Unai Yus vence bajo el xirimiri lagunero en el II Trofeo Bemekis

Prometo no volver a bailar la danza de la lluvia… aunque para esta carrera no hacía falta, el divertido circuito de XC que nos habían preparado los chicos de Bemekis estaba en la Mesa Mordor… ese punto encima de La Laguna que siempre tiene una nubecilla sospechosa acechando…

Para una vez que no hay que pegarse un madrugón… madrugo, para ir a ver el circuito con calma y recoger los dorsales. Recojo a mi amigo y rival Julien De Brackeleer y nos vamos para el norte. Gafas de sol y en manga corta… hasta que llegamos a La Laguna. Adiós a las gafas y a ponerse una chaqueta al bajarse de la furgoneta.

Unai Yus II Trofeo Bemekis 2016

Unai Yus II Trofeo Bemekis 2016

El cuerpo, y sobre todo la mente, se acostumbran a las rutinas, así que recojo el dorsal y antes de ponerme a rodar hay que perder los últimos gramos. Cumplida esta importante y, sobre todo, liberadora tarea allá que me voy con Julien y Suso a darle una vuelta al circuito. Me gusta, resbala, pero sólo un poquito, es rápido pero se va a hacer exigente y 6 vueltas serán largas. Vuelvo a revisar varias veces algunos de los puntos más delicados, que están cerca de la zona de salida y meta, me cambio de ropa y a la salida.

Chispea, no llega al xirimiri de Euskadi pero moja. Esto va a estar interesante. Cuenta atrás y en el 1… algún pelirrojo del que no voy a decir el nombre, para que no sepáis de quien hablo, sale. Y claro… todos detrás. Creo que para cuando han pitado hasta los de la quinta fila ya estaban esprintando, jejeje. Salida rápida, con los Loro Parque intentando hacerme la llave 1314. Jacob, mi rival en la Copa, se pone primero; Yacomar, el campeón de canarias segundo y yo tercero, con Lolo de León, otro amarillo, a mi rueda. Lógicamente ellos tienen un objetivo, así que orejas tiesas y a rueda de Jacob.

Tira y afloja en la primera vuelta, tira Jacob, tiro yo… rápido, pero guardando cartas. Esto va a ser largo, el terreno se está poniendo delicado y las zonas rápidas del circuito no dan para hacer diferencia, al menos ahora. Hasta que… llega la segunda subida del circuito, la dura, la que lleva a meta. Me pongo delante y aprieto a tope. No por nada en especial, sino porque o lo das todo o no hay manera de subir, menuda subidita… Coronamos, lo conseguimos montados a duras penas y sólo somos dos en cabeza, Pedro Rodríguez -Vadebicis- y yo. Paso por meta y una zona divertida hasta el circuito de motos. Con mucha precaución, porque se ha puesto a llover más y patina un huevo… y la yema del otro. Queda mucho pero pruebo en el circuito de motos y la subida de mitad de trazado. Pedro sufre, o eso quiero pensar yo, pero no se queda. El parón que hizo para organizar la Barlobike le ha venido bien… está fuerte otra vez. Fuerte, joven y con hambre de victoria, un mal aliado para mí hoy.

Unai Yus II Trofeo Bemekis 2016

Unai Yus II Trofeo Bemekis 2016

Tira y afloja, echándonos unos envites pero sin llegar al órdago. Lo justo para que Yacomar no llegue a nosotros. La carrera está siendo divertida, el circuito da juego. Hasta el punto de que en una bajada noto un latigazo de la rueda de atrás y escucho a Pedro que me dice… ¡uuffff!, ¡qué pena de Go Pro, menuda librada que has pegado…! Yo sonrío y pienso… ¡serás mamón!, tú lo que quieres es que me salpique un buen bombazo. Pues no es mi intención.

A falta de vuelta y media, en la subida del torreón, al fondo del circuito, pillamos a unos doblados. Demasiados. Van en grupo y no conseguimos pasar. Pie a tierra y a correr. Aprieto, no miro para atrás porque sé que Pedro no viene pegado a mi rueda. Empieza la bajada, decido arriesgar un poco más porque no lo veo pegado a mi. No puedo mirar hacia atrás, es un sendero estrecho, patina demasiado y no hay sitios para volver la cabeza, así que me lanzo y… unas raíces mojadas me dan el alto, barrigazo elegante. Me levanto, agarro la bici, corro unos metros, salto y Pedro aún no ha llegado. Ahora sí, a darlo todo. Zona de sube-baja en sendero, a media ladera y en terreno arcilloso. Es casi imposible llevar la bici por el sitio, pero voy avanzando. Los espectadores me dicen que llevo ventaja, sigo concentrado. Repechón de la muerte de meta otra vez, patino, me bajo e intento correr. ¡Qué dolor! Pero no veo a Pedro. Queda una vuelta, no puedo cometer errores, es cuestión de ir fino y apretar donde se pueda. Sólo son 17-18 minutos de esfuerzo y concentración. Escapo un par de veces por los pelos, pero libro. Última subida… por fin, la sexta. Ya no se me escapa, victoria en el II XC Bemekis y la posibilidad de ganar la Copa Cabildo.

Al llegar a meta me entero de que Pedro ha pinchado y se ha caído, además de tener problemas con la bombona, que le hacen perder 20 minutos. El ciclismo no ha sido justo con él hoy. Segundo en meta, con constancia, Jacob Reyes, con lo que en la última prueba nos jugaremos la Copa Cabildo.

Me encantan los XC. Este podría ser más técnico, es más, sé que los organizadores querrían hacerlo más técnico, pero… para mucha gente sería excesivo y bajaría la participación.

Nos veremos en 2017… espero al menos.