Paco Cintas: “Nunca saldré a pedalear sin mi licencia federativa”

Paco Cintas es un personaje bastante conocido en el mundillo ciclista de Canarias, por lo menos en Gran Canaria. No sólo por ser  gerente de Bicicletas Canarias desde hace ya bastantes años, sino por su labor al frente del C.C. Avispero,  donde ayuda  a aficionados  que están comenzando en esto del ciclismo de carretera a dar sus primeras pedaladas, también es entrenador de ciclistas, realiza biomecánicas y así, un largo etcétera de actividades vinculadas con el ciclismo.

Sin embargo, sus conocimientos de la materia no hoy son los protagonistas de esta entrevista (tiempo al tiempo), desgraciadamente hace un par de meses Paco sufrió una caída en bicicleta de, digamos, bastante gravedad. Una caída que en sí misma no tuvo nada de especial, un descuido, un piso mojado y un aterrizaje forzoso con una caída y resultado imprevisible, seguro que os suena la situación, ¿verdad?

Presentación C.C El Avispero

Paco Cintas en la presentación del C.C El Avispero 2015

Aprovechando toda la polémica que levantó la subida de precios en la licencia federativa, y teniendo en cuenta que el protagonista tiene ya una cierta edad, quisimos conocer su experiencia con el seguro de accidentes que todos los ciclistas federados tenemos contratado con la licencia. Creemos que su opinión puede ser de interés, sobre todo para todo aquel al que, a día de hoy, la licencia de ciclismo le siga pareciendo cara e inútil…

–Te caes y en ese momento… ¿Qué? Llamáis al 112, vais por vuestra cuenta a casa, os llevan al hospital… ¿Cómo fue el traslado? Porque tengo entendido que fue cuanto menos un poco caótico.

Nada más que caer yo me di cuenta que me había “roto”, el golpe fue muy duro y cuando mis compañeros intentaron atenderme yo les dije que llamaran a una ambulancia pues estaba “roto”. Ellos lo hicieron y la ambulancia tardó más de 30 minutos en llegar. Lo cual fue doloroso y lamentable, demasiado tiempo en llegar a socorrerte…

Una vez que llegó la ambulancia, ésta vino si ningún médico o ATS, sin personal especializado para poder hacer unas primeras curas… y de primeras le dieron más importancia a los trabajos administrativos de saber quién era y si tenía licencia federativa o no, dejando como secundario mi estado físico.

Los señores de la ambulancia me preguntaron donde quería que me llevasen y yo les dije que a la Clínica San Roque que es donde mi seguro me cubre y me indica, pero al intentar iniciar la marcha me comunican que sus jefes impiden que me lleven a San Roque y que me van a llevar al ambulatorio de Arucas. Yo le explico que no pueden hacerlo pues al estar federado ellos después intentarán cobrar su trabajo y yo estoy explicando y pidiendo que me lleven a mi centro concertado.

Después de discutirlo me llevan al Ambulatorio de Arucas, sobre todo porque los dolores son ya muy fuertes y llevo más de una hora en el suelo desde que he tenido la caída y discutiendo ya no tengo nada que ganar.

Una vez en el ambulatorio me atienden a la vez cuatro señoras (no sé si médicas, ATS, o enfermeras) y tras un examen visual y de movimientos de mi brazo derecho y de mi pierna derecha me dicen que no tengo nada roto si no que es el dolor del impacto. Y me recomiendan que si los dolores siguen me tome un Nolotil. Yo les dije que la clavícula entendí que la tenía rota pero ellas me dijeron que si la tuviera rota mis gritos llegarían a Teror…

 Salí en silla de ruedas del ambulatorio y un coche de mis compañeros estaba allí recogiéndome y llevándome a San Roque poco más tarde.

Paco Cintas: “Nunca saldré a pedalear sin mi licencia federativa”

Paco Cintas: “Nunca saldré a pedalear sin mi licencia federativa”

–¿Se podría decir que todo cambió totalmente al llegar a la Clínica San Roque, ya con la licencia en la mano, diciendo que eres ciclista federado? Por aclarar que estás federado claro.

