Unai Yus, primer canario en la 4 Stage MTB; casi me cortan las alas

Unai Yus, primer canario en la 4 Stage MTB; casi me cortan las alas

No creía que se pudiera ir tan rápido en una carrera de BTT, hoy parecía que estábamos grabando Fast & Furious. La pre-carrera ha sido una gozada, saludando a gente que hacía mucho que no veía y sorprendido porque me han llamado a parrilla en segunda fila. Todo gracias a los puntos de Portugal MTB Tour.

Cuenta atrás y salida real desde el Club La Santa. Ya no hay amigos, sólo rivales de lucha. Tensión, mucha, nada más entrar en la tierra porque nadie quiere perder su posición. Enganchones, algún codazo y bastantes frenazos mientras íbamos ganando metros de altura y avanza la etapa.

Por suerte la batalla no es tan cruenta como el año pasado. No hace viento, y eso, en Lanzarote es noticia. El grupo de cabeza se va haciendo más pequeño, pero sigue siendo enorme. Tanto que voy ruedo en el, con el pulso por las nubes y boqueando buscando oxígeno como un pez fuera del agua.

4 stage MTB race 2017- lead men 1st stage_photo Bob Foy

4 stage MTB race 2017- lead men 1st stage_photo Bob Foy

Pero como soy peor que un cadete y un inconsciente no se me ocurre otra cosa que ponerme 1° para entrar en la primera zona de arena. ¡Quien me mandaría a mi ponerme en plan gallo cuando no llego ni a pollito con estos animales!

Y claro, como las imprudencias se pagan, 3km más adelante se ha acabado mi alegría. Kilómetro 10 de etapa y hasta aquí he llegado, cuento los que van por delante, son 15, y varios van vacilando aún. Busco mi sitio, se me van 3 corredores, entre ellos Patxi Cía que hará primer M-30 y Sacha Webber, que el pasado domingo estaba corriendo el Campeonato del Mundo de cyclocross. Me meto en el 2° grupo, sin contar a los 3 gladiadores que luchan entre los 2 grupos. Gente de nivel como Trujillo, Carl Friberg, José Silva, David Rosa…

Intentamos organizarnos y vamos haciendo la goma con los de adelante. Se relajan, nos acercamos, alguien acelera, nos quedamos…Y todo a casi 30 km/h de media. Kilómetro 30, última subida y ya escasean las fuerzas. Nadie quiere derrochar y el grupo de cabeza desaparece, juegan en otra liga. Acabamos la subida y toca agachar el lomo para pasar un túnel con 1’50m de altura para entrar a un sendero muy pedregoso y complicado. ¡Error…! Se me va la rueda delantera y al suelo. Ni un rasguño y casi no pierdo tiempo, pero si el suficiente para perder rueda del grupo. De ahí a meta guerra sin cuartel, a tope intentando recuperar pero controlando para no pinchar y joder todo lo conseguido hasta ahora.

Al final puesto 22° y más que satisfecho. Mañana más y esperemos que mejor. Pero eso sólo lo sabremos en la historia de mañana del abuelo cebolleta.

Clasificación 1ª etapa 4 Stage MTB 2017