Unai Yus, segundo por segunda vez en la Cronoescalada Playa Santiago-Alajeró, La Gomera

Unai Yus, segundo por segunda vez en la Cronoescalada Playa Santiago-Alajeró, La Gomera

Segunda edición de la Cronoescalada Playa Santiago-Alajeró y segundo por segunda vez. Último calentón antes de la Vuelta a Tenerife, en mejor forma que el año pasado pero sufriendo igual.

Y es que una cronoescalada siempre es dura. Sólo hacerla ya te exige, es un esfuerzo en solitario y subiendo. Si además la haces a tope… pues ves las caras desencajadas que se podían ver en Alajeró.


Salía el último por aquello de ser el mejor clasificado del año pasado, y a pesar de no tener referencias porque no había coches ni pinganillos ni cosas de esas que se ven en la Vuelta a España, ver a tus rivales por delante suele ayudar y servir de objetivo.

Salimos con la fresca… así que después de un buen calentamiento, a las 19:37 me cantan el 5, 4, 3, 2, 1… y empieza la fiesta. Había pensado salir regulando, de menos a más pero en las calles del pueblo me caliento, aprieto y tiro a la basura las notas mentales. Aprieto el culo y ya veré por dónde sale el sol.


Al poco de salir, siempre, siempre, siempre subiendo llega la primera rampa dura, la que te lleva a Las Trincheras. Veo a Edi, que será mi compañero en la vuelta a Tenerife. Él corre en casa, vive aquí, en Santiago y se conoce el recorrido perfectamente. Tomo una referencia y le he comido algunos segundos. Bien.

Seguimos ganando altitud, nos acercamos al aeropuerto, otra zona dura. Voy viendo al gomero, le he recortado un poco más. Pasado el aeropuerto la carretera se abre, hemos salido del barranco a unas laderas abiertas. Sigue sintiéndose el calor pero corre algo más de aire. No molesta para la carrera y se agradece por la sensación térmica.


Seguimos pasando curvas, subiendo y sobre todo sufriendo. Sólo escucho mi respiración, mis jadeos. Eso sigue por delante, ya no consigo acercarme más. Y por delante suyo veo a Juaquin David que ha salido 3 minutos antes. Del que no hay noticias, al que no veo es a Juan Mesa, que salía con 2 minutos respecto a mi y no se ve ni el polvo. Es el favorito para hoy.

Quedan aproximadamente 4 kilómetros y Edi adelanta a Juaquin David. Los tengo a la vista, pero el gomero parece que se me va alejando. No lo parece, tengo al de Bemekis cada vez más cerca y al de Loro Parque cada vez más lejos. Adelanto, a Juaquin David y dejo de tomar referencias con Edi. Sólo queda una, sufrir hasta meta.


Alajeró está cada vez más cerca, pero no parece que vaya a llegar nunca. Adelanto a un par de corredores más, bajo 2 dientes, me pongo de pie pero no aguanto, me tengo que volver a sentar. Así una y otra vez, exprimiendo lo poco que me queda. Por fin, ahí delante veo el cartel de Alajeró. Último esfuerzo, 2 dientes abajo y de pie a arrastrar el desarrollo como se pueda.

Cruzó el arco, paro el GPS e intento coger aire. No me he guardado nada. Mesa me ha ganado y bien ganado, 1’11” y he salvado el 2° puesto con Edi y su progresión por sólo 5″. Empieza la cuenta atrás, 5 días para la Vuelta a Tenerife. Eso ya será otra cosa…