Unai Yus, sobre la Brutalbike: ¿pero de verdad tenemos que subir hasta allí?

Unai Yus, sobre la Brutalbike: ¿pero de verdad tenemos que subir hasta allí?

I XC Brutalbike… iba tan acojonado que no me pareció tan brutal, aunque tuvo una par de subidas que hacían honor a su nombre y, sobre todo, un cambio de ritmo de Jacob Reyes en una de esas subidas que quedará, gracias a los que allí estaban para grabarlo, como ¡brutal!

Madrugón para subir hasta La Esperanza, una de las zonas de Tenerife que más me gusta para practicar el montanguay. Lo de madrugar más para ir a correr que a trabajar es de frikis… Somos unos frikis, y lo jodido es que estamos orgullosos de serlo.

El Rosario Brutalbike 2016

Salida oficial. El Rosario Brutalbike 2016

09:00, salida neutralizada de la Plaza de La Esperanza y 1,1km al 12% de media por asfalto. ¡Toma!, esto es empezar a lo bruto. Salida real y Jacob mete el turbo. Menos mal que a los 150m se lo piensa y se sienta. Pero según lo hace, Enrique Romualdo González decide que hoy se quiere hacer mayor. Me alegra ver que un sub23 corre con descaro, con desparpajo y que se olvida de su trofeíto de categoría para pensar en la carrera. ¡Joder!, y ¿tenía que decidirse ahora? Roma apretando y yo con este dolor de piernas… así que de momento a rueda. Se va seleccionando el grupo con Romu, Sergio Flores, Jacob Reyes, Lolo de León y yo. Barro, pistas rápidas, pocas piedras, charcos alguna raíz humeda… diversión a cola de grupo, no estoy para más. Llega un parón y entra Yacomar¡¡¡venga, éramos pocos y parió la abuela!!! Otro que se une a la fiesta.

El Rosario Brutalbike 2016

El Rosario Brutalbike 2016

Empieza una subida un poco más dura y Sergio decide que le tocaRoma y Yacomar se quedan y ¡aleluya!, escucho resoplar a Jacob. En las 2 carreras anteriores no le escuché ni un soplido… vamos mejorando. Sergio a lo suyo y Jacob y yo a lo nuestro. Ninguno va súper, pero ninguno se queda. A veces él pierde rueda de Sergio y tapo yo el hueco y a veces es lo contrario. Para arriba y para abajo… él a lo suyo y haciendo daño, nosotros a lo nuestro sufriendo.

Y se enciende mi primera alarma, pincho la rueda delantera, escucho silbar la cubierta y veo como escupe líquido. Calma Unai, eres perro viejo, me pongo el primero y bajo un poco el ritmo, y consigo que ellos no se enteren y afortunadamente el líquido antipinchazos cumple su función y sella el agujero. Pero… los sustos siguen. Nada más dejar pasar a Sergio, que va “on fire”, se me sale la cadena. ¡¡¡Amosnomejodas!!! Primera vez desde que voy con mono plato que se me sale la cadena… y de eso hace ya 3 años. Parada express tipo cyclocross, engranar cadena, pequeña carrera, salto y a perseguir. Bien, he mantenido la calma, lo he hecho rápido y sigo teniendo a la vista a la pareja Jacob-Sergio. Pero… no todo iba a ser fácil, empieza una de las subidas duras del día. Así que poquito a poco, manteniendo la calma voy recogiendo carrete y acercándome. Es largo, pero efectivo.

El Rosario Brutalbike 2016

Unai yus. El Rosario Brutalbike 2016

Cazo y la carrera sigue el mismo guión. Parece que Jacob va un poco más justo, deja que Sergio se nos escape unos segundos y no tapa el hueco. Patata caliente… me toca tapar hueco. Misma táctica, recoger sedal poco a poco y llegamos. Las piernas duelen, pero creo que responden mejor, así que decido pasar a marcar yo el ritmo, y sin esperarlo, Sergio se queda. Inexplicable, de venir torturándonos a quedarse. Bueno, no es mi problema, uno menos. Me queda el peor, el más duro, el más correoso… pero yo ya no puedo parar. Cuando decides tensar, es para hacer daño a alguien. Preferiblemente a tus rivales… aunque a veces te lo haces a ti mismo.

El Rosario Brutalbike 2016

Unai Yus, 2º en El Rosario Brutalbike 2016

Y llega la subida de Las Helecheras. Joder, allí arriba, pero arriba, arriba, es decir, atomarporculo hay un montón de gente metiendo ruido con cencerros, gritando, animando. Sí, cojonudo, se agradece un huevo… ¿pero de verdad tenemos que subir hasta allí? Aquí está el tema brutal… Curva, contracurva, piedras, piñas, rampones y yo apretando. Escucho resoplar a Jacob, a mi me duelen las patas a morir, pero… sólo puede quedar uno, así que, hay que seguir. Llegamos a la última curva, giramos y ahí está la gente y ahí se va Jacob. Cambio de ritmo brutal, en una rampa que no sé qué porcentaje tenía pero mucho. Yo acelero, pero creo que no consigo ganar ni medio kilómetros por hora. Abajo la mirada, el lomo y aprieto los dientes. Qué no se vaya. Se acaba lo duro y seguimos subiendo. Sigo viéndolo, no está muy lejos, y empieza la bajada. No voy fino, he sufrido demasiado No puedo caerme, así que freno y Jacob se va un poco más. Lo sigo viendo, pero algo más lejos… cada vez más lejos, hasta que lo pierdo.

El Rosario Brutalbike 2016

Jacob Reyes y Unai Yus en El Rosario Brutalbike 2016

Pero la semana pasada, de la manera más dura, me recordaron que las carreras sólo se terminan al cruzar la linea de meta. Voy mejor, vuelvo a sentirme bien y vuelvo a apretar. No llego a verlo, pero si escucho ánimos de la gente a lo lejos y eso me da alas… pero la carrera se me queda corta, y la meta aparece de repente.  Ha sido una lucha dura, muy dura, pero divertida, muy divertida. Jacob me dice: “cabrón, no cortabas gas, me has apretado hasta el final… estoy hasta mareado”. Y digo, “sí… pero no te he pillado, no he apretado lo suficiente”. Detrás llega Yacomar que hoy no me ha podido pillar, Sergio Flores, con el que la carrera ha sido injusta y Romu completando el top5.

I XC BrutalBike, una carrera, rápida, intensa y divertida. Gran trabajo en esta 1ª edición, os deseo muchas más… sobre todo si la paella sigue estando tan buena, jejeje.