Unai Yus, el tercer esfuerzo no tuvo recompensa. Ultrabike Lanzarote 2017

Unai Yus, el tercer esfuerzo no tuvo recompensa. Ultrabike Lanzarote 2017

Pues faltó el número complementario para el premio gordísimo, pero no me voy a quejar, el zurrón vuelve lleno a Tenerife. No ha terminado aún la Ultrabike Lanzarote y ya estoy deseando que llegue la edición 2018. Y no es algo particular y personal, es algo comentado entre todos los corredores. Una prueba que está creciendo año a año y en la que los corredores nos sentimos mimados y queridos. Enhorabuena a todo el equipo con Félix Echeverría a la cabeza.

Tercera etapa, tercer esfuerzo pero esta vez no hubo victoria. Y no por no intentarlo, pero no era día para hacer tonterías; tocaba nadar y guardar la ropa. De nuevo los organizadores se han visto obligados a modificar la salida porque la zona de Los Ancones seguía anegada. Otra vez 4 kilómetros por asfalto subiendo, pero con más viento que ayer y con menos nervios. Todos juntos excepto Manuel Pérez, un sub23 recién pasado de junior que se la ha querido jugar de salida. Me encanta que los jóvenes le echen un par de pelotas y corran con desparpajo, así se aprende, a base de explotar.

Entramos en la tierra con Pedro Rodríguez marcando el tempo y detrás los mejor clasificados de la general. A rueda se va “cómodo”, pero si sacas el morro… la brisa marina aconseja ponerse a cubierto. Rodamos por una pista ancha pero que sólo tiene una trazada, así que todos formales detrás de Pedro al que hoy veo mejor. Grupo de 9 corredores y esto no ha hecho ni empezar y no ha habido ningún cambio de ritmo. Se nota el cansancio en todos, la verdad es que yo tampoco tengo muchas ganas de fiesta. Pero ya se sabe…, una carrera es una carrera, aunque sea de sacos y la cosa empieza a coger temperatura. Néstor Rodríguez, Manuel Padrón, Adán Alfaya y Rubén Calvo se quedan, ya somos 5. Para mi mejor, no me interesa una guerra a muerte pero tampoco quiero que el grupo sea muy grande. Menos gente, más fácil controlar el grupo. Siempre he sido malo en matemáticas, pero a esto llego.

Ultrabike Lanzarote Etapa 3 2017

Ultrabike Lanzarote Etapa 3 2017. Foto: alsolajero.com

Pruebo un poco pero las piernas aconsejan calma, aunque me da para ver que nadie va sobrado, vamos, como se dice en el argot, de la mano. Mientras, Pedro sigue con su labor de zapa, ritmo constante y a lo suyo. Para mis intereses cojonudo, van pasando los kilómetros y vamos juntos. Además va en ese punto en el que nadie se siente capaz de probar, ese punto que en la tele parece aburrido porque nadie ataca pero que cuando lo sufres en tus carnes entiendes el porqué.

Pero claro, si en carrera vas atento y cerrando un grupo ves detalles importantes. Veo que Juaquin David se corta un metro y que Pedro duda. Un chispazo para mi, allá voy, a menear el árbol a ver si cae alguna fruta más. Arranco de verdad, por sensaciones, como ayer porque hoy no tengo ni siquiera GPS prestado. Insisto, mantengo el ritmo y veo que Javi Ramos está a escasos 5 metros, Samuel Rodríguez más lejos y que Juaquin David y Pedro han cedido más. Ya no se puede especular, ni jugar ni parar, pa’lante. Javi sufriendo entra a mi rueda, coronamos y me releva. Perfecto. Nos tiramos para abajo, hacia Teguise pero con  precaución y Samuel nos pilla  al entrar al pueblo. Lo cruzamos en un callejeo bonito pero complicado, pasamos el avituallamiento que está en la plaza y seguimos.

Ultrabike Lanzarote Etapa 3 2017. Foto: alsolajero.com

Ultrabike Lanzarote Etapa 3 2017. Foto: alsolajero.com

Juaquin David y Pedro, Pedro y Juaquin David se nos han acercado en la bajada. Pero somos 3 contra 2, nos hemos ido subiendo y el aborigen Samuel nos dice que tenemos 3 kilómetros viento en contra y llanos; así que si la lógica ciclista se cumple deberíamos de aumentar la diferencia otra vez. Los 3 pasamos al relevo, a los 3 nos interesa y la lógica se cumple. Entramos en la parte más divertida y complicada del día, unos cuantos senderos entrelazados, divertidísimos pero en los que un error te pueden hacer tirar a la basura el trabajo de las dos primeras etapas. Javi y yo nos alternamos para ir marcando el ritmo. Mi ventaja con él es amplia y la suya con Samuel también, así que alegres pero con precaución. Tenemos más experiencia que Samuel y no le dejamos entrar primero a él porque esta es su zona de entrenos y nos iba a obligar a ir más rápido. Pero tampoco podemos dormirnos porque Pedro y Juaquin David  no están lejos.

Se acaban los senderos, cruzamos un túnel por debajo de la carretera y giramos a la derecha para buscar la pista  de salida en sentido contrario y con viento a favor.Nada más cruzar el túnel hay un repecho, corto, duro y un poco roto. Aprieto para no perder mucha velocidad, Javi me sigue y Samuel se corta unos metros. Y ya sabéis, en la guerra no se hacen prisioneros, así que insisto y Javi me acompaña pasando al relevo. Samuel se queda pero nos mantiene a la vista, no cede. Ojo a este tío que es su segundo año compitiendo y va muy rápido. Además es correoso, cabezón y duro de pelar. Otra vez por lógica, 2 contra 1, viento a favor, zonas rápidas deberíamos de escaparnos nosotros, pero ha luchado como un jabato, no se ha entregado y ha seguido apretando y obligándonos a Javi y a mi a relevar duro.

Cierto es que tenía otra “motivación” y es que el tándem Pedro Juaquin David venía apretándole y con ganas de hincarle el diente. Giro a la izquierda y bajada rapidísima por la cárcel hacia Costa Teguise para llegar al asfalto. Un detalle importante, hasta que punto se lo ha currado la organización que han colocado gente de protección civil y han hecho un pequeño desvío para evitar que nos metiéramos en un charco enorme a casi 50km/h.

Quedaba el sprint, la ruleta final, el embalaje como dicen en Sudamérica y ahí Javi me ha ganado la mano. Hubiera querido ganar para tener el póker, 3 etapas y general, pero Ramos lo ha evitado. Detrás, 3° un bravo Samuel Rodríguez gana el pulso a sus perseguidores Juaquin David Martín y Pedro Rodríguez. Más tarde y en un goteo  y constante poco a poco van entrando cansados, sudorosos, polvorientos y algunos magullados pero todos felices van entrando todos los finishers de esta gran carrera. A los que lo han logrado y a los que no, enhorabuena, seguro que todos estamos pensando en la próxima edición.