Nota  rectificatoria de pedaleandoporcanarias acerca del Downhill de Tara 2017

Nota rectificatoria de pedaleandoporcanarias acerca del Downhill de Tara 2017

El pasado domingo en el Downhill de Tara se produjo un retraso a la hora de  dar a conocer las clasificaciones finales, una situación que no suele ser habitual y  que deslució bastante una prueba que hasta el momento de producirse se había desarrollado con total normalidad.

Este retraso provocó, entre otras, mi crítica en la crónica que publicamos en todas las pruebas a las que asistimos y que también se recogió en las redes sociales. Manolo Melián organizador de la misma en un acto que agradecemos, pues somos de la opinión que la crítica constructiva  te hace mejor, se puso en contacto conmigo para rectificarme acerca de algunas afirmaciones que incluí en dicha crónica y que según él, no eran del todo oportunas ni acertadas.

Manolo se mostraba sobre todo molesto por un párrafo  que nosotros incluimos que decía literalmente: “Tras el paso del último corredor por meta, aquello fue un desastre, gran número de corredores no estaban de acuerdo con sus tiempos. Algunos se enfadaron y con razón, los equipos de medición no se pudieron poner porque no había electricidad, encontramos corredores que se quejaban de los avituallamientos y las clasificaciones se prolongaron casi 2 horas todo bajo la lluvia.” Por esta razón nos aclara lo siguiente:

“Yo puse todo lo necesario para que las cosas salieran bien, no es cierto que las fotocélulas de medición  no se pudieran poner porque no había electricidad. Había compresores tanto en meta como en la salida, además tienen batería. Soy el primero que no me gustó lo que pasó en la entrega de trofeos” comentaba Manolo. Es verdad que no estuvimos en meta, dije lo de la falta de electricidad por lo comentaban los corredores sobre que los árbitros estaban tomando el tiempo a mano, ese fue nuestro error, pedimos disculpas a Manolo por asegurar una cosa que no era del todo cierta, pues aseguramos que era necesaria la electricidad para que funcionaran los equipos de medición y no es verdad.

Quisimos conocer también la opinión de los árbitros, que admitían haber cometido errores en las clasificaciones y comentaban que aunque era cierto, como decía Manolo, que había un generador de electricidad en línea de meta, este comenzó a fallar y a apagarse por lo que desistieron usarlo para introducir los datos en el ordenador, por miedo a que se les parase en mitad de la prueba. Un ordenador portátil por cierto, del año de la reconquista, con las baterías agotadas y que necesita de la electricidad para funcionar. De esa forma que los árbitros tuvieron que introducir  los datos manualmente, lo que provocó el retraso, mientras la lluvia empezaba a caer.

En fin, por no alimentar más polémica y cerrar este tema. Por mi parte pedir disculpas a la organización y a Manolo Melián por ese comentario acerca de que “los equipos de medición no se pudieron poner porque no había electricidad”, porque no era cierto y por qué él insiste en que el generador funcionaba y que fue un tema de saber cómo ponerlo en marcha. Cualquiera que nos conoce y sabe del trabajo que llevamos realizando ya algunos años sabe que no está en nuestra intención amargarle la vida a ningún organizador, sino más bien lo contrario, ayudarle. Muchas veces la diferencia está en los pequeños detalles, un malentendido en cómo funciona un generador,  una llamada aclaratoria,  una castaña de ordenador o un no andar como Sherlock Holmes investigando qué pasa en la prueba, puede acarrearte problemas, como por ejemplo a nosotros y tener que sacar esta nota aclaratoria.

Ya hemos procedido a rectificar ese párrafo en la noticia. Agradecemos la llamada de Manolo Melián y su  talante; y también  las aclaraciones que nos hicieron los jueces, pidiendo un poco de comprensión por parte de todos. Seguro que lo mismo será difícil que vuelva a pasar, estaremos todos más atentos, nosotros los primeros. Un abrazo.