Allí fue todo muy distinto, pues rápidamente me vio un médico y unos minutos más tarde me estaban haciendo radiografías y sacándome sangre y haciéndome un electrocardiograma, etc,… Impresionante el despliegue que hicieron y la velocidad que imprimieron. Yo me quedé sorprendido de la agilidad y diligencia que imprimían en sus acciones.

Como resultado de sus trabajos tuve rápidamente un diagnóstico de fractura doble de clavícula derecha y fractura doble de la bóveda de la cadera…

–¿Y entonces  te quedas ingresado?

 Inmediatamente. Quedé ingresado, teniendo que quedarme en cama con tracción en la pierna derecha totalmente inmovilizada.

–A partir de ese momento te quedas en buenas manos… ¿Cómo definirías el trato que te dieron los días que estuviste allí?, ¿cuánto tiempo ingresado?

44 días ingresado, con un equipo de primera. Muy diligentes en sus actuaciones y con un trato muy cercano y cariñoso. Una experiencia purísima  que gracias a Dios, la amabilidad y las magníficas atenciones recibidas hicieron muy humana y llevadera esta difícil situación.

–Supongo que el tener la mala suerte de hacer uso del seguro de accidentes te hace ver las cosas de otra manera… me refiero a que este año hubo un aumento en el coste de la póliza y no todo el mundo lo entendió,  incluso hay gente que prefiere ahorrarse ese dinero por parecerle excesivo, pues son 120 euros anuales. Tú eres una persona que te gusta analizar. ¿Has hecho un cálculo estimativo de más o menos cuánto puede ser el costo de una lesión como la que has tenido tú? o ¿de lo que te hubiera pasado en la Seguridad Social si no tuvieras seguro médico?

Yo siempre fui un defensor de la licencia federativa, aunque llevo media vida pagándola y es la primera vez que la uso en la parte médica. En mi club este año se estuvo estudiando sacarse seguros paralelos a la licencia, pues muchos de nuestros socios entendía que esta licencia era carísima, pero una vez estudiada y comparada a otros seguros médicos y seguros de Responsabilidad Civil, comprendimos que tiene un justiprecio adecuado.

Calculo yo que mi cura saldrá por un costo… pues creo que en más de 20.000€, en hospitalización, tratamiento y rehabilitación.

–Entonces, basado en tu experiencia, es totalmente recomendable pagarla, ¿no?

Siempre fui un defensor de la Licencia Federativa por muchas razones y ahora después de haberla usado por primera vez, puedo decir que nunca saldré a pedalear sin tenerla.

Paco Cintas: “Nunca saldré a pedalear sin mi licencia federativa”

Paco Cintas: “Nunca saldré a pedalear sin mi licencia federativa”

–¿Cómo estas de ánimo?, ¿para cuánto tiempo tienes?

Todavía me quedan unos meses antes de poder salir a montar en bicicleta, pero creo que lo peor ya lo he pasado… ahora cada día será más fácil.

–Por acabar con un poco de humor… ¿Es verdad que Stevens anda diseñando una silla de ruedas a pedales para ti?

¡Je, je, je…!

–Pues Paco, gracias por compartir con nosotros esta desgraciada experiencia. Añade o que quieras.

Agradecer el apoyo que me dieron en los momentos más difíciles todos mis compañeros, agradecer a los amigos y simpatizantes, al personal de la clínica San Roque por su profesionalidad, su enorme calidad humana y entrega a su trabajo. Y, desde luego, no me puedo olvidar del gran trabajo que hace nuestra Federación. El Sr. Blandón y el Sr. Agustín, son un lujo que tenemos los ciclistas y cicloturistas Canarios.

Poco más nos queda que añadir a lo que dice Paco Cintas, aunque es verdad que hay lagunas, como lo del traslado al hospital, y que habrá gente que no haya recibido el mismo trato, lo cierto es que la tranquilidad que tienes al dar pedales sabiendo que tienes un seguro de accidentes que va a responder ante cualquier desgracia, no tiene precio. Si os ponéis a valorar, pensad que son 10 euros al mes, que te lo gastas en un par de cafés o de cubatas. Muchas veces gastamos pequeñas fortunas en quitarle 20 gramos a la bicicleta y nos olvidamos de que lo más importante es la persona que va encima de ella, gracias que no fue el caso de Paco Cintas, recuérdalo. Un abrazo.