en absoluto, en lo último que pensaba era en el resultado, al menos en esos primeros años. El BMX me enganchó como deporte, todo eran desafíos, los saltos, la satisfacción de conseguir saltarlos, el hacer una virguería cada vez más complicada y, sobre todo, porque lo compartía con mis amigos y lo disfrutábamos mucho. Fue mucho más tarde cuando comencé a preocuparme por entrenar, conseguir objetivos y resultados. Sinceramente el BMX para mí es mucho más que un deporte, es casi, una relación de amor, es mi pasión, y para muestra es que a día de hoy tengo 42 años y aquí estoy negándome a crecer para poder seguir disfrutando de él.

Con 21 años y rodeado de posters con mis ídolos

Con 21 años y rodeado de posters con mis ídolos

-¿Tienes otras aficiones a las dos ruedas aparte del bmx, tipo MTB, carretera, etc.?

Si por supuesto, de las modalidades del ciclismo me gustan todas, es más, en nuestro entrenamiento para el BMX también hacemos series de MTB y carretera. Pero también me gustan otros deportes como el Tenis y el Baloncesto.

-¿Cuando decides retirarte hace unos años por qué es?

Fue en el año 2003, acabé subcampeón de España en Élite Cruiser y creí que era buen momento. Ya no ganaba tantas carreras, cada vez costaba más estar al nivel de los compañeros, además mi mujer y yo estábamos pensando en tener hijos y había cansancio de tantos años compitiendo y organizando carreras.

Mi famoso Nac Nac en Torremolinos Málaga

Mi famoso Nac Nac en Torremolinos Málaga

-¿Pero pasados unos años decides regresar, ¿cómo surge ese regreso a la competición?

Decidí regresar, pero sólo como entrenador, en el año 2.007. Llevaba desde el 2.003 sin montar en una bici de BMX y una tarde me apetecía ir a montar. Fui al Parque de la Vega y me encontré la pista destrozada, apenas una vereda para pasar y me enojé, fue como: “todo lo luchado y conseguido para que esto esté así”. Hablé con Maite, la madre de los corredores Felipe y Jorge Alonso, y junto con ella y el OAD La Laduna volvimos a organizar las escuelas municipales, reparé la pista de BMX con los cuatro chicos que seguían montando y poco a poco se fue recuperando el BMX.

Luego en el año 2.010 quise volver a competir y tras un chequeo médico tuve que desistir por un problema cardiaco, tengo la válvula aortica bicúspide (es de nacimiento y no me lo habían descubierto antes), por lo que no puedo hacer deporte, de hecho el cardiólogo, tras ver los programas de entrenamiento que hacía, me dijo que estaba vivo de milagro. Se me vino el mundo encima y estuve tres meses que no era persona, pero para sustituir esa parte, decidí presentarme como responsable de BMX de la Federación Canaria de ciclismo, ya que apenas se hacía  1 carrera al año y porque apenas habían 7 licencias de BMX y quería cambiar eso. Al final acabamos organizando como 9 carreras al año y en los primeros tres meses como responsable ya había casi 40 licencias de BMX. Esta etapa duró hasta finales del año 2014 en la que hubo elecciones y cambió la directiva de la FCC.

Este año y tras acudir a los cardiólogos deportivos de la Clínica San Juan de Dios y realizarme muchas pruebas, me dijeron que podría competir, con un entrenamiento muy limitado y, digamos, con un motor (corazón), que en vez de ser un 2000 turbo, sería mas bien, un seat 127. Así que decidí, dentro de mis limitaciones físicas, competir hasta donde pudiera llegar. Además tengo que hacerme chequeos con los cardiólogos cada seis meses para ir controlando y que no vaya a peor.

Cumpliendo la promesa regalándole a Paloma Ferrer su cuadro GT - en la foto ella y Pablo Gutierrez campeón del mundo Junior

Cumpliendo la promesa regalándole a Paloma Ferrer su cuadro GT – en la foto ella y Pablo Gutierrez campeón del mundo Junior

-Aparte de entrenar tú, eres entrenador de los chavales del club T-Riders, ¿qué se siente cuando ves que tu trabajo con ellos da como resultado campeones de Canarias, de España,…?

