Metamorfosis ciclista (I)

Metamorfosis ciclista (I)

De un tiempo a esta parte vengo observando muchas caras nuevas en la carretera, gente que se sube al carro del ciclismo, ahora que empieza el “mejor” tiempo y que el cicloturismo vive su mejores momentos. Gente nueva  que empiezan a conocer lo que es disfrutar de dar sus primeras pedaladas, sus primeras rutas o sus primeros calentones encima de la bicicleta.

Hoy me apretó  la melancolía delante del ordenador al echar la vista atrás y me puse a recordar cómo fueron las primeras mías, de cómo fueron aquellos  primeros kilómetros y de la transformación y cambios que sufre cualquiera, cuando empieza a pensar como un ciclista.

El cambio de la mentalidad

Ciclistas en la ciudad

Ciclistas en la ciudad

Cuando paseas en bicicleta sin ánimo deportivo lo haces para practicar algo de ejercicio y mantenerte un poco en forma, tu cuerpo es el que manda sobre tu mente, no tienes ningún tipo de problema en darte la vuelta en el paseo marítimo o en cualquier carril bici en el momento que te encuentres fatigado,  tu lucha es sólo física y no mental, pues no tienes que enfrentarte a retos que sometan a tu cuerpo a un gran desgaste. Pasas de ellos y punto.

Eso cambia de manera radical cuando te pasas a ser un cicloturista o, todavía más, si te da por competir. Tus desafíos poco a poco serán mayores y te tendrás que enfrentar a un desgaste tanto físico como mental, pues las distancias y los recorridos así te lo exigirán. Además la orografía de las islas en este sentido es bastantes exigente y a nada que te desplaces unos kilómetros acumularás  bastante desnivel  positivo en las piernas.

III Cicloturista Isla de La Gomera 2016

III Cicloturista Isla de La Gomera 2016

Prepárate para dicho cambio, será duro pero aguanta, no abandones a las primeras de cambio. Te aconsejo que  vayas iniciando poco a poco tu preparación, no te sometas a grandes rutas ni a exigentes planes de entrenamiento (lo cual no quiere decir que no lo tengas), pero deberás ser consecuente con tu estado de forma actual. Aquí es donde vas a comprobar la famosa frase de: “el ciclismo es un deporte duro”, no lo dudes, es verdad.

Enfrentarte a una dura rampa cuando ya vas muy fatigado es un ejercicio físico pero sobre todo mental, tu cabeza deberá ser la que no deje rendirse a tu cuerpo, que estará como loco de claudicar para que te bajes de la bicicleta. Es ahí donde se produce un punto de inflexión; conseguir vencerlo una y otra vez te llevará a ir creciendo día a día y te irás dando cuenta que cada día eres mejor ciclista.

II Cicloturista Isla de la Gomera

II Cicloturista Isla de la Gomera

No pienses que las rampas son lo más difícil que tendrás que superar, hay más factores que también influirán. Por ejemplo, si vas a practicar ciclismo en ruta, el enfrentarte a la carretera con tráfico rodado será otro momento en el que tu mente deberá aprender a controlar, en este caso  el miedo, porque joder, los  coches nos pasan  cerca, aunque con los años ni pensarás en ellos; no dejar que te bloquee será otro reto que tendrás que afrontar.

El viento es otro de esos factores. Tu lucha mental es contra un enemigo invisible que poco a poco va minando tus escasas fuerzas. Descubrirás que por extrañas razones el viento casi nunca sopla a favor, sino en contra. ¿Cómo es posible que a la ida el viento me diera de cara y ahora al regresar por el mismo lugar siga soplando de cara?, pues suele suceder, el viento cambia de dirección y a veces parece perseguirte cuando menos fuerzas tienes. Con el tiempo y el entrenamiento de acostumbrás a su presencia y puede convertirse en un aliado para mejorar tu forma física. Aprenderás a pelear con él y con los años te sabrás de memoria los tramos de carretera en los que suele ser más fuerte, reservando algo de gas para soportarlos mejor.

Al principio todo es más difícil, pero con el paso del tiempo, cuando tu mente se vaya acostumbrando al esfuerzo todo te resultará más fácil. No desesperes, persevera tu esfuerzo, irás conociendo a gente en tus mismas condiciones y todo será más llevadero.  Además no es el único cambio que tendrás, se me ocurren por lo menos dos más que amenazo con publicar, el que tiene que ver con  cambio físico y el que harás con el material que utilizas, pero eso será en otro post. Un abrazo.