Unai y la satisfacción del trabajo bien hecho

Unai y la satisfacción del trabajo bien hecho

No hay mayor satisfacción que trabajar, dejarte la piel y que un compañero remate ese trabajo. Y eso es lo que ha pasado hoy.

En la reunión antes de la etapa teníamos claro que había dos etapas hoy, la de Adrián y la del resto del equipo. El gallo tenía que ir tranquilo hasta El Sauzal y los demás teníamos que intentar meternos en alguna fuga. Por una parte podría llegar o… podríamos tener que ayudar a Adrián a luchar por el podio.

Unai Yus. 3ª etapa Vuelta Ciclista Tenerife 2016

Unai Yus. 3ª etapa Vuelta Ciclista Tenerife 2016

De salida, de Buenavista a Garachico hemos ido agazapados pero al salir por El Guincho hemos empezado a movernos. Había mucha tensión por el sprint especial y nada más pasar este se ha hecho una escapada que parecía buena. Y digo parecía, porque el Rías Baixas sólo llevaba un corredor y ha tirado por detrás.  Por delante había acuerdo pero todo el mundo tiraba a medio gas. Probicis llevaba 2 corredores, Gsport Valencia otros 2, nosotros éramos 2, Rias Baixas, Dimurol, Bambú y Procardio 1 corredor. Si a eso le sumamos que a la salida de Puerto de La Cruz han entrado 2 Rias Baixas más… se acabó el acuerdo. Empezabamos a subir el primer puerto puntuable, La Cuesta de la Villa. Antes ya habíamos subido unos cuantos no puntuables…

Tenso un poco y veo que hay gente que va justa, se para y hago un amago de ataque, que remachan los que van a disputar la montaña. Se aprieta por detrás y cuando coronamos, en el pequeño llano que hay antes de empezar a bajar decido que es momento de jugársela. Si no hay acuerdo, yo quiero jugar a ganar. Tengo la suerte  de que se viene conmigo Aitor Navarro del Dimurol, un tío con el que da gusto escaparse porque no especula. Sabe que va más justo que yo para arriba, pero no se esconde, pasa al relevo. Por desgracia para él y para mi, al poco de empezar los toboganes se queda.

Unai Yus. 3ª etapa Vuelta Ciclista Tenerife 2016

Unai Yus. 3ª etapa Vuelta Ciclista Tenerife 2016

Me siento bien, subo rápido sin ir a tope… más que nada, porque si me pongo a tope no llego ni al Sauzal. Subo los toboganes y me dejo caer hacia El Mirador de Los Ángeles antes de empezar a subir hacia El Sauzal. Al llegar al ayuntamiento me pasan el coche neutro y los jueces… mala señal. He ido regulando para intentar aguantar cuando me pillen, pero no esperaba que fuera tan abajo. Sigo subiendo y al girarme hacia atrás a mitad de subida se me caen los huevos, ¡joder!, si son  los primeros 5 de la general… Se me cae el mundo, me van a pasar por encima. Decido seguir a mi ritmo, no levantar el pie y se me van acercando… hasta que me pillan. No voy al límite, pero estos 5 están un par de puntos más fuertes que yo. Por suerte suben a ritmo, es siempre el lider quien tira, rápido pero sin hacer sangre. Aguanto con ellos y al pasar la pancarta de montaña empiezo a entrar al relevo.

No esperaba poder hacerlo y  me empiezo a crecer. Sé que el último puerto no va conmigo, yo no voy a jugarme los cuartos, así que cada vez tiro más fuerte, sin relevos, yo sólo. Me voy creciendo, por Guamasa decido que ya no voy a guardar más y llega la sorpresa.

Unai Yus. 3ª etapa Vuelta Ciclista Tenerife 2016

Unai Yus. 3ª etapa Vuelta Ciclista Tenerife 2016

Giramos a la izquierda y empezamos a bajar hacia El Portezuelo. En la segunda curva escucho a Adrián que me grita, “¡¡¡a tope que se han cortado!!!” Esto sí que es una sorpresa, ya no hay marcha atrás. Creo que no vamos a hacer nada porque yo voy con un plato de 50 dientes, pero aprieto los dientes, los huevos y todo lo que puedo y bajo lo más rápido que puedo. Llegamos abajo, giramos a la derecha y empieza a picar hacia arriba. No puedo más, no soy capaz de hacer más de 300m, me abro y le grito a Adrián, ¡¡¡a muerte!!! En un primer momento duda, no esperábamos que tuviera que arrancar desde abajo. Pero, la táctica es así, hay que variarla sobre la marcha. Le vuelvo a gritar, ¡¡¡baja 2 dientes!!!, se pone de pie y decide apostar el todo por el todo.

Me pasan 3 corredores… y el 3º de la general no pasa. Miro para atrás y lo veo a unos segundos. No me lo puedo creer, nos está saliendo. Desconecto y veo como me van pasando corredores. Me da igual, yo he hecho mi trabajo, ya sólo me queda llegar a meta y enterarme de cómo  ha terminado nuestra apuesta. Las noticias de los conocidos que están animando en la cuneta son buenas. Adrián va sólo, con más de 30 segundos y el podio está al alcance de la mano. Pero no sólo eso, la etapa también, algo que realmente no esperabamos. Me sigue pasando gente, me da igual. Me miran, no entienden que vaya sonriendo.

Llego a meta, se confirma. Cuando sueñas y luchas por algo, a veces lo logras, etapa y podium para Adrián… No podemos pedir más