No sólo soy entrenador del Club BMX T-Riders, soy monitor de la escuela de Tecnificación de BMX del OAD de la Laguna desde el año 99 y de corredores de otros clubes que me piden que les lleve sus programas de entrenamiento. Puedo decir que me siento muy orgulloso y un privilegiado, ya que siempre he tenido la suerte de ayudar a muchos chic@s a conseguir sus sueños. El talento y la dedicación lo ponen ellos y he ayudado a conseguir más de 30 títulos nacionales de Campeonatos de España y de Copas de España.

La satisfacción personal como entrenador llega cuando los vez cruzar la meta primero y la felicidad que desprenden sus sonrisas, y hace que todo el esfuerzo, la preocupación, etc.. valgan la pena. Además tengo un gran recuerdo, de haber ayudado a Paloma Ferrer a entrar en la final del Campeonato de Europa del año 2002, fue un momento muy especial para mí como entrenador, y para ella como corredora, casi entra segunda, detrás de la campeona del Mundo, pero se tocó con una rival cuando luchaban por la segunda plaza y se cayeron a 10 metros de meta. Le tuve que comprar un cuadro GT Ultravox, ya que le había prometido que si entraba en la final se lo compraba. (Un amigo, Alberto Armas, el Proty”, me ayudó económicamente, ya que era un cuadro salado y el tuvo el detalle de hacerlo).
Por otro lado el BMX no es todo competición y títulos, también entreno a chicos cuyos objetivos son simplemente practicar el deporte que les gusta, compartirlo con amigos y disfrutar mucho.

Campeonato de España La Laguna 2000 con todos los chicos de la escuela municipal

Campeonato de España La Laguna 2000 con todos los chicos de la escuela municipal

-¿Te ves ahora retirándote definitivamente de la competición o aún tienes cuerda para rato?

Como competidor no se si seguiré algún año más, debido al problema que te comentaba antes con el corazón. De momento, disfrutar este año extraordinario para mí y Dios dirá que pasará el próximo año. Lo que si seguiré es entrenando a los chicos y organizando competiciones.

-¿Cuánto tiempo hace falta para que un chaval se desenvuelva con soltura en el circuito de bmx?

Es como todo, muchos nacen con el talento innato de la facilidad técnica y a otros les cuesta mucho más. Pero habitualmente para comenzar a ser técnicamente eficiente unos tres años. No es un deporte fácil, requiere de mucha dedicación y perseverancia.

-Estamos de enhorabuena con la creación de un nuevo circuito en Adeje, ¿crees posible que se construya  algún circuito más en la isla o en Gran Canaria, por ejemplo?

Uno de mis compromisos cuando decidí coger la responsabilidad del BMX en la Federacion Canaria, fue esa, la de conseguir circuitos en otros municipios. He presentado muchos proyectos, pero como deporte minoritario y en tiempo de crisis es complicado que los ayuntamientos quieran involucrarse. Ha habido algunos ayuntamientos interesados, pero finalmente lo han aplazado, o al menos eso dicen. A día de hoy ya no soy responsable de BMX de la FCC, pero sigo trabajando de igual manera y estamos trabajando en dos instalaciones mas en Tenerife y una en Las Palmas, pero de momento, prefiero no decir nada hasta que sean una realidad.

Abanderado de España en el Mundial de Kentucky 2001

Abanderado de España en el Mundial de Kentucky 2001

-¿A qué se debe el gran nivel que tienen los riders canarios en las competiciones nacionales?

Es sencillo, siempre he tenido la suerte de entrenar a verdaderos talentos, con muchas ganas de obtener títulos y otros chicos han tenido en ellos un espejo y también luchan por conseguirlos. A partir de esa base yo sólo estoy para entrenarlos con mi experiencia y de mantener la motivación durante toda la temporada para que no tiren la toalla. Soy muy exigente en los entrenos, de 3-4 y hasta 5 horas diarias, y no es fácil aguantar todo el año así, con los estudios y demás responsabilidades. Además intento predicar con el ejemplo y entreno con la mayoría cada día.

