Unai Yus: el ciclismo de carretera está herido de muerte en Tenerife

Unai Yus: el ciclismo de carretera está herido de muerte en Tenerife

La carretera está herida de muerte. Sólo hay carreras en Tenerife, en el resto de islas sólo cicloturistas neutralizadas y/o cronoescaladas… Y en Tenerife no pinta bien la cosa. Hace una semana se suspendía la Clásica de El Sauzal por segundo año consecutivo. Y todo porque la Policía Local de La laguna, a pesar de las múltiples alternativas que propuso la organización dijo NO Y PUNTO.

Este fin de semana teníamos la 3ª prueba puntuable de la Copa Cabildo. Y digo teníamos, porque a día de hoy no tengo claro si puntuaba o no. Realmente me da igual, pero en el Reglamento de la Copa ponía que si coincidía con un Campeonato de España no puntuaba en esa categoría… Y en esas está nuestra Federación, falta de comunicación y falta de un criterio claro. Como ejemplo la víspera, el sábado, se celebró en Moya, Gran Canaria, el Campeonato de Canarias de contrarreloj, una cronoescalada. Y la ponen la víspera de una de las pocas carreras de carretera que hay…

Toda esta chapa es para intentar justificar la pobre participación, en número, de la carrera del domingo. Allí estábamos, unos cuantos frikis a las 08:30. Y la verdad es que hay que ser friki, para liarte la manta a la cabeza para salir a las 08:30 de un sitio y terminar casi 80 kilómetros más lejos un domingo. Friki y con una familia que te lo aguante, claro… Yo tengo a bien ser un friki y tener una familia increíble que me permite mis frikadas, y ya puestos, al menos, intentar ganar, no…

Copa Cabildo Carretera 2017 Vilaflor. Foto Marcia León Vargas

Copa Cabildo Carretera 2017 Vilaflor. Foto Marcia León Vargas

Se sale rápido, bastante movimiento de salida, bastante ataques y si bien el ritmo no era excesivo, no había parones. Salgo el último por estar de charla, pero como el pelotón es pequeñito enseguida me pongo en cabeza para tener una idea de cómo se movía, quien iba por delante, etc. Después de varios ataques se juntan en cabeza Juan Mesa, del Bikronos, Isaac Morales del CC Oncedientes-Fachadas Dimurol y José Ramón Álvarez del C.C. Ciprés.

No son 3 corredores para dejar coger un tiempo exagerado. Y así lo entienden el resto de equipos. No se para, se controla la escapada. Subimos el Mirador de Don Martín a ritmo y al coronar, cuando todavía la carretera pica para arriba, arranco. Vamos a ver quién se mueve, quién sale. Jorge Hernández, Brian Guerra, Julián Gómez, José Luis Corbete, Juaquín David Martín, Juan Carlos Vera… y alguno más. Lo esperado. La carretera se sigue moviendo, no hay nada como ponerle un poco de picante a la cosa, enseguida hay voluntarios para seguir dándole movimiento. Y así van pasando los kilómetros, el juego del gato y el ratón. Los 3 de delante tampoco se exprimen, nosotros vamos por momentos, y detrás, una fila de corredores haciendo la goma, entran en el grupo y se descuelgan. Me estoy diviertiendo, estoy en mi salsa.

Copa Cabildo Carretera 2017 Vilaflor. Foto Marcia León Vargas

Copa Cabildo Carretera 2017 Vilaflor. Foto Marcia León Vargas

Hasta que llega Fasnia y Jorge y Julián atacan y sacan unos metros. Momento de ponerse serio y marcarse un buen tramo. Me pego 4 ó 5 kilómetros serios, los pillo y sigo tensando. El grupito se ha quedado en 5 ó 6 corredores, no da para mirar atrás, demasiadas curvas para ver exactamente quienes me acompañan. Pillamos a la fuga y paramos. No sé si es que no pueden o no quieren, así que vuelvo a ponerme a marcar ritmo sin ir excesivamente fuerte, por lo que el grupo va engordando poco a poco. Juan Mesa está con ganas y vuelve a probar. Se va, nadie le quiere seguir. El resto de equipos van trabajando a ratos, yo colaboro en varias fases y en un momento dado Isaac Morales arranca y se va a buscar a Juan. Dos valientes hoy, dos tíos que le están echando un par de pelotas. Saben que llegar a Vilaflor es muy difícil, pero al menos lo están intentando. Por desgracia para ellos y suerte para nosotros no llegan a juntarse. Mientras, la carrera sigue, vamos pasando a los cadetes y féminas que han salido en La Cisnera.

El ritmo, sin ser asfixiante, es picante. Y llegamos a Chimiche; 19 kilómetros de subida hasta la meta de Vilaflor. Somos varios corredores los que vamos marcando el ritmo, a ratos. Llegamos a Granadilla, cruzamos el casco y cuando llegamos al campo de fútbol el pelotón salta en pedazos. Gustavo marca un ritmo exigente, sólo quedamos 6. Paso al relevo, tenso, y veo que la gente va justa y Juan está en el punto de mira. Me ha sorprendido que falte gente como Jorge. Voy en progresión, voy tensando hasta que me decido a ponerme de pie, bajar dos piñones y arrancar de verdad. Esteban Cardona, el Colombia sale a por mí, no llega a cogerme la rueda, y poco apoco voy abriendo el huevo. Miro para atrás y veo que el grupo se une. Espero estar más fuerte que ellos y que no me pillen arriba.


Me olvido de ellos y me centro en mis sensaciones, en apretar y gestionar. Subo a gusto, me sube el pulso y las piernas responden. Voy ganando metros, llego a la Martela, he pasado lo más duro. No puedo relajarme, el final de la subida es más rápido y un grupo por detrás me puede recortar. La diferencia ronda los 30 segundos, no falta mucho, pero ya noto la fatiga y sobre todo el calor. Veo a Brian Guerra sólo intentando cazarme y a los Probicis Esteban y Leo trabajando juntos. Por fin entro en Vilaflor y puedo levantar los brazos. Otra victoria, esta en carretera…

El próximo fin de semana vuelta al XC

CLASIFICACIONES: 4o_prueba_copa_cabildo_de_ruta-trofeo_vilaflor