Unai Yus: jugar al gato y al ratón cansa mucho en la 4 Stage MTB Lanzarote

Unai Yus: jugar al gato y al ratón cansa mucho en la 4 Stage MTB Lanzarote

Y la fiesta terminó, porque al fin y al cabo, para los que venimos a disfrutar, La Santa 4 Stage es eso, una fiesta. La posibilidad de correr una prueba UCI a las puertas de casa y compartir parrilla de salida con auténticos cracks a nivel mundial es una gran suerte.

Y la fiesta ha terminado bien para mi, con una buena última etapa y un gran balance de las 4 etapas. He dado todo lo que tenía, no me he dejado nada y he llegado hasta donde he podido.

Se salía rápido, cómo siempre, pero los casi 90km del día hacían que llevaramos el limitador. Si juntas una prueba UCI y mucha gente con nivel,… el resultado es claro: se mejoran los tiempos de paso del año pasado el grupo de cabeza es de casi 30 corredores. Y eso facilita las cosas en algunos momentos pero en las zonas un poco técnicas y en los senderos… ¡Mmmm! Los que veníamos a cola de grupo nos comíamos unos látigos que no recordaba desde que corría carretera.

Unai Yus 4 Stage MTB photo Idunabicis

Unai Yus 4 Stage MTB photo Idunabicis

Etapa dura, larga, con bastantes tramos de arena y siempre apretando. Hasta el principio de la presa de Mala he podido mantenerme en el grupo delantero. A duras penas y en muchos casos tirando de experiencia…, porque el juego del gato y el ratón cansa mucho. Seguían pasando los kilómetros y el grupo iba adelgazando. Parecía una prueba de eliminación, siempre éramos los últimos en la zona caliente, la zona de eyección.

¡Qué agonía!, ¡qué estrés!, ¡qué sufrimiento…! Pero he llegado a pie de los 10 kilómetros de la presa en el grupo de cabeza. Empezaba la carrera de verdad, ritmo constante y a salvar los muebles. ¡He subido 5’30” más rápido que el año pasado…!  Y he sido el más lento del grupo de cabeza junto con Guerrero. Casi coronando nos pasa y nos deja Carl Friberg y pillamos a Pedro Romero, a la vez que nos pilla Jorge Silva, un portugués especialista en la Titán Desert.

Bajamos con precaución y al llegar abajo entra con nosotros Julen Zubero. ¡Carrerón el suyo!, porque se ha caído en el kilómetro 5 y ha venido remando y recuperando. Jorge Silva se pone en modo Titán y no pide ni relevos. Yo le paso alguno, más por cortesía que por fuerza. Además empiezo a tener calambres otra vez…. aunque por suerte Pedro Romero me da una barrita con magnesio y me recupero. Silva sigue a lo suyo y cuando ve a Israel Núñez a Joseph De Poortere-Emelien y a Benoit Jeanniard  los señala y nos mete un punto más.

Se va del grupo, yo dudo y para cuándo decido salir es tarde. Consigo pasar y dejar a Israel Núñez a Joseph De Poortere-Emelien y a Benoit Jeanniard,  pero no me acerco a Silva. Aprieto y aprieto pero hay más ganas que fuerza y detrás vienen dos guiris con piernas de metro y medio a relevos. Levanto el pie y hago con ellos los últimos 5 kilómetros. Por fin, meta, ¡he llegado a La Santa!, puesto 19 ° de la etapa. Sufrido, que sabe mejor…

Enhorabuena a todos los que lo han intentado, a los que lo han conseguido y gracias a todos los que animan a lo largo del recorrido. Sin esos ánimos sería un poco más difícil.