5 razones para cambiar a cubiertas de 25 mm

5 razones para cambiar a cubiertas de 25 mm

Todas las temporadas las grandes firmas del mundo del ciclismo ponen ante nosotros una multitud de cambios o innovaciones tecnológicas. La gran mayoría de ellas a medio camino entre el negocio y la necesidad de ofrecer un producto nuevo a sus clientes todos los años, es decir, a nosotros. En muchos casos acompañados de una brutal campaña de publicidad que nos hacen plantear muchas veces  cambiar algo que va bien, por otro  producto con la misma funcionalidad, simplemente por el hecho de ser nuevo en el mercado. Seguro que no han sido pocas las veces que has cambiado algo de tu bici porque creías que era anticuado y te llevas una pequeña o gran decepción, al poner en tu burra esa última novedad que tanto ansiabas y que tan pobre resultado te ofrece.

Te soltamos todo este rollo porque ya están aquí las cubiertas de 25 mm para las bicicletas de carretera, en realidad hace bastante que están, y mucho nos tememos que han venido para quedarse; y como seguro que andas dudando ahora mismo entre cambiarte o no, nosotros que hemos hecho unos cientos de kilómetros con ellas te ofrecemos nuestro punto de vista acerca del cambio. Son 5 razones, a nuestro entender bastante obvias para quitarte el miedo de cambiar, además siempre podrás volver a las de 23 mm si no te gusta el cambio. ¿Quién nos lo iba a decir después de rodar muchos años en aquellas cubiertas de 19mm que eran poco más que ir subido en un palo y que mordían la cámara cada dos por tres?, ¿te acuerdas?

Adéntrate en el ciclismo de carretera con Stevens San Remo en Bicicletas Canarias

Adéntrate en el ciclismo de carretera con Stevens San Remo en Bicicletas Canarias

5 Razones para el cambio

  1. Por seguridad. Ante todo una cubierta de 25mm te ofrece más seguridad nada más subirte en la bicicleta que una de 23mm. Es curioso que apenas 2 mm más de diámetro te ofrezcan esa sensación, pero es así, una vez que miras la rueda y comienzas a rodar, la sensación que te tienes al verla más ancha de lo que estás habituado, es de confianza, y eso es muy confortable en un vehículo que no destaca por la seguridad en caso de pinchazo, como es la bici.
  2. Una mejor frenada. Lógicamente al ser una cubierta con mayor balón (ayer diámetro), la superficie en contacto con el suelo es mayor y, por tanto, la de frenada también, sobre todo se nota cuando vas tumbado en curvas, o bajando un puerto, donde la exigencia a los frenos es mayor. A nadie se le escapa, que uno de los “trucos” que tienen la bicicletas de frenos de disco que se están empezando a comercializar ahora mismo, es que todas llevan cubiertas de 25mm, porque la potencia de frenada es mayor con los discos y necesitas una mayor superficie de contacto con el suelo para frenar bien.

    Bicicleta Merida Ride Disc 5000, la elegancia de los frenos de disco en D-Route Bikes Store

    Bicicleta Merida Ride Disc 5000, la elegancia de los frenos de disco en D-Route Bikes Store

  3. Por comodidad. Sinceramente son más cómodas, tanto en su conducción como a la hora de absorber los baches, según qué carreteras transites en Canarias te serán de gran ayuda, porque aquí tenemos caminos para cabras que llamamos carreteras, todo hay que decirlo.
  4. Mejor rodadura. Este punto es la leche, porque recuerdo perfectamente todos los que éramos detractores de la cubierta de 23 cuando íbamos con 19, cuando las primeras salieron al mercado. Pero hay estudios que demuestran que ruedas al menos igual de bien con una de 25mm que en una de 23mm. Ten en cuenta que aunque la superficie de rodada sea mayor y tenga mayor rozamiento, la bicicleta es un vehículo de tracción y también te impulsa más.
  5. Mayor durabilidad. Eso es lo que cuentan los fabricantes, a nosotros nos cuesta creerlo. Sería la primera vez que se intenta introducir un cambio en el mercado para que los usuarios gasten menos, y no estoy hablando sólo de ciclismo. Pero bueno, es lo que cuentan ellos y tampoco nos vamos a poner a discutir.

Pues estos son los principales motivos por los que vemos acertado el cambio a cubiertas de 25mm, nosotros las hemos probado y creemos que merece la pena el cambio, pero también podríamos dar razones para no cambiar, como todo en la vida. Ahora tú decides, ¿a ti que te parece? Un abrazo.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola