Unai Yus, en la 1×2 Bike Race salimos como una manada de Ñus en estampida

Unai Yus, en la 1×2 Bike Race salimos como una manada de Ñus en estampida

La 1×2 Bike Race se ha ganado una parte importante en el corazón de muchos ciclistas de las Islas Canarias por su singularidad. Correr por parejas es motivante, diferente y totalmente diferente a una carrera individual. 1×2=2 bikers disfrutado como uno solo por los montes del norte de Tenerife.

El comentario durante toda la semana hasta la víspera era el frío y la lluvia del año pasado y lo que nos podíamos encontrar el domingo. El domingo amaneció cubierto y fresco, pero terminamos teniendo un día espectacular para una carrera.

1x2 Bike Race 2017 Foto: FonsBici FonsWorld

1×2 Bike Race 2017 Foto: FonsBici FonsWorld

Me encuentro en El Ravelo, el barrio alto de El Sauzal con mis compañeros de Free Motion que la víspera me han recogido el dorsal. Preparo la bici, me pongo ropa de sobra y después de que han salido los participantes de la primera salida (parejas mixtas, chicas y no federados), me tomo un café tranquilamente con mi pareja Néstor Rodríguez. Nunca hemos corrido juntos, nos conocemos, somos compañeros de equipo pero siempre hay dudas ante una carrera así. Aprovechamos el café para charlar un poco y salimos a mover un poco las piernas. Casi sin rodar nos llaman a la salida neutralizada y subimos hasta el punto dónde se dará la salida real en unos minutos.

Nos colocan en la segunda parrilla, estamos bien colocados, y la espera hasta que terminan de llamar y colocar a todos los corredores se hace eterna. Hay tensión, buen rollo, pero tensión. El competir por parejas complica por ejemplo la salida, un punto ya delicado de todas las carreras. Tienes que arrancar, colocarte y sobre todo no perder a tu compañero.

Por fin cuenta atrás y salimos como una manada de Ñus en estampida. Normalmente yo salgo bien, sufro, pero no me cuesta colocarme en vanguardia de carrera. Pero mi compañero Néstor es un destajista, un devorador de kilómetros, un diésel de los antiguos, de los que necesitan calentar. Y aquí todo el mundo sale a muerte.  Pierdo de vista a la cabeza, me descuelgo y veo que viene en el 2º grupo. Bien, voy mirando hacia atrás y veo un corredor de Free Motion con una bici Cannondale FSI naranja. Creo que es Néstor y marco el ritmo del 2º grupo. Miro varias veces hacia atrás y el compañero de Free Motion sigue ahí… con otro. ¡Coño, error! Este es otro problema de correr por parejas, que te puedes equivocar de compañero. Los que vienen en el grupo son Alberto y Pablo, otra pareja de Free Motion.


Me dejo caer y Néstor viene solo, detrás del grupo. No pierde tiempo pero no llega a entrar; ni siquiera cuando le pincho en el orgullo y le digo que todos los del grupo andan menos que él. Me dice que poco a poco, que lo que apriete ahora no lo podrá apretar después. Sé que siempre va de menos a más, sé que recuperaremos, pero me cuesta aguantarme. Lo animo, le digo que llega una subida algo complicada y que nos van a frenar. Me dice que OK, paso a cabeza del grupo y me pongo a marcar ritmo subiendo el Salto del Naranjo. Miro hacia atrás y Néstor sigue cerrando el grupo e incluso se descuelga unos metros, así que toca regular, no lo puedo reventar. Se nos van la pareja de Bikronos y la de Dimurol Oncedientes y nos pillan nuestros colegas de verde.

Paciencia, la carrera es larga. Llega la subida de El Rincón y Néstor empieza a carburar. Dejamos atrás a la otra pareja de Free Motion y pillamos a los Bikronos y Dimurol. Néstor va más cómodo y al coronar El Rincón, dónde nos animan unos bikers disfrazados vaya usted a saber de qué, pero que nos sacan una sonrisa, empezamos a ir mejor. Lo esperado, de menos a más, de atrás hacia delante, pero ahora tocará remar de lo lindo. Nos cuesta pero conseguimos soltar a las parejas que nos acompañaban y vamos pasando a parejas de la primera salida. La pista de Torrillas la hacemos volando, y al llegar al final, justo antes del cortafuegos pillamos a Adriano Cordovés y Nano Negrín, del Loro Parque. Son la 5ª pareja. Son veteranos, pero a nosotros nos da igual, para nosotros son una pareja más a la que tenemos que intentar ganar. Subo prácticamente todo el cortafuegos montado, ventajas no de ir al límite. Si hubiera sido una carrera individual hubiera llegado más fatigado y hubiera tenido que caminar como todo el mundo. Al terminar el cortafuegos pillo a otra pareja del Loro Parque, Juani y Rubén. Son los 4º.

Cuando mi compañero Néstor llega a mi, a la vez que Adriano y Néstor le digo que están a un minuto. Aún queda subida, ya ciclable, y marco ritmo, Néstor lo da todo pero los abueletes del Loro Parque se nos pegan como lapas. Coronamos el punto más alto de la carrera y toca bajar hasta Las Lagunetas. Bajadas entrelazadas con partes llanas muy rápidas, diversión a tope. Adriano y Nano se nos van un poco bajando y les recuperamos en los llaneos y subiendo. En Las Lagunetas pasan con 10 segundos de ventaja. Tiro de Néstor lo que puedo, pero en algún sitio de su cabeza aún está el recuerdo de la caída que tuvo en enero. Y es que perder el conocimiento y pasar una noche en observación en el hospital nos marcaría a cualquiera. Esto me duele más que perder tiempo subiendo, Que me saquen tiempo subiendo lo asumo, perderlo bajando, me jode. Pero las carreras son así y está es por parejas.

Seguimos volando, la parte final de carrera es muy rápida. Vamos pasando parejas de la carrera corta y parejas que han salido en la primera salida. Los veteranos de amarillo siguen jugando al gato y al ratón con nosotros. Normalmente soy yo quien lleva la manija, pero hoy están jugando conmigo; bueno, con nosotros, que somos una pareja. Nos acercamos, los tenemos prácticamente pillados y nos encontramos con otra bajada que nos penaliza. Diversión a tope, hasta la misma línea de meta. Nano Y Adriano nos ganan por 10”. Somos 6º, otras 4 parejas nos han ganado, pero no me importa, no nos importa, hemos disfrutado como uno solo, hemos funcionado como pareja.

Para los anales quedará que Lolo de León y Jacob Reyes han vuelto a ganar la 1×2 Bike Race. Cinco ediciones, cinco victorias, son los reyes del esta prueba.