-¿Hay algo que te hubiera gustado lograr y no pudo ser…?

Sí, por supuesto. Algún titulo a nivel internacional, pero siempre di todo en todas las competiciones que fui fuera de España y me ponía con mucho orgullo el maillot nacional.

Campeonato de Canarias año 99 estrenando la pista donde hoy esté el Parque de la Vega

Campeonato de Canarias año 99 estrenando la pista donde hoy esté el Parque de la Vega

-Después de tantos años compitiendo y ligado al bmx, ¿de quién te acuerdas, quiénes han sido los que más han influido en tu carrera deportiva?

Me acuerdo de los rivales contra los que competía, compartíamos el amor al BMX y aprendí de ellos la competitividad, la rivalidad y el respeto que había entre nosotros dentro de la pista y el valor de la amistad después de cada carrera. Además parecíamos hermanos ya que cuando ellos venían a las islas se quedaban en mi casa y cuando yo iba fuera siempre me brindaban sus casas. Me acuerdo de Cristopher Leveque, que a parte de ser mi ídolo deportivo personal, cambió el BMX con su enorme talento técnico. También me han influenciado todos los entrenadores que he tenido, ya que de ellos he aprendido todo lo que se hoy en día y también de todos y cada uno de los chicos que he tenido el honor de entrenar, han sido tantos que no te los podría nombrar, pero de todos he aprendido muchos valores.

-¿A quién quieres dar agradecimientos?

Tengo mucho que agradecer, comenzando por Antonio Díaz y Sergio Díaz, de Terrassa, que son los que primero me ayudaron y me animaron para hacer el club, la pista de BMX y a organizar la primera prueba nacional en Tegueste, la Copa de España de BMX del 96. A Chus Castellanos y Jorge Gil que me ayudaron a construirla, a todos los chicos de Tegueste que pusieron, nada más y nada menos, que un año y medio de mano de obra  para hacer la pista de BMX totalmente a mano. Al ayuntamiento de Tegueste por ser el primero en darme la oportunidad. Al ayuntamiento de La Laguna y al equipo del OAD de La Laguna por haberme escuchado cuando les presenté el proyecto en el 98 y por haber apostado fuertemente por un deporte como el BMX y mantenerlo durante tantos años hasta el nivel actual. A Eusebio Martín que era el Gerente del Patronato de Deportes de La Laguna y organizamos la primera escuela de BMX Municipal de Canarias y juntos organizamos el último Campeonato de España de BMX en julio de 2014. A Marcos y Laura por ayudarme en los primeros años que estuvimos en La Laguna, creando juntos además el Club BMX Laguna (Bicle Moon Extreme),  a Maite Rodríguez por haber tirado del carro los años que estuve fuera. A Nene y Carmita, pues sin su apoyo y trabajo para el Club T-Riders en sus inicios no hubiera sido posible. A Jose Falko, co-fundador del Club T-Riders y vicepresidente del Club. A la actual directiva, Lázaro, Pablo, María y padres del Club T-Riders que siguen luchando y trabajando a día de hoy por ser un gran Club. A GT Bicycles, a No Fear y a la tienda Marca de Santa Cruz, que fue la primera tienda en ayudarme y a patrocinarme como corredor, a César Acosta, por haberme dado la oportunidad de dirigir el BMX desde la Federación Canaria de Ciclismo. A todos los que en algún momento me han ayudado y ahora no me acuerdo. A tantos y tantos chicos que han formado parte del BMX desde el principio hasta los que están a día de hoy y, por supuesto a mi mujer, Rosy, que es quien siempre ha estado ahí,  compartiendo mis ideas, sacrificios, objetivos, logros y fracasos.

Sólo podemos añadir nuestro agradecimiento por concedernos esta entrevista, por dar a conocer un poquito de la historia del BMX en Canarias, de la que has sido privilegiado protagonista, y por los esfuerzos y sacrificios pasados, presentes y futuros para sacar adelante este deporte. Gracias y un abrazo.

[Slideshow "marcel-gonzalez-una-historia-de-amor-y-pasion-por-el-bmx" no encontrado]